Tu perro no ve tus defectos, ¡eres perfecto para él!

Virginia Duque Mirón · 24 septiembre, 2016

Las personas solemos ser muy autocríticas con nosotras mismas. A veces nos llegamos a creer tan poca cosa que incluso nos sumimos en una depresión sin darnos cuenta. No obstante, nuestros fieles amigos, los perros, tienen una visión totalmente diferente a la que nosotros tenemos de nosotros mismos. ¡Tu can no ve tus defectos!

Para que te animes y valores aún más de lo que haces a tu mascota, te vamos a explicar los contrastes entre tu visión y la visión de tu perro sobre ti.

Tu perro no ve tus defectos porque te quiere

No se sabe muy por qué. Quizá sea por el hecho de que nosotros podemos hacer muchas cosas, ya sean mejor o peor. Pero los perros no pueden hacer tantas y eso nos convierte ante ellos en una especie de superhéroes.

perro-en-nuestros-pies

No importa si la comida se te quemó, si tuviste un mal día en el trabajo, si estás triste o enfadado. Tu perro siempre te quiere con la misma energía. Y estos son los contrastes de cómo te ves tú a cómo te ve tu can.

Te ves como una persona de lo más normal, tu perro como un héroe

En muchas ocasiones te sientes tan poca cosa, de lo más normal, que incluso llegas a creer que no sabes hacer mucho o que no llegarás nunca a nada. Sin embargo, tu perro recuerda aquella vez que su cabecita pequeña se quedó atrapada entre las rejas del balcón y lo sacaste. También cuando casi se atraganta con algo y se lo sacaste. Es más, recuerda cuando aquel gran can venía corriendo hacia él para morderle y tú lo asustaste mientras cogías a tu amiguito en brazos.

¡Eres su héroe! ¿Qué importa cómo otros te vean? Ya tienes a alguien que no solo te quiere, sino que te admira y te da su amor incondicional por encima de todo.

Te ves incapaz de ser amado, él te ve como su compañero del alma

Has llegado a casa triste, ese chico o esa chica que tanto te gustaba acaba de dejarte. Pero antes de que te dé tiempo a soltar una lágrima cuando te sientas en el sofá de casa, ahí llega tu perro para lamerte por todos lados. Es como si te dijera, “Tranquilo, yo no veo tus defectos, te seguiré queriendo cada vez que entres por la puerta”.

Te regala su amor y te hace sentir amado. No importa cuánto tiempo pase, con él nunca tendrás ese temor a ser rechazado. Para él, tú eres lo más, lo único que tiene.

Te ves como un desastre total, tu perro como un súper hombre o súper mujer

Fuente: es.rbth.com
Fuente: es.rbth.com

Hoy no es un buen día. Has perdido el trabajo, se te ha quemado la comida, has dado un golpe con tu coche y tu pareja no te contesta el teléfono. Estás deseando llegar a casa y tumbarte en la cama a dormir y llorar. Aunque… ¡se te olvidaba que hay alguien en casa que no te dejará!

Porque él no ve tus defectos, para él eres independiente y genial. Puedes hacer todo lo que él cree imposible. Por eso no importa, él quiere que lo saques, que juegues con él, que le cocines algo rico, aunque se te queme, y que lo mimes.

Como ves, los perros no solo no ven nuestros defectos, sino que siempre están ahí con su alegría para animarnos. Buscan hacernos sonreír porque nos quieren. Para ellos no somos lo mejor que tiene, somos lo único que tienen y están dispuestos a amarnos y cuidarnos. Y también a algo que debemos valorar enormemente, a admirarnos.

La admiración quizá sea una virtud de las más difíciles de conseguir, pero nuestro perro está lleno de ella hacia nosotros. Una razón más para quererlos con más fuerza y cuidarlos con más esmero, porque sin duda, son lo mejor que tenemos.