¿Las mascotas pueden soñar?

Miguel Rodríguez 7 abril, 2018
Los cerebros de los perros son muy parecidos a los de los humanos en cuanto a estructura, y es que tienen capacidad de recordar lo que han vivido a lo largo del día...

Ya lo has presenciado antes. Los ladridos, los maullidos, un extraño movimiento en sus piernas, los gruñidos e incluso la baba. No, no está persiguiendo algún roedor, está soñando, pero espera, ¿las mascotas pueden soñar? Y si sueñan, ¿con qué sueñan?

Un número ilimitado de galletas, largas caminatas, bolas de estambre gigantes rodando frente a ellos, otros perros con los que correr y muchas criaturas para cazar y perseguir. Realmente es la vida de una mascota, ¿no? Pero si las mascotas pueden soñar, ¿son realmente este tipo de pensamientos los que los inundan?

Las mascotas pueden soñar

Las mascotas pueden soñar y sueñan igual que tú. De hecho, los perros pueden soñar tanto como nosotros, dado que los cerebros humanos son estructuralmente muy similares a los de los perros, y tus ondas cerebrales se ven muy similares cuando duermes.

Muchos de los sueños que tienes por la noche se basan en lo que hiciste durante el día. ¿Qué hizo tu mascota hoy? Tal vez está reviviendo un momento divertido cuando jugaste con ella, o hizo un nuevo amigo en el parque.

Quizá en realidad atrapa a esa molesta ardilla en el patio. Hay evidencia de que incluso las ratas sueñan, y muchos animales domésticos son mucho más inteligentes que estas, así que la evidencia es bastante clara: las mascotas pueden soñar. Los científicos creen que sueñan con actividades comunes y lo que hicieron ese día, como nosotros los humanos.

Las mascotas sueñan

Deirdre Barret es psicóloga clínica y profesora de desarrollo en la Facultad de Medicina de Harvard. La especialista concedió una entrevista a la revista People, en la que habló sobre lo que se sabe del mundo de los sueños animales.

Barrett tiene una teoría. “Los humanos sueñan con cosas que les interesan, solo que de una manera más visual y menos lógica”, dijo la psicóloga. “No hay razón para pensar que los animales son diferentes. Los perros suelen estar cerca de los humanos, es posible que sueñen con su cara, su olor y su placer o molestia”, agregó.

Pero, ¿qué pasa con los gatos? Los gatos permanecen quietos durante casi todas las etapas de sueño. Sin embargo, justo al momento siguiente de levantarse, arquean la espalda y actúan como si estuviesen cazando.

¿Por qué los perros parecen moverse tanto cuando duermen?

Puede que hayas notado que hay veces que, durante el sueño, tu mascota está particularmente activa y nerviosa. Porque, como ya sabemos, las mascotas pueden soñar; ahora la pregunta es: ¿lo hacen igual que nosotros?

Los perros tienen dos etapas principales del sueño: el sueño de onda lenta, que es el tipo más ligero de sueño, y el movimiento ocular rápido, el tipo más profundo de sueño en el que ocurre mucha más actividad cerebral.

La actividad cerebral que se recibe cuando un perro duerme es muy similar a la que se recibe cuando está despierto, lo que resulta en una actividad física inconsciente. Se está moviendo y no se da cuenta porque está en un sueño profundo. Los cachorros y los perros mayores parecen soñar más que la mayoría de las mascotas.

Descanso de un perro

Datos sobre los sueños y los hábitos de sueño de tus mascotas

Los gatos jóvenes duermen alrededor de 16 horas al día y los gatos mayores pueden dormir hasta 20 horas. ¿Alguna vez has pensado: “por qué duermen tanto los gatos”? Originalmente, los gatos utilizaban la mayor parte de su energía durante períodos más cortos de caza para alimentarse, por lo que necesitaban dormir para conservar energía.

La duración de los sueños de un perro depende de su raza y tamaño. Las razas de perros grandes pueden soñar durante períodos de tiempo más largos, pero sueñan con menos frecuencia. Es posible que los cachorros solo tengan aventuras de un minuto de duración, pero pueden tener una nueva cada 10 minutos.

Los gatos pueden roncar, algunas razas de gatos son más propensas a roncar que otras, como los persas y los himalayas. Pero cualquier felino puede roncar si está acostado en una posición en la que sus vías respiratorias se obstruyen parcialmente por la piel del paladar blando.

Un viejo proverbio todavía resuena: “deja al perro dormido en paz”. Cuando asustas a un perro dormido y lo despiertas de su profundo sueño, podría reaccionar mordiéndote. Es mejor dejarlo descansar.

Muy parecidos a nosotros

Al igual que los humanos, a los gatos les encanta dormir la siesta en los días deprimentes y húmedos. Esto aplica tanto a los gatos domésticos como a los salvajes; no te sorprendas si bosteza más y duerme más tiempo cuando el pronóstico indica que va a llover.

Los perros duermen en muchas posiciones dependiendo de la etapa de sueño en la que se encuentren. A veces, cuando duerme boca arriba, se le pueden ver mover las cuatro piernas a la vez, como si corriera por el patio o el techo de alguna terraza.

Te puede gustar