Perro o gato, ¿qué es mejor para mí?

Virginia Duque Mirón 31 agosto, 2015

A la hora de escoger una mascota, esta es una pregunta usual entre quienes son amantes del mismo modo de los perros y los gatos. ¿Qué debo elegir, perro o gato? Bueno, todo va a depender de tus necesidades y de qué puede aportarte cada uno de los animales.

Veamos las diferencias entre ambas especies.

Gatos

¿Gato o perro? Conozcamos a los gatos para saber si son o no para ti.

Independientes

Aunque los gatos son un tipo de animal muy cariñoso, lo cierto es que ellos son muy independientes. De hecho, soportan muy bien la soledad pudiendo estar sin compañía durante tres días teniendo el alimento necesario.

Si te pasas el día trabajando y entretenida con otras labores, no lo pienses. Entre perro o gato, el minino es tu animal.

Son menos fáciles de domesticar

maullidos gato

Dado que son felinos, esto hace que su carácter no sea domesticable. Por tanto, no puedes esperar que un gato sea obediente a todo lo que le digas, pero con amor y cariño sí puedes conseguir que no sea arisco.

Si no te importa tener un animal que no obedezca todas tus órdenes, entre perro o gato, el gato es el tuyo.

A sus órdenes

Los gatos no responderán a tus llamadas para hacerles mimos siempre que tú desees, pero tú sí tendrás que responder a las suyas siempre que ellos lo reclamen.

Si no quieres un animal que esté constantemente sobre ti en el sofá, entre perro o gato, no lo pienses: escoge al gato.

Limpios

Es sabido por todos que los gatos no necesitan salir a pasear para hacer sus cositas. Con poner una caja de arena y enseñarle una sola vez que tiene que ir allí, él lo hará. Esto evitará que tu casa huela y te ahorrará mucho tiempo y energía si trabajas demasiado.

Si tu trabajo te deja agotado y te quita mucho tiempo, entre perro o gato, el gato te facilitará la vida.

Por otro lado, ellos mismos se mantienen limpios, por eso se la pasan lamiendo y lamiendo su piel y patas. Esto también te ahorrará tener que estar lavándolos cada dos por tres.

Perros

Estos son totalmente diferentes de los gatos. Nos atreveríamos a decir que son polos opuestos. Este último recorrido por el carácter de los perros te ayudará en tu decisión sobre si debes escoger perro o gato.

Dependientes

Un perro no podrá vivir sin ti. De hecho, si te vas a la tienda de abajo cinco minutos a comprar el pan, se quedará llorando y cuando vuelvas estará al borde una taquicardia.

Si te encanta que te quieran, que te extrañen y que, además, te lo demuestren de forma efusiva, entre perro o gato, la respuesta es perro.

Fáciles de domesticar

pasear a tu perro

El perro está creado para obedecer órdenes y entender conceptos y, a veces, hasta miradas. Será fácil enseñarle a venir cuando lo llamas, a que coma a las horas que quieras, que esté en su sitio cuando debe o que no te pise el suelo mientras friegas.

Si quieres un animal obediente, entre perro o gato, escoge al perro.

Siempre a tus órdenes

El perro es un animal necesitado de afecto y con ganas de darlo también. Por ello siempre estará dispuesto a darte mimos y a recibir los tuyos. Cuando lo llames no lo pensará dos veces e irá corriendo a tus brazos, a acurrucarse en tu regazo a la espera de que lo ames y a corresponderte.

Entre perro o gato, el perro será ideal si necesitas compañía en todo momento.

No tan limpios

Un perro necesitará parte de tu tiempo para salir a la calle a hacer sus cositas, para que lo bañes y para que lo peines. No aprenderá por sí solo que en el suelo no se hacen sus cositas y no le importa salir a la calle y meterse en un charco quedándose sucio todo el día.

Si tienes tiempo para darle la atención que merece y necesita, entre perro o gato, el perro es tu animal.

Como ves, ambos animales son muy diferentes entre sí, pero los dos pueden darte compañía, risas y lealtad.

Tomes la decisión que tomes, por favor, cuida de tu mascota como merece.

Te puede gustar