Perrito ciego logra calmar su ansiedad gracias a que sus rescatistas le dieron un maniquí para que estuviera cómodo y feliz

Descubre cómo es que este perrito ciego logró calmar su ansiedad por separación en los brazos de un maniquí.
Perrito ciego logra calmar su ansiedad gracias a que sus rescatistas le dieron un maniquí para que estuviera cómodo y feliz

Última actualización: 02 abril, 2023

Un perrito ciego de 10 años llegó a Vintage Pet Rescue con un grave problema de ansiedad por separación. No podía permanecer solo ni un solo momento. Considerando que los rescatistas, Kristen y Marc, no podían dedicarse a él de tiempo completo, tomaron la decisión de dejarlo junto con un maniquí que le diera el apoyo que necesitaba.

Queremos contarte todos los detalles detrás de esta hermosa historia, incluido el cómo su vida cambió con la adopción.

Bill es un perrito ciego que fue rescatado a los 10 años

Bill es un perrito ciego que llegó a Vintage Pet Rescue a la edad de 10 años. De inmediato, los fundadores del lugar, Kristen y Marc Peralta, supieron que tenía ansiedad por separación. Este trastorno emocional eleva los niveles de estrés de los animales cuando se encuentran solos, para calmarse requieren de un humano a su lado.

Al identificar esto, sabiendo que no podían dedicarse de tiempo completo a él, trajeron un maniquí de tamaño real que tenían guardado. Aunque tenían sus dudas, la idea fue exitosa y el perrito encontró refugio en el muñeco de tamaño real, cuando estaba con él, no les pedía a sus cuidadores que lo mantuvieran cargado todo el tiempo.

Además de calmar al perrito ciego, el uso del maniquí le brindaba a los fundadores de este centro de rescate el espacio suficiente para atender a los otros animales que cuidaban. “Obviamente, nos encantaría poder sostener a Bill todo el día, pero siempre hay mucho por hacer aquí en el refugio. Mientras esté cómodo y feliz, eso es todo lo que importa“, dijo Kristen a The Dodo.

Shorty fue un perrito de la pareja que inspiró el uso del maniquí

El maniquí fue el apoyo del perrito ciego y de otros canes que llegaron al reugio en situación de ansiedad.
El maniquí fue el apoyo del perrito ciego y de otros canes que llegaron al refugio en situación de ansiedad.

Aunque parezca novedosa la idea de usar un maniquí real para brindar consuelo a un perrito ciego y anciano, él no fue el primer beneficiario. Según detalló Kristen, ella y su pareja tenían un pug anciano llamado Shorty, el cual se sentía demasiado triste cuando ellos se iban.

Por ello, Joanne MacManus, la madre de Kristen, tomó una camiseta de Marc, vistió al maniquí llamado FARC y lo dejó junto al canino, ahí terminó su total tristeza. A partir de ese momento, el maniquí fue usado como terapia para los perritos que llegaban en las mismas condiciones de ansiedad.

“Pensamos que sería una oportunidad divertida para tomar una foto al principio. ¡Pero realmente funcionó, y a los perros les encantó! (…) Es realmente increíble cómo reaccionan los perros”, concluyó Kristen.

Finalmente, Bill fue adoptado por una familia que quedó totalmente enamorada de él y lo llevó a casa. El perrito ciego tuvo que dejar a su amigo maniquí para que cuidara a otros canes, mientras él recibe el amor real y verdadero.


Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.