Rubio tuvo justicia, su asesino fue a prisión tras el maltrato que ocasionó su muerte

El maltrato de animales es un secreto a voces que muchas veces esconde injustamente a personas irresponsables. Es por eso que toda una localidad se unió para defender a un pobre perrito que fue torturado hasta la muerte.
Rubio tuvo justicia, su asesino fue a prisión tras el maltrato que ocasionó su muerte

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 16 junio, 2022

La humanidad a lo largo de su evolución ha creado un sistema jurídico para lidiar con los problemas internos. Gracias a ello logramos reconocer derechos y deberes que nos hacen iguales y nos permiten defendernos ante situaciones injustas.

Sin embargo, aún queda mucho por recorrer para que esta consciencia universal de derechos proteja a todos los seres vivos. Aunque damos por sentado el amor que le tenemos a nuestras mascotas, la realidad es que existen muchas personas maltratadoras que dañan a los animalitos sin razón alguna.

Es por eso por lo que toda una comunidad quedó realmente conmocionada al enterarse de la muerte de un perrito conocido y muy querido por todos.

La crueldad humana a veces no tiene límites

Todo ocurrió en la ciudad argentina de Mar del Tuyú. Rubio, era un perrito que se la pasaba cerca de una estación de servicio y era muy querido por los trabajadores y clientes que frecuentaban la zona.

A pesar de ser callejero, todos cuidaban de él, se había ganado el corazón de toda la comunidad. Algunos vecinos afirmaban que era muy dócil y amable, siempre curioso con cada nuevo visitante a la estación.

Nadie se imaginó lo que ocurriría una noche de agosto en 2019. Un hombre llegó en una camioneta 4×4 a la estación de servicio y, según la denuncia, ató a Rubio a una cuerda y lo arrastró hasta que el animalito perdió la vida.

Al enterarse de lo sucedido, lograron dar con el paradero del maltratador y colocaron una denuncia que duró años para determinar la sentencia.

Al fin se hizo justicia

Este año, según informó el abogado Mauricio Trigo, el tribunal fijó una condena de 1 año y 6 meses de prisión para el responsable de la muerte de Rubio. Y también se logró que se le decomisara el vehículo con el que accionó el crimen.

El acuerdo dispuso además distintas normativas de conducta que deberá cumplir el acusado, así como los costos del proceso por su parte. Además, “se reconoce a los demás animales como seres sintientes y con derechos propios”, según precisó el jurado.

Este caso fue muy celebrado por toda la comunidad, como un paso más en la protección de animales. Aunque nada podrá remediar la muerte de Rubio, la comunidad decidió levantar una estatua en su honor para mostrar el apoyo a todos los animales en igualdad de derechos. 

Es lamentable que tengamos que vivir estas situaciones para poder tomar cartas en el asunto en contra de la crueldad animal. Sin embargo, el caso de este perrito logró unir a toda una comunidad quien alzo su voz a favor de los que no la tienen. Esperamos que solo sea un paso más de toda una serie de medidas que podamos adoptar en cada parte del mundo.