Klepetan y Malena, dos aves enamoradas

Eugenio Fernández · 7 mayo, 2018
Estas cigüeñas protagonizan una historia de máxima fidelidad, pues la hembra herida sigue contando con su pareja desde hace 14 años; hay un granjero croata, llamado Stjepan Vokicm, que cuida de Malena en invierno mientras Klepetan se ausenta en sus viajes migratorios

La cigüeña blanca es una de las aves más emblemáticas en diversas culturas europeas, y en Croacia han aparecido dos aves enamoradas de esta especie. Aunque es de sobra conocido que la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es un ave que práctica la monogamia en el reino animal, por lo que permanece con la misma pareja hasta su muerte, este caso ha emocionado a muchos.

La historia de Klepetan y Malena, dos aves enamoradas

Y es que la historia de Malena y Klepetan, una pareja de cigüeñas blancas que comparten nido en un tejado de la localidad de Slavonski Brod, al este de Croacia, no deja indiferente a nadie. Desde hace 14 años que estas dos aves enamoradas conviven en un nido cada temporada de cría, donde han criado a más de 60 polluelos.

La historia no debería sorprendernos, si no fuera porque Malena fue disparada hace años por un cazador en una de sus alas, lo que la impide volar. Eso no impide que Klepetan vuelva cada año con ella, y es que el macho de esta pareja aún migra cada invierno desde Croacia al sur de África.

Por increíble que parezca, Klepetan recorre cada año más de 10 000 kilómetros para reunirse con Malena para pasar la temporada de cría con ella, darse cariño y engendrar una nueva hornada de polluelos al mundo.

Dos aves enamoradas

La migración de las cigüeñas

Para entender el viaje que se marca Klepetan cada año, hay que recordar que la cigüeña blanca es un migrador transahariano: las cigüeñas blancas van desde el noreste de Europa hasta el valle del Nilo, la fosa del Rift o incluso Sudáfrica. 

Este viaje hace que muchas de estas se detengan en España, e incluso en los últimos años ha aumentado el número de aves ibéricas que se quedan todo el año en nuestro país. Sin embargo, las cigüeñas croatas siguen realizando su migración cada año.

Estas aves permitieron descubrir el concepto de migración: durante el siglo XIX, fueron varios los avistamientos de cigüeñas que volvían de sus misteriosos viajes con flechas de origen africano clavadas. De pronto, algo tan desafortunado y fortuito como que una cigüeña sobreviva a un ataque de este tipo hizo descubrir a muchos europeos la migración.

Ave: características de la cigüeña

Un granjero y dos aves enamoradas

En esta historia hay un tercero en discordia: entre estas dos aves enamoradas se encuentra el granjero Stjepan Vokicm, que ahora está jubilado y se dedica a cuidar de Malena durante el invierno, ya que esta apenas puede obtener alimento de forma independiente.

Stjepan incluso ha construido una pasarela para que Malena pueda llegar al nido de su tejado, ya que al carecer de la capacidad de volar le sería imposible de otra forma. También se asegura de que todo está listo para la llegada de Klepetan, e incluso les ayuda a conseguir alimento durante la temporada de cría, ya que Klepetan normalmente sería ayudado por Malena a la hora de buscar alimento para los pollos.

Las dos aves enamoradas…Y famosas

La historia de estas dos aves enamoradas es seguida por miles de croatas todos los años. Malena y Klepetan se han convertido en toda una sensación, por lo que cuentan incluso con patrocinadores, además de servir como embajadoras de estas incomprendidas aves migratorias: y es que muchos aún las disparan por sus enormes nidos, que son construidos en tejados.

Lo cierto es que mientras en algunas regiones aún se mira con malos ojos a estos pájaros, estas dos aves enamoradas son el ejemplo de que el comportamiento de las cigüeñas es increíble y que también pueden ayudar a las regiones ha conseguir popularidad: en lugares de Europa como Alsacia son todo un símbolo, mientras que en esta región croata, Malena y Klepetan cuentan incluso con su propia página en redes sociales.