La homeopatía: una medicina alternativa para tus mascotas

Yamila · 28 abril, 2019
La medicina homeopática es una excelente alternativa para tratar ciertas dolencias o enfermedades de las mascotas, incluidos problemas de conducta. ¡Y no tiene efectos secundarios!

Quizás hayas probado con diferentes tratamientos, pero sin los resultados esperados. O tal vez te guste la idea de la medicina alternativa también para tus mascotas. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre la homeopatía veterinaria.

¿Qué es la homeopatía para mascotas?

Muchos de los problemas de salud de las mascotas actuales pueden tratarse a través de la medicina tradicional, pero algunos de estos tienen mejores resultados si se curan con tratamientos holísticos o naturales.

Ante el primer síntoma de enfermedad de nuestro perro o gato, lo llevamos al veterinario –como llevaríamos al pediatra a nuestros hijos– y los profesionales prescriben un tratamiento con fármacos, que no siempre sirven.

La homeopatía es una alternativa más que efectiva para patologías tales como alergias, afecciones causadas por la ansiedad o el estrés y hasta problemas de comportamiento de las mascotas.

El creador de esta corriente natural, un médico alemán llamado Samuel Hahnemann, experimentó con su caballo para poder curarlo de una enfermedad ocular. Como los resultados fueron positivos, lo empezó a usar con los seres humanos.

Aunque esto pueda parecer similar a lo que ocurre hoy en día con los laboratorios que hacen pruebas en animales, lo cierto es que la homeopatía incluye todo tipo de remedios sin efectos secundarios ni tóxicos. Los medicamentos se elaboran con una base de ingredientes de origen vegetal, animal y mineral.

Tratamiento homeopático en mascotas

Otra de las características destacadas de la homeopatía para mascotas es que los tratamientos son fáciles de administrar y que se trata de algo muy personalizado. Cada remedio es diferente y se basa en los síntomas, pero también en la personalidad y en los hábitos del animal.

Cómo es el tratamiento homeopático en mascotas

Tal y como sucede con las personas, todo empieza con una ‘entrevista’ o consulta con un médico. Por supuesto que en el caso de las mascotas, tienen que ir acompañadas de sus dueños. El veterinario homeópata realiza una revisión muy específica y detallada del animal. Además, mediante preguntas al propietario puede armar una ficha completa de su paciente.

Analiza también las características específicas de la mascota –como peso, raza o edad- y pide un examen físico completo, que incluya análisis de sangre y orina, radiografías, entre otros estudios.

Con toda esta información, el siguiente paso es conocer la esencia del animal y cuál es su manera de enfermar. También se preguntará a su dueño cómo reacciona ante ciertos estímulos, a qué le tiene miedo, cómo se relaciona con el resto de los miembros de la familia, si sufre de estrés, ansiedad o miedo, o si presenta algún síntoma especial, tales como diarrea, mucha sed, micción frecuente, dolor articular, apatía, etc.

Tratamiento homeopático en animales

Encontrando el tratamiento homeopático ideal

Una vez que el veterinario ha llegado a un diagnóstico, el siguiente paso es encontrar el remedio indicado para ese paciente en particular. Los tratamientos son preparados mediante un sistema llamado ‘dinamización’ para poder alcanzar la dilución adecuada. Por ello, en los frascos se encuentra el nivel de proporción (%) de uno o varios compuestos.

La medicina puede adquirirse en diferentes presentaciones: gotas, cristales, glóbulos, inyecciones, polvos, cremas, lociones o tabletas. Y el profesional indicará cuál es la dosificación de esta.

Una pregunta muy habitual en relación a la homeopatía veterinaria es si pueden tratar y curar todas las enfermedades que afectan a nuestras mascotas. Lo cierto es que dependerá de la gravedad de la patología y de la capacidad del organismo para regenerarse y hacerle frente. Incluso en aquellos problemas que requieren cirugía, los tratamientos homeopáticos pueden complementar tanto antes como después.

Es necesario tener en cuenta que, a diferencia de la medicina tradicional, la homeopática puede llevar más tiempo en surtir efecto (o que tenga resultados visibles). Por ello, si está en riesgo la vida del animal, se utilizarán ambos métodos.

Por último, en el caso de trastornos de conducta del animal, en la mayoría de los casos los tratamientos homeopáticos son exitosos. Pero para ello deben estar acompañados por la ayuda de los dueños y ciertos cambios de hábitos.

  • Mathie, R. T., Hansen, L., Elliott, M. F., & Hoare, J. (2010). Resultados del tratamiento homeopático prescrito en veterinaria clínica: estudio prospectivo, piloto, dirigido a la investigación. Revista Medica de Homeopatia. https://doi.org/10.1016/S1888-8526(10)70050-3