¿Listo para recibir un nuevo amigo?

Francisco María García 28 abril, 2016

¿Crees estar preparado para recibir a un nuevo amigo en tu hogar? Una vez que hayamos tomado la decisión de adoptar a una mascota, debemos saber que seguramente el animal haya vivido situaciones muy difíciles.

La acogida y el cariño que le vamos a dar son fundamentales para iniciar su nuevo estilo de vida. También tenemos que asumir los cambios, tanto físicos como de comportamiento que experimentará tu nuevo amigo peludo, los cuales también variarán tu rutina.

Pasos previos a la recepción de un nuevo amigo

Entre los pasos previos que tienes que dar ante la llegada de un nuevo amigo están:

comida especial para cachorros

  • Habilitar un espacio acogedor de tu hogar donde el nuevo recién llegado se sienta cómodo y tenga su propio lugar. Eso le hará tomar confianza.
  • Elegir al médico veterinario que lo atenderá. Para ello es positivo contrastar diversas opiniones, foros sociales, referencias, etc.
  • Tener lista su cama. En tiendas veterinarias encuentras variedad de tamaños y diseños.
  • Recipientes para la comida y el agua.
  • Alimento suficiente para la primera semana. En el mercado podemos encontrar alimentos elaborados, apropiados para las necesidades nutricionales de las mascotas.
  • Suplementos vitamínicos.
  • Collar con su placa de identificación.
  • Correa para cuando queramos sacarlo de paseo.
  • Juguetes y huesos de carnaza para que nuestro perro pueda quemar la energía que le sobra.
  • Kit de aseo y arenera en el caso de los gatos.
  • Peines para cepillar su pelaje.

Los materiales más adecuados para un nuevo amigo

Para preparar la cama de nuestro perro, los materiales tienen que aportar calidad, resistencia y durabilidad. También son interesantes los materiales reversibles, para dos usos diferentes. Con ellos se puede modificar el diseño y el uso.

El comedero

En cuanto a los comederos de nuestras mascotas, pueden ser de plástico, cerámica, acero inoxidable, etc. Los comederos de plástico son sencillos de lavar, pero pueden dar alergia; los comederos de cerámica son porosos y no siempre se limpian con facilidad; los cuencos de acero inoxidable son una opción limpia y resistente a la corrosión. Otras claves para adquirir el comedero adecuado son: acertar con la altura del bol y tener en cuenta la forma de comer del perro.

Cada comedero tiene sus peculiaridades propias. La opción del acero inoxidable suele ser la más recurrida. Es una elección limpia y resistente a la corrosión. Además, no genera sustancias tóxicas para el perro. Destacan porque se limpian con mucha facilidad. En cuanto a su diseño, también hay muchas posibilidades, ya que los hay recubiertos de un material cerámico y con múltiples dibujos, grabados y colores.

La personalidad y caracteres del perro también influyen en la selección del comedero. La altura del cuenco, la forma de comer del animal, con bordes elevados del comedero para proteger de las salpicaduras de comida que puede provocar la mascota, con un borde inferior recubierto en goma, etc.

Primeros pasos en casa con un cachorro

Los perros aprenden todo lo que les enseñamos entre los dos y los cuatro meses. Ese periodo es importante en su educación y es cuando un adiestrador puede ayudarnos para que el cachorro se convierta en un perro equilibrado.

Entre las pautas que tenemos que seguir, están:

adopcion de cachorros

  • No agobiar prestándole excesiva atención en las primeras horas y días.
  • Dejarle tranquilo, que se aclimate. Si le agobiamos prolongaremos el tiempo de su adaptación.
  • No castigarle, ni gritarle, ni corregirle. Es necesario dar tiempo.
  • Enseñarle cuál es su sitio, que esté limitado el espacio para que no pueda andar por toda la casa.
  • No subirlo a la cama al principio.
  • Que tenga siempre agua disponible.
  • Es interesante tener una reunión familiar para decidir entre todos los horarios de comida, paseos y juego. Y elegir también qué es lo que el cachorro va a poder hacer, y qué es lo que no (dormir en el dormitorio, subirse a los sofás…) para mantener siempre las mismas reglas. Lo contrario supondrá confundir al perro que no sabrá a qué atenerse y será mucho más difícil enseñarle después.
  • Recompensas y premios: los perros aprenden todo más rápido mediante refuerzo positivo, es decir, premiando las conductas que nos gustan. Estos premios pueden ser juegos, mimos o comida. Lo importante es dárselo en el momento correcto, que tiene que ser inmediatamente después de que empiece a hacer algo que está bien hecho. Obedecer órdenes, tumbarse en el suelo cuando los dueños lo deseamos, irse a su cuna a dormir, hacer sus necesidades donde debe, etc., son buenos ejemplos de ello.
Te puede gustar