¿Los perros pueden sentir celos?

La aversión a desigualdades en cuanto a la atención que merecen recibir deja entrever que los canes reaccionan de manera desfavorable ante el comportamiento de sus dueños; puede ser con respecto a nuevas mascotas e incluso con objetos a los que el amo preste mayor atención

Ya se ha debatido en muchas ocasiones si los perros pueden expresar sentimientos y emociones de la misma manera que nosotros. Las opiniones difieren mucho, pero hay estudios que han demostrado que sí. Por ejemplo, uno de los últimos conocidos tiene que ver con que si los perros pueden sentir celos.

Estudio sobre si los perros pueden sentir celos

Es muy interesante ver cómo se desarrollan tales estudios en los perros y los sorprendentes resultados que se obtienen. Este no fue menos peculiar.

Se llevó a cabo en Austria y, para realizarlo, los investigadores usaron a parejas de perros del mismo dueño. Hicieron que ambos perros de cada pareja les dieran la pata, pero los trataron de forma muy distinta. Mientras a uno lo elogiaban y le daban una recompensa por el trabajo bien hecho, al otro no le decían ni una palabra.

Cuando el perro que no recibía premio se daba cuenta de la injusticia, mostraba sentimientos de enfado y rencor, y se negaba a dar la pata de nuevo cuando se la pedían.

“Un elemento esencial de la evolución de la cooperación es la sensibilidad al esfuerzo de los otros en comparación con los propios costes y ganancias. La aversión a las desigualdades es una fuerza que nos empuja a cooperar o nos lo impide“, escribe Range en PNAS, uno de los investigadores del estudio.

Estas reacciones, que solo se habían conocido en primates, ahora también se hacían visibles en nuestros perros, esos animales tiernos que nos dan todo a cambio de nada, pero que quieren ser igualmente correspondidos. Una ironía, ¿no?

Celos en perros

Otro estudio demuestra que los perros pueden sentir celos

Para que no quede duda de que los perros pueden sentir celos, hay diversos estudios que lo han demostrado. En uno que se llevó a cabo en California se grabaron a 36 perros diferentes en sus hogares mientras sus dueños ‘hacían caso’ a otros objetos antes que a ellos.

Estos objetos eran un perro de peluche interactivo que hasta ladraba, un cubo y un libro. Con los primeros objetos, debían tratarlos como si fuera su mascota, con mimos y hablando con ellos, mientras que el libro lo leían en voz alta. En todas las ocasiones las reacciones de los perros fueron similares.

Mordían los objetos, se ponían en medio de ellos y sus dueños, o incluso se los llevaban y los escondían para quitarlos de su territorio. Según uno de los investigadores, estos fueron los resultados del estudio:

«Nuestro estudio sugiere no solo que los perros realizan lo que parecen ser conductas de celos, sino también que estaban tratando de romper la conexión entre el propietario y un rival aparente. En realidad, no podemos hablar de las experiencias subjetivas de los perros, por supuesto, pero parece como si estuvieran motivados para proteger una relación social importante».

De qué sienten celos los perros

En el último estudio quedó demostrado que el perro se empeñaba más en separar a su dueño del objeto cuando este estaba interactuando con el perro de peluche que con los otros objetos.

Perros celosos de otros perros

As,. los perros pueden sentir celos de cualquier cosa que parezca amenazar el estrecho vínculo con su dueño. ¿De qué nos sirve saber esto? De que debemos conocer cómo actuar si llega un nuevo miembro a la familia, ya sea humano o animal.

Debemos tener cuidado de seguir mostrando atención a nuestra mascota y no descuidar ninguna de sus rutinas ni de sus cuidados. Y, además, debemos ayudarles a proteger su territorio. Si el nuevo miembro es otra mascota, cada una tendrá su espacio y sus utensilios para comer, beber y dormir.

¿Quién puede seguir negando que los perros tienen capacidad de expresar sentimientos y emociones? Nosotros no nos atrevemos.

Te puede gustar