Oso malayo: la especie de oso más pequeña del mundo

Gracias a las temperaturas tropicales, el oso malayo no necesita de una temporada de apareamiento, por lo que puede reproducirse en cualquier época del año.
Oso malayo: la especie de oso más pequeña del mundo
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 28 marzo, 2021

Con presencia en Asía, principalmente en la selva tropical de Malasia, el oso malayo (Helarctos malayanus) es un tipo de oso bastante peculiar. A pesar de pertenecer a la familia de los úrsidos —como cualquier otro oso—, su tamaño es bastante inferior, incluso menor que el de un humano promedio.

De todas formas, te aconsejamos que no desprecies a este animal por ser pequeño. Al contrario, dale la oportunidad de darse a conocer, ya que seguro que te encantará.

Las características del oso más pequeño

El oso malayo tiene un distintivo pelaje negro, con pequeñas aclaraciones cerca del hocico de color amarillo-naranja. En el pecho presenta una mancha característica en forma de herradura, motivo por el cual lo llaman oso del sol. Su tamaño va de 1,2 a 1,5 metros: comparado con el oso polar (Ursus maritimus) que mide 3 metros máximo, este es bastante pequeño.

Físicamente, este animal presenta algunas diferencias con otros osos, como por ejemplo sus orejas —que son bastante pequeñas— y su cola, que es casi ausente. Su hocico es un poco reducido, pero sus patas y cuello son bastante alargados. Además, para lograr comer, este oso tiene 2 grandes armas: sus garras y lengua.

La cara de un oso malayo.

¿Dónde vive?

Este pequeño úrsido vive en climas tropicales, por lo que temperaturas de 25 a 30 grados centígrados son habituales para el. Se han avistado ejemplares en la península de Malasia, Sumatra y Borneo, sin embargo, también se los ha visto en Camboya, Tailandia y China. Dentro de esta misma especie, se identifican 2 subespecies:

  • Helarctos malayanus euryspilus.
  • Helarctos malayanus malayanus.

De estas 2 variantes taxonómicas, una es única de Borneo: Helarctos malayanus euryspilus, el cual tiene su cráneo aún más pequeño que el de la subespecie a la que se compara. ¿Por qué son subespecies? En realidad, que uno viva solo en la isla de Borneo y que físicamente su cráneo sea más chico es suficiente para clasificarlos como diferentes.

Con el tiempo, se espera que se generen más cambios y al final terminen siendo 2 especies diferentes. Un ejemplo perfecto de lo que puede provocar la evolución.

El oso trepa arboles

Gracias a sus fuertes garras, este mamífero es capaz de trepar fácilmente por los arboles, lo que le da una ventaja para obtener alimento. Debido a esto, es más fácil para estos osos el pasar todo su día sobre un árbol que estar caminando.

Los osos malayos prefieren organizar nidos encima de los arboles para facilitar su descanso: como para cualquier otro úrsido, la siesta es primordial. Además, esta costumbre les permite alcanzar frutas, panales o cualquier otro nido de insectos de forma relativamente sencilla.

Come todo lo que puedas

El oso malayo es una especie omnívora, por lo que come todo cuanto puede: aves pequeñas, roedores, pequeños reptiles, frutas, bayas, semillas, algunas flores y miel. Gracias a la flexibilidad que tiene en su cuello y la longitud de su lengua —casi 30 centímetros—, no hay barrera que le impida alcanzar su alimento.

Durante el día solo descansa y duerme, pero al oscurecerse, se vuelve más activo. Sus hábitos nocturnos le permiten moverse en temperaturas bastante estables y tranquilas. Además, como no tiene una vista excelente, se guía principalmente por su sentido del olfato, lo que le vuelve un cazador eficaz en la oscuridad.

Ya que estos mamíferos viven en temperaturas bastante cálidas, no necesitan hibernar, por lo que solo se dedican a comer lo necesario. Esta es una de las razones por las que no son tan grandes o pesados. Aún así, pueden llegar a pesar hasta 80 kilogramos, lo cual no es algo despreciable.

Un oso valioso

Lamentablemente, y debido a las acciones del hombre, este animal se ha visto afectado y se encuentra declarado como una especie vulnerable. Las principales razones para esto se deben a 3 cosas: la deforestación, la medicina tradicional China y a la caza recreativa.

  • La deforestación es producto del incremento de zonas de cultivo. La situación económica de la zona provoca que se priorice la destrucción del hábitat de la especie, para satisfacer las necesidades de la población.
  • La medicina tradicional usa la bilis del oso para el tratamiento de dolores típicos como irritación de garganta, esguinces, epilepsia, fiebre e inflamación, lo que ocasiona que se le dé caza para obtener este preciado elemento.
  • La caza recreativa es uno de los factores más fuertes de la reducción de su población, ya que la población local, en un intento por mejorar su situación, opta por ofrecer recorridos de caza a los turistas. Esto no solo se queda ahí, ya que se aprovecha a los cachorros huérfanos de los osos malayos para venderse como mascotas.
Un oso malayo trepando un árbol.

Por su parte, el gobierno Chino ha puesto restricciones para la explotación de esta especie, sin embargo, los esfuerzos aún no son suficientes. Por desgracia, frenar la esquilmación de un animal tan arraigado en la cultura es muy difícil en este punto.

La zona donde habita este oso, la economía de los núcleos rurales, las tradiciones y sus pobladores son factores que complican el éxito de las medidas. A pesar de que parece estar lejos, el peligro de que el oso malayo desaparezca se mantiene presente e incrementa día a día.

Te podría interesar...
Especies de osos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Especies de osos

En el siguiente artículo te contaremos cuáles son las ocho especies de osos que viven en la actualidad en diferentes partes del planeta.



  • Fredriksson, G. M., & Wich, S. A. (2006). Frugivory in sun bears (Helarctos malayanus) is linked to El Niño-related fluctuations in fruiting phenology, East Kalimantan, Indonesia. Biological Journal of the Linnean Society89(3), 489-508.
  • Wong, S. T. (2002). The ecology of Malayan sun bears (Helarctos malayanus) in the lowland tropical rainforest of Sabah Malaysian Borneo.
  • Te Wong, S., Servheen, C. W., & Ambu, L. (2004). Home range, movement and activity patterns, and bedding sites of Malayan sun bears Helarctos malayanus in the rainforest of Borneo. Biological Conservation119(2), 169-181.
  • Shepherd, C., & Shepherd, L. (2010). The poaching and trade of Malayan sun bears in Peninsular Malaysia. Traffic Bulletin23(1), 49-52.