Perrita se escapa de su perrera para consolar unos cachorritos que no paraban de llorar

Una perrita que había sido separada de sus crías no dudó en ayudar a un par de cachorritos que necesitaban de una madre.
Perrita se escapa de su perrera para consolar unos cachorritos que no paraban de llorar

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 24 agosto, 2022

La empatía de los animales y su instinto de protección es tan grande que nos regalan escenas dignas de admirar. Así pasó cuando en un refugio descubrieron que una perrita se escapaba de su perrera para ir a consolar a unos cachorritos que no paraban de llorar. 

El refugio de animales y peluquería canina Barkers Pet Motel and Grooming ubicado en Saint Albert, Canadá, compartió a través de sus redes sociales el tierno momento en el que capturaron a una perrita preocupada por consolar el llanto de un grupo de cachorritos. 

La perrita, llamada Maggie, es una pastor australiana que vivía en el recinto mientras conseguía una familia adoptiva. El recinto es un negocio familiar que, además de ofrecer el servicio de peluquería canina, sirve de motel para perritos que necesitan un hogar temporal mientras consiguen familias dispuestas a darles todo el amor que se merecen.

Maggie dormía tranquila en su jaulita por las noches, con un poco de agua y comida para esos antojos repentinos. Sin embargo, un día llegó una visita inesperada al refugio y fue ahí donde la perrita se robó el corazón de todos. 

¡Maggie al rescate!

Al refugio había llegado un par de cachorritos abandonados. Los pequeños apenas tenían semanas de vida y ya se habían enfrentado a la dura situación de valerse por sí mismos en las calles. Por suerte lograron ser rescatados y llevados al recinto donde dormirían tranquilos en su primera noche bajo techo.

Durante esa noche, los cachorritos comenzaron a llorar pero nadie parecía escucharlos. Nadie excepto Maggie que estaba en otra jaula cerca de ellos. Enseguida se activó su instinto maternal e hizo todo lo posible para escaparse y así poder ir a consolarlos. 

Maggie había aprovechado que la familia Aldred había salido a cenar y comenzó su operación de rescate. Utilizó la abertura que hay en la puerta de su perrera, en la que suelen colocar su comida, para escabullirse y poder recorrer el pasillo del recinto hasta donde se encontraban los cachorritos. 

Cuando por fin llegó hasta la perrera de donde provenían los llantos, Maggie se acostó pegadita a la jaula para hacerles saber a los pequeños que no se encontraban solos. Los cachorritos enseguida corrieron y se acurrucaron junto a ella separados tan solo por milímetros debido al cercado de la jaula.

Una tierna sorpresa

La familia que se encontraba cenando solía revisar las cámaras de seguridad desde su celular. Al checar el pasillo notaron que Maggie se había escapado y cuando regresaron al recinto descubrieron su propósito. 

Estaban tan enternecidos con el acto tan bondadoso de la perrita que decidieron dejarla dormir junto a los cachorritos. Los tres se acurrucaron y durmieron juntitos toda la noche. Los llantos cesaron.

Maggie antes de ser abandonada había sido separada de sus crías y es por eso por lo que entendía la necesidad de aquellas bolitas de pelo, ¡una historia de cuento de hadas! 

Esperamos que pronto consigan la familia indicada para que puedan disfrutar de todo el amor que se merecen.