Cómo lograr evitar que el perro muerda

Nuestros amigos de cuatro patas no solo destacan por su fidelidad hacia el hombre o por sus ladridos, a veces excesivos. Lamentablamente, a veces son noticia porque mordieron a una persona, provocándole graves heridas e incluso la muerte. Pero, ¿se puede evitar que el perro muerda?

Por qué motivos los canes muerden

Convengamos que si un can muerde, o intenta hacerlo, es porque está asustado y es la forma que encuentra para defenderse, independientemente de su tamaño o raza. Aunque está claro que cuanto más poderosa sea la mandíbula del peludo, mas daño puede provocarnos.

Y aunque a veces se difundan datos de que animales clasificados como “potencialmente peligrosos” tienen una mayor predisposición a atacar, lo cierto es que aquí la culpa no suele ser del peludo sino del dueño, que lo “educa” para que tenga este tipo de comportamientos.

Es que el ámbito en el que crece, el trato que recibe y la forma es que en es socializado y entrenado un can, influye y mucho en su conducta y en la posibilidad de que el animal tenga tendencia a morder.

Una buena educación, tanto de perros como de humanos, es la herramienta fundamental para evitar que los peludos nos muerdan.

Datos sobre peludos y mordidas

Las mordeduras de los perros no son un tema menor. Por eso es importante evitarlas con una correcta educación, tanto canina como humana.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Las tasas de mortalidad por esta causa son más elevadas en países de ingresos bajos y medianos. El motivo es  una inadecuada o directamente inexistente atención médica.
  • Los niños son las principales víctimas y corren serio riesgo -por una cuestión de estatura- de sufrir lesiones en la cabeza o el cuello.
  • El 50% de las lesiones causadas por animales a los viajeros son ocasionadas por canes que los muerden.

Cómo puedes evitar que el perro muerda

¿Y qué podemos hacer para evitar que el perro muerda? Pues muchas cosas. Por ejemplo, si se trata de un cachorro, debes enseñarle a no morder cuando está jugando.

Es normal que los perros de corta edad utilicen la boca para explorar su entorno y mordisqueen todo lo que encuentran a su paso.

Pero hay que hacerles entender a los pequeñines que esa acción puede provocar un daño. ¿Cómo hacerlo? Observa lo que hace otro cachorro, compañero de juegos, cuando es mordido: se queja por el dolor que siente.

Entonces, cuando tu peludín esté mordisqueándote suavemente y de pronto se entusiasma y te da una dentellada con fuerza, hazle saber que te duele. Grita ¡Ayyy!!! y abandona el juego. Es la mejor forma de que los animalitos vayan entendiendo que con esa actitud nos lastiman y empiecen a tener control sobre su mordida.

Una adecuada educación y socialización, claves para que los peludos no sean agresivos

Pero los temas fundamentales para evitar que el perro muerda o tenga otras conductas agresivas son la correcta socialización y el buen trato.

Un can que crece en un entorno “amigable” y en contacto con otros animales y personas seguramente será un adulto sin miedo y de carácter equilibrado. En estas condiciones, es difícil que reaccione intentando morder.

Por el contrario, las mayores posibilidades de agresividad se dan en animales que:

  • Reciben castigos físicos
  • Permanecen atados, aislados o están todo el tiempo en el exterior de la vivienda
  • Son humanizados al extremo

Lo que tienes que saber para evitar que un can te muerda

Aunque además de educar y socializar a los canes, también debemos los humanos aprender la forma correcta de manejarnos frente a ellos. En este sentido, es fundamental:

  • Conocer el lenguaje corporal de los peludos, para identificar las señales que pueden indicar un posible ataque.
  • Saber cómo manejarse ante animales desconocidos y que probablemente puedan mostrar agresividad.
  • Explicarle a los niños cómo deben tratar a sus amigos de cuatro patas. Ten muy presente que no debes dejarlos solos con ellos, sobre todo si son muy pequeños.

De esta manera, intentando entender a nuestros peludos, seguramente evitaremos muchas situaciones desagradables que pueden terminar en una mordida.

 

Guardar

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar