Un perro quiere animar a su amigo atropellado

Virginia Duque Mirón · 22 junio, 2017

No hace mucho circulaba por Internet un vídeo es el que se veía cómo atropellaban a una mujer y nadie acudía en su auxilio. No solo eso, sino que fue atropellada una segunda vez mientras yacía en el suelo. Este vídeo indignó a muchos que se replantearon de qué estamos hechos las personas. Por suerte, los animales parecen no ser así. Lo vemos en este vídeo del perro que intenta animar a su compañero.

Son muchos los que afirman que los animales son mejores que las personas. Lo cierto es que según vemos los acontecimientos, todo parece confirmar esta teoría.

Todo lo contrario a lo que sucedió con esta mujer en China. Un perro mostró una lealtad absoluta hacia un compañero suyo después de ser atropellado. Y lo curioso de esta historia, también sucedió en China.

El perro que quiso animar a su amigo

Al parecer, estos perros eran amigos porque iban paseando juntos. Incluso se podría decir que parecían ir conversando entre ellos.

Era un día como otro cualquiera, y solo vagaban por las calles buscando algo que comer y disfrutando del aire fresco que llenaba el lugar. Sin embargo, al cruzar la calle, todo cambió en un segundo. Un segundo desafortunado para ambos, aunque uno salió más perjudicado que el otro.

Mientras ambos cruzaban una carretera juntos, uno de los animales tuvo la mala suerte de ser atropellado. Mientras, el otro salió ileso. No obstante, este último no estuvo dispuesto a abandonar a su amigo. Aun a riesgo de su vida, hizo algo que nadie se esperaba.

Volvió atrás por la transitada vía, poniendo en peligro su vida, ya que podría correr la misma suerte que su compañero, e intentó reanimar a su amigo. Se quedó acompañándole y le daba con su cabeza con la esperanza de que despertara.

El animal hace todo lo posible, lo empuja, lo lame, le ladra, lo huele y hasta le da con sus patas para intentar despertarlo. Y aunque parece no tener éxito, no cesa en su esfuerzo y entusiasmo. Al final, cuando parece que se da cuenta de que no hay nada que hacer, el animal llora desconsolado, como demuestran las leves convulsiones en su estómago.

Una historia triste pero que nos enseña mucho que podemos imitar de los animales. Su lealtad incondicional y, aunque suene raro decirlo, su “humanidad”. Sabemos que es un término relacionado con humanos, pero va más allá de eso.

El término humanidad hace referencia a una serie de sentimientos que deben salir de nuestro corazón para ayudar a otros, incluso cuando eso nos ponga en riesgo. ¿Acaso no es eso lo que demostró este perrito que quiso animar a su amigo?

Te dejamos el vídeo para que juzgues por ti mismo:

Un amigo verdadero ama en todo tiempo y en un hermano nacido para cuando hay angustia.

-Proverbio bíblico-

Más historias de lealtad sobre animales

Son muchas las historias de lealtad que te hemos contado sobre nuestros amigos los animales. Nadie puede negar los buenos sentimientos de estos.

Por ejemplo, te hablábamos sobre la historia de dos perritos que anduvieron juntos hasta llegar a un lugar en el que comer. La perrita era ciega, y su hermano estuvo junto a ella en cada momento defendiéndola y salvándola de peligros. ¿Quién dice que los animales no tienen lazos filiales? ¡Mucho más que eso!

Lo que queda claro con historias como la de hoy y algunas otras que te hemos contado a lo largo de los años que llevas leyendo nuestro blog, es que debemos aprender mucho de los animales.

Aprender a tener un corazón sin envidias ni rencor, sin odio y con empatía, echando una mano a quien lo necesite. ¿No crees que el mundo sería un lugar mejor si todos fuéramos más animales?

Fuente de la imagen: elpais.com