Perro en silla de ruedas se convierte en el guía de una zorra ciega

La amistad no tiene límites ni le importan las creencias arraigadas de que ciertos animales no pueden convivir ni ser amigos.

Última actualización: 06 enero, 2022

Un perro en silla de ruedas y una zorra ciega se convirtieron en mejores amigos y compañeros inseparables cuando de pasear y dormir se trata. Son famosos en internet, donde cada vez encuentran más y más fans. 

Jack y Pumpkin fueros rescatados por la veterinaria Ana Lapaz-Mendez antes de ser sacrificados, con quien viven ahora en su apartamento junto con otra perra. Si deseas conocer esta extraña historia de amistad, continúa leyendo. 

Jack y Pumpkin

En la casa de Ana en East Finchley, al norte de Londres, viven el perro Jack, la zorra Pumpkin y otra perra llamada Croqueta. En octubre del año pasado, Ana conoció a Pumpkin; tenía cicatrices, fracturas en sus piernas y estaba ciega en ambos ojos. 

Debido a esto, Ana decidió adoptarla. La zorra se fue recuperando lentamente de sus heridas y sus piernas volvieron a la normalidad para poder caminar libremente. 

Dos meses después de adoptar a Pumpkin, Ana adoptó a un perro llamado Jack. Este can especial no puede caminar bien debido a un tumor en su columna vertebral y por esto necesita del apoyo de una silla de ruedas para pasear y explorar el mundo.

Para Ana fue sorprendente cómo Jack le agradó tanto a Pumpkin y viceversa. Se la llevan tan bien que son casi inseparables. Por esto, ella compara su relación con la de un par de hermanos, donde Jack cuida y protege a su pequeña hermana. 

Las caminatas

Los paseos comenzaron gradualmente, Jack seguía a Ana y Pumpkin seguía a Jack. El perro era muy lento al principio, pero cada vez se ha vuelto más hábil, así que con el tiempo, se convirtió en el guía de la zorra y ella confiaba en él plenamente. 

De esta manera es como salen a caminar ahora. Pumpkin sigue el sonido y el olor de Jack y aunque a veces se desvía un poco del camino, el perro se detiene y la espera hasta que ella se vuelve a ubicar. 

Y si, por el contrario, Pumpkin se adelanta y escucha las ruedas detrás de ella, esta retrocede hasta quedar detrás de su guía para poder continuar. 

En los paseos a veces se acercan perros hacia Pumpkin, pero de inmediato Jack se dirige hacia ellos y los aleja. Aunque este perro no es un guía profesional y suele tener dificultades en las caminatas, es un gran compañero. Incluso a veces se enfadan entre ellos, como todos unos hermanos.  

Después de cada paseo, a ambos animales les encanta acurrucarse junto a Croqueta. Los dos perros y la zorra se han convertido en una compañía indispensable, pues Ana no puede estar las 24 horas del día con ellos debido a su trabajo. 

Ya te puedes imaginar toda la atención que despierta esta peculiar pareja cuando sale a caminar en el vecindario y en el parque del barrio.

En East Finchley los aman, pero además, los videos y fotos de Pumpkin y Jack se han vuelto virales en internet. Como puedes ver, no hay nada que detenga una amistad cuando es verdadera, por extraña que parezca. 

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Bear, un héroe canino que salvó a 100 koalas en Australia

Pero los perros de rescate como