Muere Buddy, perrito que llevaba en su hocico dinero para pagar por su comida

Todos los días este perrito partía desde el puesto de su dueño hasta la tienda de mascotas para comprar su alimento y regresar para que se lo sirvieran.
Muere Buddy, perrito que llevaba en su hocico dinero para pagar por su comida

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 18 noviembre, 2022

Nadie experimenta el verdadero amor hasta que tiene una mascota que le cambia la vida. Y por mucho que nos duela, cuando llega el momento de decirles adiós es cuando realmente notamos lo mucho que hicieron por nosotros. 

Cuando tenemos un perrito sabemos que su amor y entrega incondicional es uno de los regalos más bonitos que estás nobles criaturas nos regalan. Incluso existen mascotas que llegan a transmitir tanto amor que se ganan el corazón de nuestros amigos, vecinos e incluso de toda una comunidad. 

Así pasó con Buddy, un perrito golden retriever de 14 años que dejó a todos muy conmovidos con su partida. Este hermoso amiguito era muy conocido en Argentina, ganándose el titulo de “el perrito canillita”, por ser el leal acompañante de su dueño en un puesto de periódicos. 

Buddy se hizo muy popular por su astucia e independencia. Su dueño le enseñó a cruzar la calle y dirigirse solito a la tienda de mascotas con una bolsa con monedas en el hocico. Al llegar a la tienda la vendedora sabía que Buddy esperaba recibir su bolsa de comida para luego correr hasta el puesto de su dueño y esperar ansiosamente a que este se lo sirviera.

Luego de que un video se hiciera viral en donde se le podía ver caminando desde el puesto de periódicos de su dueño Alberto hacia una tienda que vendía comida para mascotas, Buddy atrajo la atención de cientos de personas.

“Por más que lo empujaras para cruzar, no lo hacía si yo no le daba la orden. Era super inteligente. La primera vez que fuimos hasta la tienda de la esquina a comprar su comida y le dejé dicho a la chica que él iba a ir solito con su bolsita y el dinero, me miró raro”, dijo su dueño.

El puesto recibía visitas a diario solo para conocer a Buddy

Muchas personas se acercaban a Alberto para confesarle que habían llegado solo para poder conocer al inusual perrito y poder acariciarlo un rato. Su dueño confesó que nunca pensó que Buddy fuera a convertirse en su compañero más leal.

Contó que lo conoció cuando su hija quiso un golden por una película en donde le encantó la raza. El sabía que quería un perro adoptado, pero por cosas del destino alguien le ofreció a Buddy, un cachorrito que era el último de su camada y Alberto se lo llevó a casa pagando un precio simbólico.

Alberto confiesa nostálgico que se siente muy orgulloso de su perrito. Le encanta saber que aunque ya no está, todos en la comunidad lo recuerdan y se lo hacen saber cada que visitan su local.

“Sus análisis estaban perfectos, se vino abajo en cuestión de días. Tenía que ayudarlo a pararse y para que comiera le mojaba el alimento con pan y leche. No sufrió, no tuvo dolor, el veterinario me dijo que un perro de este tamaño no vive más de 10 o 12 años. El llegó a los 14 y bien de salud. Me consuela saber que el gordo murió sin sufrir y que descansa tranquilo”, afirmó Alberto.

Nos alegra conocer estas historias donde podemos notar como el espíritu tan noble de estas mascotas pueden llegar a tocar el corazón de miles de personas. Sabemos que Buddy partió muy feliz y será siempre recordado.

“Era mi amigo, mi familia. Te hacía el aguante en todo, siempre hacía caso, quería comer todo el día, tuvo una vida hermosa, acariciado y mimado por toda la gente que se acercaba a mi puesto de trabajo”, concluye Alberto.

 

 


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.