"Madre ejemplar": perrita adopta a zarigüeyas huérfanas

Las zarigüeyas a veces son malinterpretadas por la ignorancia de algunos humanos; sin embargo, no hay que ser un genio para darse cuenta de lo valiosas que son, como lo hizo la madre ejemplar de esta historia.

Última actualización: 27 enero, 2022

La naturaleza está llena de madres ejemplares. Sin importar qué especie de animal sean, existen unas en particular que son capaces de adoptar seres que no pertenecen a su orden o especie, tal como lo hizo la madre ejemplar de esta historia: una perra llamada Pretinha. 

En Brasil, una mujer llamada Stephanie Maldonado decidió cuidar unas zarigüeyas huérfanas. Con lo que no contaba esta mujer, era que su perra era quien se iba a encargar de ellas. Conoce aquí cómo sucedió todo. 

Una gran sorpresa

Stephanie Maldonado, quien se dedica a entrenar perros, encontró una camada de zarigüeyas huérfanas, pues al parecer su madre había fallecido. Sin su mamá, estas pequeñas no tenían posibilidades de vivir; así que Stephanie hizo todo lo posible para que las circunstancias cambiaran. 

Las zarigüeyas eran tan pequeñas que todavía no habían abierto los ojos. Por esto, Stephanie fue a un centro de rescate de vida silvestre; pero el lugar estaba ya con el cupo completo y no podía recibir más animales. Debido a esto, no quedó de otra que llevarse los bebés a casa. 

La gran sorpresa que tuvo Stephanie, fue que su perra Pretihna adoptó a las crías como suyas. Fue muy cariñosa con ellos, se comportó como una mamá y se encargó de nutrir a las zarigüeyas huérfanas. 

¿Cómo viven las zarigüeyas normalmente?

Las zarigüeyas son una especie de marsupial pequeño y malinterpretado por su aspecto, pues a veces se creen que son ratas muy grandes y son asesinadas constantemente en varios países. Es un animal muy valioso para la cadena alimenticia, por lo que puede eliminar plagas de manera natural.  

Si estas bebés hubieran tenido a su madre biológica, la situación hubiera funcionado así: las zarigüeyas se arrastrarían hacia una bolsa que tiene su madre para continuar desarrollándose allí y a medida que fueran creciendo entrarían y saldrían de dicha bolsa para montarse en la espalda de su mamá mientras ella busca comida. Una zarigüeya puede tener hasta 20 bebés en una camada, pero casi siempre sobreviven menos de la mitad. 

¿Y cómo viven las zarigüeyas huérfanas que adoptó Pretinha?

Lo sorprendente de la naturaleza, es que estas bebés se adaptaron lo más parecido posible a como hubieran hecho con su madre biológica y Pretinha, la madre ejemplar, no vio ningún problema en esto. 

Los bebés adoptivos y la perra se convirtieron en inseparables. Tuvieron todos los cuidados necesarios para tener mucha fuerza y salud y de esta manera poder subirse a la espalda del can, como lo hacen las zarigüeyas normalmente.  

Stephanie salía a la calle con su perra y las zarigüeyas huérfanas en la espalda del can. Una imagen adorable que de inmediato se volvió famosa en redes y medios locales. 

Al ser la responsable estos animalitos, Stephanie planea devolverlos a su hábitat natural cuando sean más fuertes e independientes. De seguro que Pretinha y las zarigüeyas nunca olvidarán su vínculo maternal.  

En unos meses las zarigüeyas que algún día fueron huérfanas, estarán trepando árboles y viviendo en ellos, como suelen hacerlo. Esta es sin duda una bella historia donde la naturaleza se apoya para vivir, sin importar a qué especie pertenecemos. 

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
8 gestos en perros que interpretamos mal

Mover la cola o bostezar son algunos gestos en perros que interpretamos mal. Aquí tienes varios ejemplos de esto para conocer mejor a tu can.