La inteligencia de los cuervos

Alba Muñiz · 20 abril, 2018
El comportamiento de estas aves ha sido objeto de estudios científicos, y es que, entre otras cosas, estos pájaros son capaces de robar comida a otros congéneres, de crear herramientas e incluso de imitar algunos sonidos humanos

Perteneciente al orden de los paseriformes, este gran pájaro negro se ha sabido ganar, a lo largo del tiempo, calificaciones de todo tipo. Lo cierto es que cada vez más estudios científicos se dedican a comprobar su capacidad de raciocinio. Hoy te contamos, entonces, sobre la inteligencia de los cuervos.

Conoce a estas inteligentes aves

Protagonistas de cuentos de terror, compañeros inseparables de brujas o sinónimo tanto de mala como buena suerte, estas aves están siendo objeto de cada vez más investigaciones que comprueban lo que el humano atento siempre supo: son sumamente inteligentes.

El más grande de los paseriformes –mide entre 54 y 67 centímetro– es un animal que sabe adaptarse a las circunstancias. Además, todo parece indicar que se da cuenta de muchas cosas sin necesidad de realizar la prueba de ensayo y error.

Y, para lo que le falta saber, siempre encuentra la vuelta –incluso inesperada– para resolverlo. Incluso es capaz de burlar los dispositivos que crean los científicos para probar cuán astuto es.

Pájaros con gran densidad neuronal

Por si fuera poco, estas aves dan por tierra con eso de que el tamaño del cerebro está acorde con la inteligencia. Si bien su masa cerebral es la mayor de su orden, su capacidad de raciocinio es considerada superior a la de los primates o a la de un niño de ocho años.

Y es que, en realidad, por lo menos en el caso de estos seres alados, el tamaño no es lo importante. Sí lo es la densidad neuronal.

En el libro Cuervos: encuentros con los sabelotodos del mundo aviario, que la escritora Candace Savage publicó en 2005, se sugiere que estos animales comparten con los humanos características que hablan de su inteligencia. Entre ellas, el uso de herramientas y un sofisticado comportamiento social.

Los cuervos fabrican herramientas

Conoce detalles sobre la inteligencia de los cuervos, esos grandes pájaros negros que cuentan con una gran densidad neuronal.

Así se demuestra la inteligencia de los cuervos

Distribuido por todo el hesmisferio norte, estos pájaros se valen de sus patas y de sus picos largos, gruesos y robustos para ejecutar lo que sus cerebros dilucidan.

Así es que crean y utilizan herramientas de forma habitual y en secuencias complejas, algo que solo se atribuía a las personas. Y es que, por ejemplo, son capaces de transformar una pieza recta en un gancho para extraer comida de determinados recipientes.

En una investigación publicada en la revista Nature, el zoológo Alex Kacelnik señaló que los cuervos de Nueva Caledonia (Oceanía) nacen con este conocimiento. Esto se traduce en que cuentan con un componente genético que explica su forma de actuar.

Para Kacelnik, estas aves poseen un alto nivel de pensamiento lógico, de planificación anticipada y de creatividad que, por norma general, solo se asocia a los humanos.

Los cuervos, esos manipuladores alados

En las interacciones sociales, la inteligencia de los cuervos se manifiesta en la capacidad de manipulación. En un estudio realizado por el biólogo Bernd Heinrichel (Universidad de Vermont) se estableció que los ejemplares adultos y los jóvenes emplean distintas estrategias para alimentarse de carroña.

Los animales más jóvenes graznan para reclutar a sus congéneres y, de esta forma, buscan eludir la competencia con otros carroñeros. En cambio, los adultos se mantienen en silencio para evitar llamar la atención.

También se pudo observar que los cuervos hacen que otros animales trabajen para ellos. Es habitual que llamen a lobos y coyotes al lugar donde hay carroña, y es que, luego del accionar de las mandíbulas de los carnívoros, acceden más fácil al alimento.

Además, se estableció que observan donde otros cuervos ocultan su comida y, gracias a su excelente memoria, recuerdan el dato para luego robarla. Y en algunos casos se ha visto como dejan frutos secos en las carreteras para que el paso de los coches rompa las cáscaras.

Los cuervos roban

Más detalles sobre estas maravillosas aves

Otro dato interesante es la capacidad de juego de estas aves. Es habitual ver a ejemplares jóvenes deslizándose por la nieve por el solo aparente hecho de divertirse. También juegan con otras especies de animales.

Asimismo, es sabida la costumbre que tienen de ‘robar’ algunos objetos brillantes. Esta curiosidad hacia lo nuevo la suelen perder a medida que se hacen adultos.

A estas alturas restaría decir que a estos inteligentes animales solo les falta hablar. Pues también algunos lo hacen, aunque solo imitan unos pocos sonidos humanos. Pero dada su inteligencia, todo parece indicar que no está dicha la última palabra en este tema. Les mantendremos informados.