Perrito extraviado no puede disimular su felicidad al reencontrarse con su humano

Incluso los perritos más profesionales se rinden ante sus emociones cuando por fin se reencuentran con sus dueños.
Perrito extraviado no puede disimular su felicidad al reencontrarse con su humano

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 23 julio, 2022

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. Estas increíbles criaturas se han convertido en nuestros más fieles compañeros y han adoptado diferentes funciones en nuestra sociedad.

Ya sea como cuidadores de ancianos, apoyo emocional, guías para discapacitados, policías e incluso rescatistas, los perritos ponen todo su potencial para ayudarnos. Y, aunque pasen décadas junto a nosotros, aún seguirán emocionándose con cada reencuentro, esperando siempre una muestra de afecto y aguardando pacientemente nuestro retorno a casa.

Así sucedió con un perrito de raza pastor alemán que, en su entrenamiento como rescatista, se extravió en un bosque y tardaron 7 días para conseguirlo. 

El amor nunca se rinde

Su dueño y encargado, el agente Mike Wakefield, se encontraba entrenando a su compañero canino en Tararua Ranges en Nueva Zelanda. Su grupo de agentes suele entrenar a estos perritos simulando una misión de rescate para que ellos encuentren la pista y les indiquen el lugar donde se encontraría una posible víctima. 

El problema es que Thames, su cachorrito de 3 años se perdió intentando encontrar el regreso hacia su grupo. Aunque estos canes están entrenados para mantener la calma durante estas situaciones, la preocupación de su cuidador aumentaba con los días. Mantenerse tanto tiempo en la intemperie y sin alimento podría ser mortal incluso para un cachorro entrenado. 

Durante 7 días y 7 noches, las autoridades de Nueva Zelanda no cesaron la búsqueda para dar con el paradero de su miembro de cuatro patas. Mike y un equipo conformado por 6 personas exploraron la montaña hasta encontrar la pista que los acercaría a Thames.

Un reencuentro de película

El equipo de Mike halló una huella fresca en el barro y dedujeron que el perrito se encontraba cerca. 

Una vez que lo encontraron, Thames obvió todo su entrenamiento canino y se lanzó hacia su cuidador para demostrarlo lo mucho que lo había extrañado. Se notaba la felicidad del cachorro al encontrar a su amigo y su equipo, conmovido, comenzó a grabar el tierno reencuentro.

Ambos se dejaron tumbar sobre el suelo para demostrarse su afecto y Thames estuvo muy feliz de poder compartir un salami que le había traído el equipo. 

¡El perrito rescatista fue rescatado!


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.