Los perros han ido al teatro en Madrid

Francisco María García · 25 marzo, 2016

El movimiento “dog friedly” está superando los letreros con un perro tachado con una cruz. Los perros han ido al teatro en Madrid, a la sala “La Usina”, que ha permitido al público disfrutar junto sus mascotas de la obra “Ensayo de una despedida”.

Un grupo de empresas llamado “SmartDog” tienen en común ofrecer alternativas en lo que a socialización y convivencia con las mascotas se refiere, teniendo en cuenta la responsabilidad que supone tener una mascota canina. En este sentido, algunas de las emñpresas de este movimiento como Inditex, Vodafone o Repsol, ya permiten a sus clientes entrar en sus instalaciones con perros.

Proyecto piloto de teatro en Madrid, un éxito

foto perro

Ya había ejemplos en bares, exposiciones de arte, y tiendas donde los perros bien educados son admitidos. El paso siguiente ha sido en teatro en Madrid. La finalidad de esta actuación ha sido un proyecto piloto, con un máximo de seis perros, para demostrar que es posible la convivencia en estos actos de personas y canes.

Aunque se trataba de una sesión teatral normal, la obra de teatro en Madrid ha sido retocada para que no tuviera sobresaltos y ruidos fuertes que pudieran asustar a los perros. De esta forma, las mascotas Teo, Mari Puri, Panda, Pancho, Lana y Cronos han sido los asistentes privilegiados de una sesión de 45 minutos donde se ha oído algún ladrido que otro.

La experiencia ha sido un éxito, y algunos propietarios de los canes han asegurado que su perro ha estado atento a la representación. Los perros que han asistido a la obra están muy bien adiestrados. Aunque falta mucho para que España se integre en lo que está ocurriendo en Europa en relación a la convivencia de perros y propietarios, poco a poco se van dando pasos en la asunción de responsabilidades.

Ejemplos en países y ciudades

En Francia, por ejemplo, es obligatorio que los dueños de los perros tengan un curso de educación canina. En lo que se refiere a España, se ha desarrollado una guía llamada “Sr Perro” que va a servir como recopilatorio de aquellos lugares donde estará permitido entrar con perros.

Entre las ciudades con más locales registrados para poder acoger animales de compañía están Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia. Todos estos locales tendrán la pegatina “Perros buenos, bienvenidos” en su puerta, con el dibujo de uno de los canes, el shnauzer de Micaela, la periodista que ha viajado a lo largo de toda la geografía española para crear esta guía.

Guía antiladridos

perro en barcelona

Cuando nuestro perro moleste en un lugar público con sus ladridos, una buena técnica es acercarnos, y darle un golpecito con dos dedos en la nariz mientras exclamamos “¡No!”. No se trata ni de lastimarlo ni de hacerle daño, sino de que él asocie algo desagradable a ladrar en un local donde hay más gente. Los perros son muy sensibles, por lo que este toquecito tiene que ser sutil. La idea no es dañarle sino desconcertarle.

La técnica de este castigo tiene que usarse siempre, en todos los casos, hasta que el animal lo asocie y nuestra mascota asimile la experiencia y haga lo posible por evitarla. Para que resulte efectiva, hay que ir donde el animal se encuentre una vez que haya ladrado. Si lo llamamos para que venga y lo castigamos, el resultado no será el mismo.

Otro aspecto importante es realizar esta llamada de atención inmediatamente, no dejar pasar tiempo, porque entonces no producirá el efecto de que el animal asocie lo uno a lo otro. Es importante que no dejemos pasar ni un ladrido sin corregir para que el animal lo perciba como una consecuencia inevitable y automática a sus ladridos.

Cuando estemos en un establecimiento con nuestro perro y esté callado, es muy útil saber recompensarlo con afecto, caricias, etc. Aunque no lo parezca, también esto lo asimilará.

Otra cuestión es que se trate de un animal con tendencia a la agresividad. En esos casos, hay que tener cuidado con las correcciones, sobre todo si está aturdido en un lugar que desconoce. Lo ideal es colocarle un collar electrónico y atender consejos de un buen entrenador. Lo mejor es que el animal esté bien adiestrado en otro tipo de entornos antes de acudir con él a sitios cerrados con mucha gente donde puede reaccionar de una forma imprevista.

Fuente de la imagen principal: www.diariodenavarra.es