Mi mascota me quita el sueño

Antonia Tapia · 8 febrero, 2015

Que los perros o gatos duerman en la misma cama que sus dueños es bastante común. De hecho, según estudios, el 45% de los perros y el 62 % de los gatos domésticos duermen en la misma cama que su propietario. Pero esta costumbre ¿puede afectar el sueño de las personas? 

¿Cómo una mascota puede alterar el sueño?

De acuerdo a investigaciones realizadas, las personas que duermen con sus perros pueden verse perturbadas en su sueño debido a distintas situaciones. Por la noche, las mascotas suelen lloriquear, vagar, roncar, tienen la necesidad de salir a la calle o desean dormir bajo las sábanas.

En otros estudios también se ha demostrado que las personas que duermen con mascotas suelen ser despertadas por sus animales al menos una vez en la noche. Luego de esa interrupción los propietarios coinciden en que les es bastante complicado volver a dormirse. Sin embargo, muchos también afirman que dormir con su mascota los reconforta afectivamente, por lo que a veces suelen dejar las molestias ocasionadas por la interrupción del sueño en un segundo plano.

¿Por qué mi mascota no me deja dormir?

intentando dormir

Existen muchas razones por las que las mascotas suelen perturbar a sus propietarios durante la noche. Una de las más recurrentes es que tu mascota pueda necesitar ir fuera a orinar. Otro motivo puede ser que quizás ha bajado la temperatura y prefiera dormir bajo tus sábanas antes que un lavadero en la planta baja.

Por otro lado, existen algunas razas de perros que tienden a dormir con sus propietarios porque son más felices de esa forma. Si tienen un Pomeranians o Shih Tzu seguramente ya habrás comprobado ese tipo de comportamiento.

En otros casos, sin embargo, la perturbación puede presentar más de un misterio. Un perro que se despierta con frecuencia a orinar puede tener una infección del tracto urinario o incluso vaginitis. Un gato que vaga sin rumbo durante la noche y grita sin razón aparente puede tener síndrome de disfunción cognitiva (CDS). Si los problemas médicos han sido descartados, existe una gran probabilidad de que algunos comportamientos nocturnos de tu mascota puede haber sido originados incluso, en parte, por ti.

Cuando se suma una nueva mascota a tu familia, es el mejor momento para decidir dónde quieres que duerma tu mascota. Si tu mascota, desde el primer día, comienza durmiendo en su propio espacio, como puede ser en una caja es poco probable que luego intente meterse en tu cama. En cambio, si permites que tu perro o gato duerma en tu cama, aprenderá rápidamente que ese es su lugar para dormir.

Si permites que tu mascota comparta contigo tu cama o dormitorio también es necesario establecer algunas reglas de juego. Si tu gato quiere tener una sesión de juego a las 3 de la mañana y tu lo permites, se puede esperar que él te despierte a la noche siguiente para repetir el momento, lo mismo sucede con los perros que mendigan comida a medianoche.

Existen algunas soluciones proactivas que se puede tomar para evitar situaciones incómodas. Por ejemplo, puedes ampliar el tiempo de juego de tus mascotas o cambiar el horario de cena de tu perro para que se produzca un poco más tarde.

¿Cómo logro que mi mascota no me quite el sueño?

perro y mujer

Si tu mascota es un perro, colócale al pie de tu cama almohadas, mantas y juguetes nocturnos para que se entretenga. Enséñale a bajarse de la cama, cuando notes que se encuentra inquieto y recuerda reforzar el buen comportamiento, ya que es esa la forma en la que los perros aprenden.

En caso de que tu mascota sea un gato ármate de paciencia. Como sabes los gatos tienen su temperamento y si perciben que tu cama es su territorio luego será complicado apartarlos de esa idea. Por lo tanto, lo mejor es que ambos compartan la cama y que enseñes a tu gato en lugar debe ubicarse y cuándo es el momento indicado para el juego o la comida. De esa manera evitas que interrumpa tu sueño.

Y recuerda, la creatividad es la clave del éxito así que comparte con tu felino tu espacio y no te obsesiones con algunos de sus comportamientos, son gatos y debes acostumbrarte a su carácter.