La policía rescató 230 perros que se utilizaban en peleas a muerte

La policía rescató 230 perros que se utilizaban en peleas a muerte

Escrito por Alba Muñiz

Última actualización: 02 febrero, 2022

Desde Mis Animales no nos cansamos de destacar que las riñas de canes son una de las formas más terribles del maltrato animal. Y que nunca es suficiente todo lo que se haga para evitar este negocio ilegal. Por eso, son buenas noticias cuando informan que la policía rescató 230 perros que eran utilizados en peleas a muerte.

Con operativos en distintos puntos del país la policía rescató 230 perros utilizados para riñas

Este hecho ocurrió en el año 2017, una noticia que pese a ser dolorosa, significó un alivio. Los animales recuperados, todos ellos considerados potencialmente peligrosos por la legislación española, fueron derivados tanto a asociaciones protectoras como a entes oficiales.

Pero la operación, llevada a cabo por miembros de la Policía Nacional y bautizada como Chase, también permitió la detención de 34 personas en distintos lugares de la península:

  • Tenerife
  • Madrid
  • Murcia
  • Alicante

Según lo que se pudo establecer en aquel momento, los organizadores de esta cruel actividad pensaban realizar cuatro encuentros en Tenerife. Los agentes llegaron justo cuando, en un cuadrilátero montado a tal fin, se disputaba el que se cree el primero de ellos. Al irrumpir en el lugar observaron como dos perros peleaban a muerte en un ring. Uno de los canes estaba muy mal herido y debió se asistido de inmediato por los policías.

La policía rescató  230 perros que eran utilizados en peleas a muerte. El operativo permitió también la detención de 34 personas en Tenerife, Murcia, Alicante y Madrid.

Peleas de perros y otros delitos

Con aquel operativo se descubrió un gran entramado delictivo en el que las peleas de canes se entrelazaban con el tráfico de drogas y el blanqueo de capitales, tanto a nivel nacional como internacional. Y es que los investigadores señalaron que los delincuentes participaban de riñas en el exterior, a través de una liga ilegal identificada como RAFA.

Los malvivientes contaban con un sistema de organización muy sofisticado. Por ejemplo, utilizaban una jerga para no ser descubiertos al mantener conversaciones telefónicas. Así empleaban términos como:

  • Fiesta privada o convención, en relación a la cantidad de peleas, apostadores y espectadores
  • Contrato, para determinar el lugar y las condiciones económicas
  • Champion, como la forma de identificar a un can que ganó tres peleas, y gran champion para el que triunfó en cinco

El calvario de los canes utilizados en riñas

Todos los combates organizados por estos criminales eran a muerte. Y describir el calvario por el que pasaban los perros, entrenados y utilizados para participar de este negocio macabro, puede causar verdaderos escalofríos.

Un detalle particularmente macabro que trascendió fue la realización de un “bautismo de pelea”. Esto lo suelen hacer para comprobar si un animal, aún cachorro, es apto para este tipo de actividad. Huelga decir que, en la mayoría de los casos, los perritos mueren durante el enfrentamiento o son sacrificados luego.

Se supo que, además, los delincuentes se dedicaban al robo de canes con el objetivo de utilizarlos como “sparring”. Esto significa que los pobres animalitos eran utilizados para entrenar a los perros que luego se enfrentaban en las peleas a muerte.

Recuento del horror

En los 17 registros domiciliarios en los que la policía rescató 230 perros se hallaron, además:

  • Sistemas de entrenamiento específico canino extremo.
  • Diferentes sustancias que se les daban a los animales (anabolizantes, testosterona, hormonas, diuréticos).
  • Material eutanásico.

Pero lo más siniestro de todo aquello fue el hallazgo de un número no especificado de cadáveres de canes.

Luego de conocer los desgarradores datos, solo les quedó la dura tarea de recuperar a los supervivientes de tremendo infierno. No sería fácil hacerles comprender que hay personas de buen corazón que solo quieren su bienestar.

A la espera de que se condene a los malhechores

La investigación había comenzado en septiembre de 2016, después de que una asociación protectora proporcionara información en relación a una persona que participaba en esta actividad ilegal en una localidad madrileña.

Durante los operativos también se incautaron:

  • Armas (1 pistola y 1 revólver)
  • 800 plantas de marihuana
  • 4 kilogramos de marihuana seca
  • 40 gramos de cocaína
  • 200 gramos de hachís
  • 30 mil euros

Los detenidos durante la Operación Chase enfrentaron acusaciones por distintos delitos. Entre ellos:

  • Organización criminal
  • Maltrato animal de forma continuada
  • Tráfico de estupefacientes e ilegal de medicamentos
  • Blanqueo de capitales

 

 

Guardar