Mamá de cachorrito lo lleva en el hocico al regazo de su dueño para que los acaricie a ambos

Por fortuna pudieron registrar el mágico momento en el que Mel demuestra su amor hacia sus humanos.
Mamá de cachorrito lo lleva en el hocico al regazo de su dueño para que los acaricie a ambos

Escrito por Paola Chacón

Última actualización: 12 mayo, 2022

Esta mamá de cachorrito derrite de amor a su humano, pero también le permite ver cómo confía en él entregándole a su bebé. Su historia se ha convertido en una de las más bellas lecciones de amor y un acto de confianza sincero. Un lazo tan valioso que nos recuerda la importancia de cuidar de ellos siempre.

La mamá de cachorrito que nos enseña el amor

Esta preciosa historia tiene lugar en Brasil, exactamente en Lavras, Minas Gerais. Allí vive Luiz Fagundez Mesquita y Vanessa, una pareja que conforma un hogar en compañía de su perrita, quien los sorprendió pues nadie esperaba un acto de amor como este cuando se convirtió en madre.

“Tengo una relación de amor eterno con ella”. Aseguró Luiz.

Su acto de amor cuando se convirtió en mamá

A sus 2 años, al convertirse en madre, Mel dio la lección de amor más importante, no solo a su cachorrito a quien cuida tanto, sino también a los humanos que vivían con ella, pues les demostró cuánto los quiere y confía en ellos para entregarles a su diminuto bebé.

Ese 6 de marzo cambiaría su vida para siempre. La perrita, aunque había perdido a uno de sus cachorritos, guardó sus esperanzas en el que sobrevivió, y desde entonces se veía con decisión y cuidado como no se apartaba ni un segundo de él.

¿Por qué Luiz quedó sorprendido con la mamá de cachorrito?

Como cualquier otro día, Luiz se disponía a descansar en el sofá de su casa, pero algo interrumpió su actividad. Mel, la mamá de cachorrito, venía caminando hacia él con algo en la boca. Por la distancia, Luiz no pudo identificar de inmediato de qué se trataba, por lo que se alertó y solo lo supo cuando estaba cerca.

Vanessa, quien pudo reaccionar, tuvo tiempo para sacar la cámara y registrar el momento que desde entonces quedaría no solo en sus corazones, sino en los miles que pudieron ver el emotivo video. Mel se acercaba con su cachorrito en la boca y decidida lo llevaba al regazo de su humano.

Ni Vanessa ni Luiz podían creer lo que estaban viendo. Mel no dudaba en confiar su bebé a sus dueños. Sin duda un acto de amor y confianza revelador para los seres humanos, pues no solo quería mostrárselo, sino que también quería que lo tomara y llenara de amor a su cachorrito y a ella.

Este instante quedaría grabado en la memoria y en el alma de sus dueños. Supieron desde ese momento que el amor que Mel sentía por ellos era mucho más grande de lo que alguna vez habían imaginado, y por supuesto, ellos se sentían muy afortunados.

Cuando lo compartieron, el mundo se conmovió con ellos

Así como Luiz y Vanessa, los corazones de miles de usuarios en las redes sociales también se enternecieron, pues el video fue compartido en TikTok y hoy sigue sumando comentarios.

Mira el vídeo aquí.

Así quedó registrado el momento más dulce que han vivido con Mel. La madre de cachorrito lo toma con cuidado en su hocico y lo ofrece a su padre humano para que lo reciba entre sus manos. Pronto se acerca para vivir con ellos este momento de amor.

Luiz no duda en recibirlo, por ello extiende sus manos para levantar al pequeñito. Rápidamente Mel se aproxima hacia ellos y juntos se acurrucan para recibir sus caricias.

“Sentí alegría cuando me trajo al cachorro. Creo que quería estar cerca de mí, pero tampoco quería estar lejos del cachorro”, dijo Luiz recordando el momento.

Y otro vídeo se sumó a sus redes para seguir derritiéndonos de amor. Míralo aquí.

Este acto de amor no solo hizo vibrar corazones, sino que también se convirtió en oportunidad para que muchos empezaran a compartir sus experiencias. La mayoría siempre aludiendo a la lección de estas especies en el papel de madres al que se entregan con tanto amor.

“Ay por Dios, ¡qué madre tan bella!, le lleva al abuelito su mayor tesoro para demostrarle su amor y confianza, es lo más tierno y dulce que he visto en mi vida”, mencionó una mujer en los comentarios.

Otra mujer no pudo resistirse y comentó: «Así me hacía mi perrita, ella me los llevaba a todos y luego iba y se acostaba en su canastita para tomar una buena siesta, era como si me dijera: Cuida a tus nietos mientras yo duermo un ratito, estoy agotada». 

Estos actos de amor que pudieron manifestarse con Mel, nos muestran qué tan fuertes pueden ser los lazos entre especies, entre perritos y humanos, y sobre todo, el vínculo más grande de la vida: madre e hijo, o en este caso, cachorrito.