Perrita desorientada en la calle busca ayuda desesperadamente para que socorran a su dueño herido

La perrita estaba desorientada en medio de los autos porque buscaba ayuda para su tutor. La pareja que le ayudó se convirtió en un apoyo incondicional.
Perrita desorientada en la calle busca ayuda desesperadamente para que socorran a su dueño herido

Última actualización: 21 febrero, 2023

La protagonista de esta historia es una perrita que, aunque estaba desorientada en medio del tráfico, luchó hasta encontrarle ayuda a su humano, quien se encontraba herido.

Ella es un ejemplo más de la lealtad y gran empatía que tienen los animales, en especial cuando tienen un vínculo sólido con sus tutores. Si quieres conocer todos los detalles de este hermoso relato, sigue leyendo.

¿Por qué la perrita estaba desorientada y en la calle?

La perrita estaba desorientada porque estaba en la calle, en medio de los autos, tratando de esquivarlos. Su presencia en este lugar tenía una razón: su tutor estaba herido y ella intentaba buscar ayuda para él.

Fue así como la encontraron Milagro Muñoz Araya y su esposo, quienes detuvieron su automóvil cerca al hospital veterinario donde la mujer trabaja, en Guapiles, Costa Rica.

“Cuando vi que el perro corría de un lado a otro muy nerviosamente, supe que estaba tratando de decirnos algo. Entonces mi esposo y yo estacionamos el automóvil para ver qué pasaba con el pobre perro”, comentó a The Dodo.

La pareja ayudó al humano herido de la perrita

La perrita era tan incondicional que quería irse con su humano en la ambulancia, aunque seguía algo desorientada.
La perrita era tan incondicional que quería irse con su humano en la ambulancia, aunque seguía algo desorientada.

Al ver el interés de la pareja, la perrita los orientó hasta el punto en donde se hallaba su tutor. Él estaba tirado en el suelo, con su bastón al lado. Se observaba bastante herido.

“Mi esposo y yo inmediatamente corrimos hacia el hombre, y la perrita corrió con nosotros hasta donde estaba el hombre, y ella comenzó a lamerlo sin parar. Mi esposo llamó a la ambulancia”, explicó Milagro.

Mientras la ayuda profesional llegaba, empezó a llover y ni siquiera las gotas de agua hicieron que la canina se separara de su adorado humano. “Ella nunca lo abandonó”, precisó la mujer.

¿Qué fue lo que le sucedió al tutor de la perrita desorientada?

Según el testimonio de Milagro, el hombre estaba tendido en el suelo, muy golpeado, pero consciente. Las personas que se acercaron a ese punto, le contaron que el señor vivía solo con su mascota y que tenía problemas para caminar, por eso usaba el bastón.

Lo que se cree es que él iba caminando con su perrita en la calle cuando perdió el equilibrio y se cayó, golpeándose fuertemente. Cuando la ambulancia llegó, alzaron al señor en la camilla y lo introdujeron allí. En ese momento, la perrita, que ya no estaba tan desorientada, se subió con él para acompañarlo.

“Inmediatamente, fue directo a donde estaba su dueño en la ambulancia y se acostó sobre su pecho. El paramédico dejó que la perrita dijera adiós a su dueño, pero luego tuvimos que traerla porque no se le permitió quedarse en la ambulancia”, precisó Milagro.

Un vecino se encargó de la canina, mientras su humano se recuperaba

La perrita solo vivía con su tutor, eran solos en este mundo. Por ello, al no poder irse al hospital, un vecino del señor se hizo cargo de la canina.

Días después del incidente, Milagro regresó al lugar para saber cómo seguía el señor y qué era de la perrita. Encontró que el hombre fue dado de alta y ya estaba en su humilde hogar con la canina. Él mismo le contó que su nombre es Jorge y el de la perrita es Chiquita.

“Estuve muy feliz de ver que estaban bien. Pero al mismo tiempo, estaba triste de verlos viviendo en una pobreza tan horrible. El hombre tiene un problema con su pierna, lo que le impide caminar para comprar su medicina. Él tiene una vecina con un gran corazón que le da comida y lava su ropa”, relató.

La perrita se llama Chiquita y su humano es don Jorge, quienes viven solitos.
La perrita se llama Chiquita y su humano es don Jorge, quienes viven solitos.

Milagro también contribuyó al bienestar de la canina

Fue por eso que ella, como veterinaria, decidió contribuir al cuidado de la canina. La llevó a su clínica en donde la esterilizaron, le pusieron vacunas, la desparasitaron e hicieron exámenes de sangre para verificar que estuviera sana.

Hoy podemos conocer toda esta historia gracias a que Milagro publicó la historia en sus redes sociales. Allí mencionó: “Creo que es muy importante que las personas conozcan este tipo de historias para que la gente cuide de los animales. Los animales son seres indefensos y de buen corazón que necesitan que cuidemos de ellos. Y no deben ser maltratados”.


Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.