Perrito rescatado, no quiere soltar la mano de su nuevo papá

Un perrito fue rescatado y le demostró a su humano que amaba tener contacto con él. ¡Conoce la historia!
Perrito rescatado, no quiere soltar la mano de su nuevo papá

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 09 febrero, 2022

El abandono tiene múltiples consecuencias negativas para los animales. Pues, les queda latente la sensación de que en cualquier momento les pueden volver a hacer daño.

Sin embargo, cuando se vuelven a encontrar con una persona que se encarga de brindarles todo su cariño, demuestran un agradecimiento inmejorable. Esto debido a que valoran que les ayuden a sanar sus heridas más dolorosas.

Así ocurrió con Stanley, un adorable perrito que al momento de ser rescatado conoció al mejor amigo que le permitió volver a ser feliz. A continuación te compartimos todos los detalles de esta hermosa historia.

El vínculo entre el perrito rescatado y su nuevo amigo

Sam, el nuevo gran amigo del perro, es un hombre que se dedica a pasear a los perros de un refugio. De esa manera, en uno de sus días de trabajo conoció al cariñoso Stanley.

La conexión entre los dos fue genuina e inmediata. Por esa razón, Sam tomó la decisión de adoptar a Stanley para brindarle el hogar amoroso que se merecía.

De ese modo, desde el primer momento el perrito creó un vínculo especial con su amigo. Pues, siempre colocaba su pata encima de él.



Así, con este acto especial le comunicaba que estaba dispuesto a convertirse en su compañía inseparable. Asimismo, que a su lado se sentía seguro, amado e importante.

A causa de ello, siempre que Sam iba conduciendo le ponía la pata encima para decirle que estaba pendiente de él. Además, para poderse sentir tranquilo y disfrutar de la travesía que estaban viviendo.

Stanley, el perrito rescatado

De igual manera, el perrito rescatado duerme junto a Sam y durante toda la noche le pone la pata encima de su cuerpo. Aparte de ello, si el hombre se mueve, él se vuelve a acomodar junto a él para no dejar de tener contacto en ningún momento.

Es así como se puede inferir que el perrito adquirió ese comportamiento para evitar que lo vuelen a abandonar. No obstante, también es una muestra de decirle a Sam que confía en él y se siente bien cuando están juntos.

A raíz de esa situación, hoy en día Sam y Stanley disfrutan del día a día teniendo un contacto estrecho. Además, siendo compañeros inseparables de viajes y nuevas experiencias.

Stanley, el perrito


Reflexión final

Esta historia demuestra dos conclusiones, una preocupante y otra conmovedora. En primer lugar, es la contundente evidencia de que los perros que sufren algún tipo de maltrato quedan con un miedo inminente de que les vuelva a ocurrir algo similar.

No obstante, también le demuestran una gran incondicionalidad a las personas que le cambian la vida. Pues, están dispuestos a brindarles la misma protección y amor que ellos les manifestaron desde un principio.

Te podría interesar...
Brinsks, un perro que sonríe desde que fue rescatado
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Brinsks, un perro que sonríe desde que fue rescatado

Todos los que conocen a Brinsks, el perro que sonríe, afirman que cualquier persona que piense que los pitbulls dan miedo, tendría que conocer a Br...



  • Londoño, M., Lemos, M. y Orejuela, J. (2018). Impacto de la adopción de una mascota en las percepciones de bienestar físico y emocional. Revista de Psicología Universidad de Antioquia, 10(2), 53-74.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.