Motivos para adoptar un perro adulto

Es común encontrar entre quienes desean adoptar una mascota que, por lo regular, se inclinen por un cachorro, lo que es entendible, ya que son dulces y adorables.

No obstante, los invitamos a considerar las ventajas que tiene adoptar un perro adulto, pues en algunos casos puede ser la mejor opción dependiendo de las circunstancias.

En este artículo no pretendemos comparar si es mejor o peor adoptar un perro adulto o uno cachorro.

Simplemente es para que todos comprendamos que existen mascotas para todas las circunstancias, en el tamaño, edad y medida apropiadas. Se trata de escoger lo que mejor se adapte a tu conveniencia.

La decisión de adquirir una mascota nunca se debe tomar a la ligera, y existen aspectos que serán fundamentales, como el espacio, el tiempo que se le va a dedicar, el tiempo que pasará el animal solo, entre muchos otros factores.

De esta elección dependerá no solo la relación con el núcleo familia (que puede verse seriamente afectada por la escogencia inadecuada de la mascota), sino que implicará además sufrimiento para el animal. Así que veamos algunos motivos para adoptar un perro adulto:

Un perro adulto ya se encuentra “domesticado”

Si bien todo perro requiere aprender las normas del hogar en cuanto llega a casa, los perros adultos ya se encuentran de una u otra forma condicionados pues, a menos que haya sufrido de un aislamiento extremo, ya conocerá ciertos comandos como el de “no”.

Viéndolo desde esta perspectiva, son perfectos para personas que pasan muchas horas fuera de casa, pues se puede desatender un poco su educación, aunque tampoco puede descuidarse del todo.

Igualmente, los perros están en capacidad de aprender durante todos los momentos de su vida, por lo que la edad nunca será un impedimento para que adquieran nuevos conocimientos.

No requieren la misma atención y cuidado

perros terapeuticos

Si bien con esto no estamos tratando de decir que no necesitan atención o cuidados, lo requieren en una medida mucho menor que los cachorros menores de un año de vida.

Esto se debe a que el cuerpo del adulto, sus órganos, músculos y cerebro ya se encuentran por completo desarrollados, además de tener un sistema inmune sólido.

En el caso de los cachorros son más vulnerables a enfermedades, en especial si no han sido vacunados, o a adquirir enfermedades producto de una dieta inadecuada que entorpezca su desarrollo.

Dormirás mejor

Los perros adultos suelen dormir toda la noche, y no se levantarán o harán ruido a menos que detecten la presencia de un extraño o tengan ganas de ir al baño. Por lo tanto, podrás tener mejores noches y dormir bien.

Los cachorros suelen llorar en la noche porque extrañan a su mamá y hermanos y no se acostumbran a dormir solos. Debes acompañarlos y enseñarles que nada va a ocurrirles y que tu estás ahí. pEn este caso, para las personas que deben dormir apropiadamente y despertarse temprano, puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

Suelen ser más tranquilos

Los perros adultos son mucho más calmados que los cachorros. Si bien no estarán acostados suspirando todo el día, si ejercitas apropiadamente a tu perro no tendrás que lidiar con problemas como el exceso de energía.

Igualmente, los adultos que no tengan alguna clase de compulsión no tienden a morder compulsivamente, como sí lo hacen los cachorros cuando atraviesan por la etapa en la que les están saliendo los dientes.

Tienen menos posibilidades de ser adoptados

perro-y-persona-mayor

Tristemente los perros adultos, y más frecuentemente en los que son mayores, tienen menos posibilidad de ser adoptados que aquellos que tienen pocos meses de vida.

Por lo tanto al adoptar a un perro adulto le estás dando no solo una segunda oportunidad de encontrar un hogar feliz, sino que esta puede ser la única oportunidad que tenga.

Ayudas a dos perros

Esto no solo se aplica para los perros adultos.

Debido a la tenencia irresponsable de mascotas, la falta de conciencia sobre la esterilización o personas inescrupulosas que abandonan a sus animales, los resguardos y centros de rehabilitación y adopción se encuentran a reventar.

Por lo tanto cuando adoptas un perro en uno de estos lugares no solo le das una oportunidad a un can de que tenga un nuevo hogar, sino que le abres espacio a otro para que tenga esta misma oportunidad.

Categorías: Adopción Etiquetas:
Te puede gustar