Perrita superó una vida de sufrimiento, ahora lo único que quiere es dar y recibir amor

Una perrita callejera fue encontrada debajo de un automóvil horrorizada por una historia de maltrato que le dejó marcas de por vida.
Perrita superó una vida de sufrimiento, ahora lo único que quiere es dar y recibir amor

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 10 mayo, 2022

,Los perritos definitivamente son una de las criaturas con el corazón más noble que puedan existir. Estos seres son capaces de regalarnos su amor y lealtad sin condición alguna, aún cuando tengan razones para desconfiar de nosotros. 

Todavía es increíble pensar que existen personas capaces de abandonarlos o, incluso peor, hacerles daño. Así pasó con Lilac, una hermosa perrita mestiza rescatada por un grupo de rescatistas en Atlanta, Georgia. La canina se encontraba malherida y su único refugio era ocultarse debajo de un carro esperando a que no hubiera nadie para poder salir a buscar alimento.

A pesar de estar muy lastimada, Lilac se mostró muy dócil y amable cuando los rescatistas intentaron llevársela. Era como si supiera que por fin se había topado con las personas correctas. Los voluntarios de Second Chance Rescue NYC Dogs, trasladaron a la perrita a la clínica veterinaria donde fue atendida de emergencia.

Luego de examinarla descubrieron la triste historia de maltrato y abandono que escondía Lilac detrás de sus heridas. Tenía fuertes lesiones en las patitas, la mandíbula rota y algunas heridas en su pancita. El veterinario indicó que Lilac pudo haber sido golpeada antes de terminar abandonada en las calles. 

“Hay un camino por recorrer a su lado y tiene mucha voluntad. Hay algo especial en esta pequeña sobreviviente. Es tan dulce y hermosa”, dijo Second Chance Rescue NYC Dogs.

Lilac tuvo que pasar un duro proceso para poder recuperar por completo su salud. Sin embargo, su estado de ánimo nunca se vino abajo y lo demostró batiendo su colita, haciéndoles saber a todos lo agradecida y contenta que estaba.

Tras una operación en la que tuvo que despedirse de una de sus patitas, Lilac por fin estaba lista para dejar atrás todo ese oscuro pasado. Los doctores intentaron salvar su patita pero estaba muy lastimada, la buena noticia es que Lilac es tan feliz ahora que dudan incluso que haya notado la diferencia.

“Ella es el tipo de perro que requiere que respires profundamente, te sientes y reconozcas la conexión que puedan tener mutuamente. Ha pasado una vida de tristeza y terror, pero todavía quiere amar, y ser amada y conectarse emocionalmente con alguien”, aseguró uno de los voluntarios del refugio.

Ahora Lilac está en la espera de una familia que le brinde todo el amor que se merece. El trabajo de las fundaciones y voluntarios es tan importante para estas criaturas. Es por eso que siempre debemos promover el amor, la empatía y la responsabilidad para evitar que estas criaturas caigan en manos de personas irresponsables.