En Noruega prohibieron la cría de dos razas de perros por considerarse sufrimiento animal

Los especialistas aseguran que al forzar la cría de estas razas se están perpetuando una serie de condiciones genéticas y enfermedades que merman su calidad de vida.
En Noruega prohibieron la cría de dos razas de perros por considerarse sufrimiento animal

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 08 abril, 2022

Todos amamos a los bulldog inglés y los cavalier king charles spaniel, pero, ¿qué pensarías si te dijeran que son unas razas que sufren mucho por su herencia genética?

A esta conclusión llegó el tribunal de Oslo, en Noruega. Alegando que perpetuar la crianza pura de estas razas de canes equivale a una violación directa de la ley de protección de los animales. 

Aún la decisión está en propuesta ante el tribunal, pero una vez que ascienda a veredicto, se tomarán medidas contra las casas de crianzas que lucran a través de la cría de estas razas sin importar las consecuencias a largo plazo. 

Importa más la salud de los perros que su apariencia

La crianza de estas razas de perros braquicéfalos (con cráneos anchos de hocico corto y cabeza achatada), son producto de una larga y detallada forma de reproducción selectiva con fines estéticos para lucrar con su venta.

A fuerza de endogamia y consanguinidad, las dos razas desarrollaron enfermedades hereditarias en casi todos los individuos de la especie. Se calcula que existen alrededor de 25 trastornos hereditarios en los cavalier king charles spaniel y 40 para los bulldog inglés. Una cifra realmente alarmante que perjudica el desarrollo normal de estos perritos.

Entre las afecciones más comunes se encuentran los problemas para respirar, la dificultad para tragar, los trastornos relacionadas con el sistema digestivo como el reflujo esofágico, además de la apnea del sueño, serios problemas oculares, los golpes de calor y otras condiciones graves de salud.

“Muchas de las razas de cría son muy endogámicas y cargan con muchas enfermedades”, dice a la AFP Ashild Roaldset, presidenta de la Sociedad Protectora de Animales Noruega, que presentó la demanda contra empresas caninas y criadores particulares.

“La incapacidad genética de la raza para parir naturalmente es una de las razones para que el bulldog ya no pueda ser utilizado para crianza”, afirmaron los jueces del tribunal.

Un debate con dos perspectivas

A raíz de esto se ha generado un fuerte debate entre los defensores de los animales, los criadores y los amantes de estas razas.  Sin embargo, la normativa permite el cruce de ambas con perros sanos para equilibrar el desorden genético y aportar una mayor estabilidad hereditaria que permita un desarrollo saludable.

“Si el perro cavalier lograra tener un cráneo más grande para albergar su cerebro, seguiría siendo el perro más encantador del mundo. Y si el bulldog se vuelve menos arrugado, con un hocico más largo y un esqueleto más robusto, no será más feo y permanecerá siendo bulldog”, considera Roaldset.

Para ella, la insuficiencia de diversidad genética a escala mundial lleva a esas razas hacia la extinción. “Y eso será muy doloroso para los animales, pues tendrán cada vez más enfermedades”, afirma.

¿Tú qué opinas? 


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.