Un perro fue rescatado después de caer en un río congelado en Rusia

Alba Muñiz 2 marzo, 2016

Las bajas temperaturas y las aguas que se congelan no son una buena combinación y más temprano que tarde personas y animales sufren accidentes en distintos lugares del mundo. Hoy te contamos cómo un perro fue rescatado después de caer a un río helado en Rusia.

Conoce cómo un perro fue rescatado del Volga congelado

pastor aleman

El can, de raza Pastor Alemán, fue salvado por un grupo de trabajadores que se trasladaban en una pequeña embarcación por el mítico Volga, el río más largo y caudaloso de Europa.

Por suerte para el perro, los hombres notaron que algo estaba pataleando en el agua helada, tratando de no hundirse. Cuando se acercaron, distinguieron al animal, que intentaba sostenerse a flote sobre un trozo de hielo.

Entonces disminuyeron la velocidad del barco –para evitar que el peludo terminara hundiéndose- y se acercaron lo suficiente como para tomarlo del collar y subirlo a bordo.

Si quieres ver imágenes del rescate te dejamos este video.

En los crudos inviernos rusos los ríos y lagos se congelan rápidamente. Te contamos cómo un perro fue rescatado de las heladas aguas del Volga  por un grupo de trabajadores que iba a bordo de una pequeña embarcación.

Cómo es el clima en Yaroslavl, la ciudad donde cayó el can al río helado

El hecho ocurrió en la ciudad de Yaroslavl, ubicada a unos 250 kilómetros al noreste de Moscú, justo en la confluencia de los ríos Volga y Kótorosl. Se trata de un importante centro económico que cuenta con industrias petroquímicas y fábricas de neumáticos y motores diésel.

La temperatura media anual es Yaroslavl es de 4 grados centígrados y llueve durante todo el año. Durante el invierno, las marcas térmicas pueden descender hasta los 11 grados bajo cero.

Con estos datos, seguro que animales y personas están acostumbrados a soportar el frío y a que las aguas de los ríos se congelen. Pero siempre se corre el riesgo de accidentes, que suelen ser numerosos en la zona. Esta vez la suerte estuvo del lado del peludo.

Algunos datos sobre la hipotermia en canes

El perro fue rescatado antes de que lo venciera el agotamiento y la hipotermia hiciera estragos en su cuerpo, llevándolo a una muerte segura.

La temperatura normal de los canes se sitúa entre 38,5 y 39,5 grados centígrados. La hipotermia se da cuando el cuerpo del animal no logra mantener la temperatura normal, provocándole una depresión del sistema nervioso central y afectando también:

  • El corazón.
  • El flujo sanguíneo.
  • La respiración.
  • El sistema inmunológico.

Y si bien la hipotermia se produce por lo general en temperaturas frías, como en el caso que nos atañe, también pueden sufrirla con marcas térmicas normales:

  • Los cachorros recién nacidos.
  • Las razas pequeñas.
  • Los animales que están bajo los efectos de la anestesia.
  • Los ejemplares de edad avanzada.

Una historia rusa con final feliz

Del perro rescatado del Volga se sabe que está en buenas condiciones de salud, aunque se desconocen las causas que lo llevaron a caer en el río congelado. Lo más probable es que estuviera paseando por el lugar cuando el hielo, de pronto -y como suele suceder- se quebró.

Tampoco se pudo conocer quiénes son sus dueños. Pero –pensando en el buen corazón de los hombres que lo rescataron- descontamos que ya debe haber encontrado un buen hogar en dónde olvidarse del helado Volga y pasar el resto del invierno ruso calentito y mimado.

¿Y por casa cómo andamos?

Autor: Ana Fuentes
Autor: Ana Fuentes

Si vives en zonas donde se congelan ríos, lagos y otras superficies con agua, no te prives de disfrutar el hermoso espectáculo de la naturaleza. Pero cuídate y cuida a tu mascota. Ten en cuenta estos consejos:

  • Lleva a tu peludo siempre con correa.
  • No cedas a la tentación de soltar a tu mascota para que corra sobre el hielo.
  • Utiliza ropa abrigada y gruesa para que amortigüe posibles caídas.
  •  Usa calzado adecuado para estas ocasiones. Así que nada de suelas lisas si quieres librarte de los resbalones.
  • Camina despacio, dando pasos cortos y apoyando toda la planta del pie.
  • No te distraigas. Fíjate bien por dónde caminas.

Evita accidentes y malos momentos para ti y tu perro. No tientes a la suerte.

 

 

Te puede gustar