El legendario braco italiano

Miguel Rodríguez · 17 noviembre, 2017
Cazadores alpinos

El braco italiano es una de las razas más antiguas del planeta, se han contado leyendas sobre él y es excelente tanto para trabajo como para compañía. A continuación, te contamos algunas de sus características, historia y curiosidades acerca de ellos.

Robustos y atléticos

Se cree que el braco italiano ha estado acompañando a los humanos desde la Baja Edad Media, y que sus antecesores más próximos son los perros de San Huberto y el Mastín Asiático. En muy poco tiempo, el braco italiano empezó a dominar el campo y las montañas italianas.

Fue el animal deseado por todo aquél que gozaba de un título nobiliario en los reinos italianos que conformaban la nación. Hasta el siglo XIX fueron las mascotas predilectas de la alta nobleza italiana, cuando los ingleses introdujeron otras razas en las cortes.

Al igual que sucedió con otras especies, los conflictos bélicos del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX propiciaron la cuasi desaparición de la raza del braco italiano. Afortunadamente, se impidió su final gracias al esfuerzo de criadores y protectores italianos, que se esforzaron en recuperar el aspecto original de la raza.

Aspectos físicos del braco italiano

Como todo perro de caza, los bracos italianos poseen ciertas características físicas que los identifican como tal. A continuación, te presentaremos algunos rasgos esenciales de ellos:

  • Son canes de tamaño grande.  Miden unos 55 o 67 centímetros de altura aproximadamente y su peso se sitúa en torno a los 25 o 40 kilos.
  • Poseen un cuerpo muy musculoso y dinámico, ideal para sitios llanos o zonas rocosas. Ello les provee de la habilidad para moverse de manera ágil y ejercer la labor para la que nacieron: la caza.
  • Adaptable a casi todo tipo de roles en la caza.Durante siglos, esta raza estuvo cazando codornices y otras aves pequeñas con redes de antaño. Si bien, los ejemplares de hoy en día están más acostumbrados a la caza con tiro.
  • Tienen una cabeza grande, que se define de la siguiente manera: hocico prolongado con labios superiores más grandes que los inferiores, orejas grandes lobulares caídas, nariz negra y pelaje negro en la mayoría de los casos.
  • Cabe señalar que, en proporción a su cuerpo, tienen extremidades largas. De hechoen base a razones estéticas, su cola suele ser cortada por la mitad,  práctica prohibida hoy día en España.
  • El pelaje del cuerpo suele ser muy corto, fino y de color blanco con manchas de tamaño variable por todo el cuerpo.
  • Caminan con paso sostenido, zancadas largas y, casi siempre, mantienen la postura lista para iniciar una cacería.
  • Sus uñas son cortas y fuertes, y disponen los dedos muy juntos.
Perro braco italiano en el agua
Fuente: Mohawk28

Varios instituciones reconocen la raza como consolidada: la Federación Cinológica Internacional (FCI) la cataloga en el grupo 7, sección 1 de perros de muestra continentales. El Kennel Club y el United Kennel Club también admiten la entrada de esta raza en su catálogo.

Comportamiento del braco italiano

Usualmente son perros muy fáciles de entrenar, pues son bastante inteligentes y leales a sus dueños. Se les adiestra para labores físicas de tiempo prolongado, como señalamiento de lugares a campo través y rastreo de animales o personas.

Pero no por ello son animales poco sociales. Son muy dóciles y amigables, lo que los hace muy buenos compañeros para la vida entre la familia. De estar aburridos o no tener un buen entrenamiento, pueden volverse muy ladradores e inquietos.

Salud y cuidados del braco italiano

Por su fuerte complexión y las labores que realiza, el braco italiano es un perro que goza de excelente salud, poco propenso a enfermedades de cualquier tipo. Si bien su gran altura y tamaño, este can sí tiene cierta tendencia a padecer displasia de cadera o de codo. Por ello, deben tener un cuidado regular y visitar al el veterinario para evitar cualquier percance.

En cuanto a la higiene, se les debe limpiar detrás de las orejas constantemente para evitar la creación de hongos en ese sitio. Asimismo, se deben limpiar también las patas del animal, debido a que podrían contener parásitos, espinas y otros elementos nocivos. Además, se debe prestar atención a las garrapatas, ya que transmiten infecciones.

Todo ello es producto de la labor para la que fue concebido este canino que, por su estilo de vida, mantiene largas estadías al aire libre que le exponen a todos esos molestos inconvenientes.

Por último, en lo que respecta al pelaje debemos pasarle un cepillo suave para eliminar el exceso de pelo muerto que muda con el tiempo, y así mantener un manto agradable al tacto. Hay que puntualizar que se recomienda bañarlo solo cuando sea necesario.

Fuente de las imágenes: Rei Momo y Mohawk28