Perritos abandonados en un refugio, se consuelan durmiendo abrazados

La mayoría de animalitos que terminan en los refugios, llegan con el corazón roto. Es por eso que surgen amistades que les cambian la vida.
Perritos abandonados en un refugio, se consuelan durmiendo abrazados

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 26 mayo, 2022

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, pero, cuando unos perritos terminan en un refugio tras un pasado lleno de maltratos y abandono, lo único que les queda es aferrarse a ellos mismos. 

La empatía de estas criaturas es tan grande que incluso pueden llegar a detectar entre ellas mismas alguna carencia afectiva. Es por eso que, cuando una pareja de pitbulls se conocieron por primera vez en un refugio, encontraron en ellos la cura para sobreponerse a su corazón roto. 

Amor a primera vista

No hay mejor forma de superar un pasado tormentoso que compartiendo con alguien que te entienda. Por eso, cuando esta parejita de pitbulls se conoció, enseguida crearon un vínculo especial dentro del refugio.

Todo sucedió en un centro de acogida llamado Pima Animal Care Center, en Tucson, Arizona (Estados Unidos). Jukebox, el macho, llegó al refugio luego de que vecinos reportaron a un can perdido por la zona. Un mes después, llegaría la hembra, llamada Agatha.

Agatha fue entregada por sus dueños, llegaron al refugio afirmando que ya no podían hacerse cargo de ella. Ambos cachorros fueron presentados y surgió una amistad que conmovió a todo el equipo dentro del centro de acogida.

A pesar de tener cada uno su propio espacio, preferían dormir juntos en una pequeña camita. Ambos se abrazaban y parecían estarse consolando, habían encontrado refugio uno en el otro. 

“Pero con estos dos, no se conocían. Se conocieron en una guardería un día y desde el segundo en el que se miraron se volvieron inseparables”, comentó Kristen Hassen-Auerbach, directora de servicios para animales.

Una nueva misión

Cuando los perritos fueron rescatados, sabían que era solo el primer paso para ayudarles a recuperar su vida. Estarían bien cuidados y atendidos mientras llegara una familia que los adoptara para brindarles todo el amor que se merecen.

Sin embargo, con esta parejita, la misión era especial: debían encontrar una familia adoptiva dispuesta a llevarse a los dos. Su amistad era tan única que separarlos era casi una crueldad. Por eso el refugio tomó la iniciativa de fotografiar esta hermosa amistad y compartir su historia en redes sociales, con la esperanza de encontrar a la familia indicada.

“Simplemente no podemos decidirnos a separarlos, por lo que esperamos con toda esperanza poder encontrar un hogar para ellos, juntos. Porque los dos están destinados a serlo”, comentó uno de los voluntarios de Pima Animale Care Center.

Lo que no sabían era que la publicación se volvería viral. Todos quedaron conmovidos con la linda amistad que surgió entre estos cachorros. Tan solo transcurrieron dos semanas para que por fin llegara una familia dispuesta a llevarse a estos hermanos del alma y vivir juntos una nueva etapa.

Ahora sabemos que esta amistad crecerá y hará feliz a su nuevo hogar. Compartieron juntos su peor momento y ahora disfrutaran de su nueva familia, ¡en las buenas y en las malas!