Las 5 causas más comunes de pérdida de pelo en el perro

Cristina 17 junio, 2015

Uno de los temores estéticos que tenemos con mayor frecuencia las personas es quedarnos calvos. La alopecia es un problema que cada vez sufren más hombres y también mujeres. No es una cuestión meramente estética sino que, además, en ocasiones puede estar detrás algún trastorno de mayor o menor gravedad. Como sabemos, nuestras mascotas tienen muchas cosas en común con las personas, y una de ellas es que también sufren este padecimiento. Por eso en este artículo te vamos a mostrar cuáles son las 5 causas más comunes de pérdida de pelo en el perro.

Los 5 motivos principales de pérdida de pelo en el perro

A continuación veremos las cinco causas más importantes que pueden ocasionar la pérdida de pelo en el perro.

1. Los callos o las úlceras

perro

Lo que habitualmente se conoce como callos son en realidad ulceras por decúbito, aquellas que se producen por una presión en la piel que impide que la sangre irrigue la zona. Cuando no llega suficiente flujo sanguíneo la piel puede morir, lo que causa que se forme la úlcera. En el perro esto es frecuente en la zona de los codos y otros puntos que puedan permanecer largo tiempo apoyados en el suelo. Estas ulceras pueden llegar a sangrar y son dolorosas para el animal. La fricción constante producida en ese lugar de su cuerpo acabará causando la pérdida de pelo. Este problema se da con más frecuencia en los perros grandes, pesados o ancianos.

2. El Síndrome de Cushing

El Síndrome de Cushing, también conocido como hiperadrenocorticismo, se da cuando el organismo produce demasiada cortisona. Esto suele ocurrir por la aparición de un pequeño tumor en la hipófisis. Entre los síntomas de esta enfermedad se encuentran que el perro orine y beba más, incremento del apetito, piel más fina, abdomen inflamado, decaimiento, jadeo y debilidad muscular. Por supuesto, también la pérdida de pelo en el perro. También pueden sufrir este síndrome aquellos animales que han sido tratados con cortisona por un largo período de tiempo.

3. La genética

Como sucede con los seres humanos, hay perros que genéticamente están predispuestos a perder más pelo que otros dentro de la misma raza. No obstante, también hay algunas razas que tienen de por sí una mayor tendencia a sufrir este problema de alopecia canina como el Doberman Pinscher, el Teckel, el Chihuahua, o el Whippet. La falta de pelo puede darse en diversas partes del cuerpo como en el lomo, el torso, el muslo, la parte baja de cuello o las orejas.

4. Las infecciones parasitarias

perro rasca

En ocasiones las infecciones producidas por parásitos son inevitables, pero en otros casos se deben a la falta de cuidados. Hay que prevenir de la manera adecuada que los piojos, las pulgas o las garrapatas lleguen hasta nuestra mascota. También hay que luchar contra la sarna o la tiña. Todo ello puede ocasionar la pérdida de pelo en el perro. Así que tomemos todas las precauciones para evitar que nuestro animal tenga cualquiera de estos problemas que, además, resultarán más que molestos para tu amigo fiel.

5. Las alergias

Aunque las hayamos dejado para el último punto no es una causa menor. De hecho es una de las más comunes y que además provocan un gran sufrimiento al animal. Debemos tener en cuenta que la pérdida de pelo en el perro es uno de los síntomas principales de las alergias caninas, lo que nos dará la pista para tomar otro tipo de medidas, dictaminadas siempre por un profesional de la salud animal. Las causas que están detrás de este problema son similares a las que ocasionan las alergias a las personas: el polen, los ácaros, el moho, la alimentación o incluso las pulgas. Además de la caída del pelo, que acabará haciendo que el animal tenga pequeñas o grandes calvas, notaremos que se muerde o rasca para calmar el picor.

Como hemos visto, las causas de la pérdida de pelo en el perro son muy diversas, pero quien mejor puede determinar su origen y, por ende, determinar el tratamiento adecuado es su veterinario. Si notas que tu animal tiene menos pelo últimamente, no lo dudes y llévalo al médico de inmediato.

Te puede gustar