Solamente el 44% de los perros y gatos recogidos en protectoras han sido adoptados en España

Mariela Ibarra Piedrahita · 13 agosto, 2015

Las estadísticas no mienten, y algo que termina empeorando el panorama de las cientos de miles de mascotas abandonadas el año pasado es que solo el 44% de los perros y gatos recogidos en protectoras han sido adoptados, por lo menos en el caso de España.

Lo más triste de estos casos es que una gran cantidad de estos animales, si no todos, terminaron en la calle por motivos evitables.

Tomar una mala decisión al momento de adoptar o comprar una mascota termina convirtiéndose en una verdadera tragedia para el animal. Esto se debe a que entre las principales causas de abandono se encuentra la falta de recursos, nacimientos inesperados y los problemas de comportamiento que tenga el animal.

Sin embargo, antes de profundizar sobre la falta de conciencia sobre la adopción, es bueno evaluar la principal causa por la que muchas mascotas terminan en la calle:

Falta de conciencia sobre la responsabilidad que implica

La falta de conciencia sobre la responsabilidad que implica adquirir una mascota es la principal causante de abandono de las mismas. Muchas personas no son conscientes de la cantidad de trabajo que implica tener un animal de compañía, en especial en lo que respecta a manutención, educación y cuidados.

Por lo tanto, terminan colmándose con incidentes relacionados a daños que haga el animal dentro del hogar, que no sepa donde hacer sus necesidades, o que haga demasiado ruido, entre otra cantidad de problemas de comportamiento que son fácilmente evitables o corregibles. Solo debe dedicársele un poco de tiempo a la mascota.

De acuerdo a un estudio realizado por la Fundación Affinity, aproximadamente la mitad de los perros (43%) y un porcentaje similar de los gatos (40%) llegaron a un hogar específico como un regalo.

Algo que debe tenerse muy presente es que es más fácil que un animal termine siendo abandonado cuando la persona o el hogar que lo acoge no tomó la decisión de responsabilizarse por él en primer lugar, por lo tanto existe un esfuerzo importante por parte de las protectoras para desalentar esta práctica.

Porcentaje de adopción de animales

cachorros perro

Se estima que la cantidad de animales rescatados durante el 2014 fue de alrededor de 140 000 animales. De estos unos 106 781 eran perros y 33 410 gatos.

Un índice que corresponde casi al 1% del total de animales rescatados correspondía animales exóticos como reptiles, primates o aves.

De la cantidad total de animales recogidos por las protectoras cerca del 17% fue devuelto a su cuidador, pues tenía microchip. En el caso de los perros esto ha sido en especial exitoso, pues aproximadamente el 30% de los canes tenía microchip. Todo lo contrario ocurre con los gatos, pues la estimación apenas llega al 3%.

La correcta identificación de la mascota es vital, pues esta estrategia no solo ayuda a devolverlos en caso de que se hayan perdido, sino que también reduce los abandonos.

Desafortunadamente, de los animales rescatados el año pasado el 16% siguen viviendo en las protectoras, o han viajado de refugio en refugio en busca de un hogar que los adopte.

Igual de lamentable es que el 12% de las mascotas recogidas el año pasado fueran sacrificadas, ya sea por sufrir enfermedades, padecer de agresión, nerviosismo extremo u otra clase de problemas de conducta que imposibilitaban su adopción o (en el caso más alarmante) ser desahuciado al llevar mucho tiempo en la protectora.

Por lo tanto, solamente el 44% de los perros y gatos recogidos en protectoras han sido adoptados en España, en relación a los animales que fueron rescatados de la calle. 

Por qué no adoptan las personas

perro adopta gatito

Esto es muy relativo. Sin embargo, existen varios factores comunes en los procesos de adopción de mascotas:

  • Muchas personas siguen teniendo preferencia por los animales de raza, por lo tanto estos tendrán mayores posibilidades de ser adoptados que los mestizos.
  • Hay una gran predilección por adoptar cachorros, siendo en todas las estadísticas los animales mayores los que tienen menores posibilidades de encontrar un hogar.
  • Se tiene la falsa creencia de que los animales que han sido callejeros tienen malos hábitos imposibles de cambiar.
  • Temor a que los animales que provienen de albergues sean portadores de enfermedades que pongan en riesgo la salud del cuidador o sus otras mascotas.