Perrito quedó atrapado en el fondo de un desagüe sin esperanza de ser rescatado

La vida nos regala segundas oportunidades presentadas en forma de coincidencia. Así pasó con este perrito que, tras quedar atrapado en un canal, ya se daba por perdido.
Perrito quedó atrapado en el fondo de un desagüe sin esperanza de ser rescatado

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 10 mayo, 2022

Muchas veces la vida nos hace enfrentar situaciones que permiten que lleguemos a tocar el fondo. Sin embargo, siempre habrá luz al final del túnel y así lo experimentó un perrito que, tras quedar atrapado en un canal de desagüe, había perdido las esperanzas de salir por su propia cuenta. 

Todo comenzó cuando un grupo de artistas urbanos decidieron salir en sus tradicionales aventuras por zonas poco comunes para encontrar grafitis o pinturas a las que pudieran fotografiar. Mientras recorrían algunos rincones de los paisajes de Oakland, California (Estados Unidos), decidieron desviarse por un canal pluvial en búsqueda de arte callejero.

Michael Vargas es uno de esos artistas que prefiere desviar la mirada y centrarse en los lugares más ignorados para encontrar belleza inesperada. Fue justo en una de esas aventuras donde encontraría algo que robaría su corazón de por vida. 

Mientras hacían una parada por el canal, para capturar fotografías, Michael quedó sorprendido cuando su novia escuchó algo inusual. 

“Estábamos pasando el rato por un segundo cuando escuché a mi novia decir: ¡Santo cielo! ¡Un perro! Pensé, ¿Un perro? Me quedé impactado. No podía creerlo. En esta pequeña área de desagüe lateral, estaba este pequeño perro blanco. Estaba atrapado”, dijo Vargas.

Enseguida Michael supo que debía rescatarlo, no sabía cuanto tiempo llevaba atrapado por lo que debía actuar de inmediato. Aunque le costó más de una hora ganarse la confianza del perrito para poder acercarse y tomarlo, finalmente logró tenerlo entre sus brazos para poder llevarlo a un veterinario.

Aún se desconoce la razón del paradero del pobre perrito. Sin embargo, el veterinario le informó a Michael que el perrito había sido víctima de maltratos en el pasado y que de haber llegado más tarde, tal vez no hubiera sobrevivido. Michael felizmente se encargó de costear el tratamiento de su nuevo amigo e investigó para encontrar a su posible familia. 

“El médico especuló que pudo haber sido abusado. No había chip ni identificación. Llamamos a refugios. Revisamos objetos perdidos y encontrados, pero no hallamos nada”, aseguró Michael.

Tras notar que no había nadie interesado en encontrarlo. Michael decidió convertirlo en un miembro especial de su propia familia y le regaló el nombre de Rusty. “Después de todo, decidimos amarlo. Es nuestro. Está unido a mí. No sé cuál fue su pasado, pero estoy tratando de mejorar su futuro. He estado haciendo esto durante 12 años, y esta es la aventura más loca que he tenido hasta ahora. Nunca he salvado una vida. Obtener su amor a cambio es tan gratificante”.

Ahora Michael no ve la hora en la que Rusty pueda recuperarse y acompañarlos en sus aventuras artísticas. Una vez que tenga todas sus vacunas se convertirá en su fiel acompañante. Mientras tanto, está en casa disfrutando como un rey.

Michael está seguro que el amor por el arte y por los lugares abandonados le dieron la oportunidad de conocer a su mejor amigo. Es por eso que está empeñado en brindarle todo el amor que se merece y que tal vez nunca le ofrecieron.