Perrita que retenía líquidos en el estómago, recibe la ayuda que tanto necesitaba

Esta perrita callejera padecía una grave enfermedad, pero fue rescatada y hoy en día está curada del todo. Descubre la historia.
Perrita que retenía líquidos en el estómago, recibe la ayuda que tanto necesitaba

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 29 mayo, 2022

Los perritos callejeros están expuestos desde el primer momento a inclemencias y al impedimento de poder satisfacer sus necesidades más esenciales. Por lo tanto, no solo tienen heridas emocionales complejas, sino que desarrollan enfermedades de alta gravedad.

Lo más triste de todos es que muchos transeúntes los ignoran, aunque se den cuenta de que su estado es realmente preocupante. A causa de ello, los perritos tienen que convivir con un dolor que cada vez es más intenso y difícil de soportar.

Tal como le pasó a una perrita sin hogar que se encontraba batallando contra un padecimiento realmente preocupante. Sin embargo, afortunadamente pudo ser rescatada por una persona de buen corazón.

En este artículo te contamos todo lo que sucedió en esta historia. ¡No te la pierdas!



El difícil estado de salud en el que se encontraba la perrita

Una perrita callejera estuvo varios años deambulando en las calles, en medio de la miseria y la falta de atención. Debido a esa situación, desarrolló una enfermedad que evolucionó hasta una de las etapas más críticas.

Pues, aunque tenía un claro signo de alarma que era que su estómago se ponía cada vez más abultado, las personas que pasaban por su lado creían que se debía a un embarazo. En consecuencia de ello, continuaban con su camino y no le brindaban ningún tipo de auxilio.

No obstante, un transeúnte se la encontró y se percató de inmediato de que el tamaño de ese vientre no era normal. Además, analizó que la mirada cabizbaja y triste de la perrita indicaban que le ocurría algo preocupante.

Por tal razón, se contactó con una organización de rescate y les hizo saber el difícil estado en el que se encontraba la canina. De esa manera, los trabajadores de aquella entidad pudieron llegar al lugar de los hechos y hacerse cargo del animal.

La perrita que retenía líquidos.

El rescate de la perrita callejera que retenía líquidos estaba sufriendo

En el instante en el que los rescatistas visualizaron a la perrita, se dieron cuenta de que en verdad el tamaño del vientre era muy extraño. A raíz de ese panorama, la trasladaron hasta su sede de trabajo para concluir qué era lo que le sucedía.

Fue así como le realizaron una serie de exámenes detallados y hallaron que efectivamente la canina no estaba embarazada, sino que padecía una enfermedad llamada ascitis. Por ese motivo, tenía una gran cantidad de líquidos retenidos en su estómago.

En vista de ello, le comenzaron a efectuar un tratamiento estricto para remover toda esa cantidad de líquido de su vientre. Pues, esa condición le causaba un dolor intenso, le impedía respirar bien, le perjudicaba el apetito y le imposibilitaba caminar.

De ese modo, durante el primer día lograron drenarle más de 10 litros de líquido de su vientre. Además, a lo largo de la semana le programaron varias sesiones adicionales para terminar de extraer toda la cantidad restante.

Así, los especialistas encargados consiguieron que el vientre de la perrita que retenía líquidos volviera a estar en el tamaño normal. No obstante, en ese instante se dieron cuenta de que su labor aún no podía terminar.

La perrita en el veterinario.


Las otras dificultades que atormentaban a la perrita

Después de extraer todo el líquido que se encontraba en el estómago, la perrita quedó en los solos huesos. Por lo tanto, los rescatistas se percataron de inmediato de que tenía un grado de desnutrición avanzada.

Debido a esa situación, le comenzaron a brindar la cantidad de alimento que requería para mejorarse. Así mismo, la llenaron de mucho amor para que su recuperación pudiera ser mucho más satisfactoria.

En consecuencia de esa ayuda veterinaria, la perrita no solo ha ganado peso, sino que superó del todo la enfermedad que le hacía retener líquidos. A causa de ello, hoy en día puede acostarse tranquila y vivir sin dolor.

Además, Fufy, nombre que ahora tiene la perrita, ha podido conocer lo que se siente ser amada porque los rescatistas siguen a cargo de ella. Sin embargo, se espera que en el próximo tiempo pueda conseguir una familia que la llene de cariño durante toda la vida.

Pues, el objetivo final es que de ahora en adelante pueda tener una vida en la que se sienta feliz, protegida y comience a olvidar todas las pesadillas del pasado.

Te podría interesar...
A nadie le importaba su dolor y era el “hazmerreír” de todos los vecinos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
A nadie le importaba su dolor y era el “hazmerreír” de todos los vecinos

Esta perrita era el hazmerreír de los transeúntes de una gasolinera por padecer de obesidad, pero unos voluntarios le brindaron su ayuda.



  • Bökenhans R. EVALUACION DE LOS CANINOS O FELINOS CON EFUSION PERITONEAL (ASCITIS) [Internet]. (S.L): Clínica Médica de Pequeños Animales; (s.f). [citado 09 de mayo de 2022].

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.