Un perrito se cuela en una media maratón y queda en séptimo lugar

Virginia Duque Mirón · 26 febrero, 2016

Los perros nunca dejan de sorprendernos y cada vez nos dan nuevas historias que contar. Este es el caso de Ludivine, una perrita que hizo algo excepcional, ¡se coló en una media maratón! ¿La terminaría? Estamos seguros de que te encantará conocer su aventura, por eso te la contamos.

¿Qué es una media maratón?

Autor: Eduardo Millo
Autor: Eduardo Millo

Es una prueba de resistencia física para la que los corredores se han preparado durante meses, e incluso años. Es diferente de una maratón en la distancia recorrida. En una maratón completa, se recorren 42 kilómetros o 26,2 millas, mientras que en una media maratón, solo la mitad.

Las medias maratones pueden ser independientes o pueden formar parte de una maratón completa. Los participantes pueden unirse a la mitad, aunque harán una ruta alternativa, pero que cubirá las 13,1 millas o 21 kilómetros correspondientes. Obviamente no tendrán opción a los mismos premios que aquellos que han hecho la maratón completa, sino que se puntuará de manera independiente.

Por otro lado, las medias maratones que forman parte de maratones hacen que estas tengan mayor afluencia de personas haciendo un poco más incómoda la situación. Ya que estamos contándote todo esto, si un día quieres participar en una sin mucha afluencia de gente, escoge una maratón completa sin opción a una media maratón.

Ludivine y su infiltración en la media maratón

Como es obvio, cuando hablamos de los participantes de una media maratón, nos referimos a personas. Lo que nadie podría imaginar es que alguna vez un can se atreviera a participar en una. ¿Qué motivó a esta perrita a hacerlo?

Ludivine es una perrita mezclada con sabueso. Tiene dos años y medio y mucha energía, como demostró. Su dueña siempre la sacaba a su jardín para que hiciera sus cositas, pero ese día, ese día Ludivine vio algo que atrajo su atención.

Su dueña no podía imaginarlo, pero Ludivine tenía un plan mejor que solo permitir que alguien la viera hacer sus necesidades. Vio como un gran grupo de personas iban de forma rápida caminando, ella no sabía dónde, pero algo en su interior la hizo unirse al grupo.

Ludivine no podía imaginar dónde se estaba metiendo, nada más y nada menos que en la Trackless Train Trek Half Marathon de Elkmont (Alabama) que se celebró en enero de este año.

No tenemos ni idea cómo Ludivine lo hizo, pero supo perfectamente colocarse en la línea de salida y no moverse hasta que escuchó el “¡Go!”. 

Y no solo eso, consiguió terminar la media maratón, las 13,1 millas en un tiempo casi récord: en 1 hora y 32 minutos con 56 segundos llegando en séptimo lugar. Y eso sin contar que, según han afirmado algunos corredores, Ludivine se detuvo en el camino varias veces paara holisquear un conejo muerto, para investigar un arroyo y en otra ocasión, que pareció desaparecer, posiblemente buscando un poco de intimidad para hacer sus cositas.

El asombro de su dueña

perro labrador

Lo cierto es que si no hubiera sido pr esas paradas, es posible que Ludivine hubiera ganado con diferencia a todos los otros corredores.

Su dueña no puede salir del asombro. Cuando vio como Ludivine se unió a la media maratón, le preocupó un poco que el tumulto de gente la asustara y pudiera salir corriendo hacia algún lugar en el que se hiciera daño. Pero cuando vio lo cómoda que se sentía la dejó y la siguió hasta la línea de meta para ver qué hacía. Y allí mismo la esperó.

“Jamás pensé que terminaría la carrera, ella es muy perezosa”, dijo la dueña.

Pues para ser perezosa, casi se lleva el primer premio. Sin duda Ludivine nos ha dado una lección a todos. La perseverancia y el deseo de hacer algo saca lo mejor de nosotros haciéndonos llegar a desarrollar cualidades que creíamos inexistentes. ¡Bravo Ludivine! Y gracias…

Fuente de la imagen principal: www.publimetro.com.mx