Kelpie australiano: todo sobre esta raza

Cuando de perros enérgicos se trata, el kelpie australiano no se queda atrás. Además de inteligente, tiene una gran energía y un porte que enamora a cualquiera.
Kelpie australiano: todo sobre esta raza
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 17 diciembre, 2021

El kelpie australiano es un perro ágil, inteligente, trabajador y obediente. Además, este maravilloso animal desarrolla un vínculo muy fuerte con su dueño. No suele ladrar mucho a menos de que sienta la necesidad, así que también es apto para todos aquellos que busquen tranquilidad en su entorno hogareño.

Este can está siempre dispuesto a aprender, es muy fácil de entrenar y cuenta con una energía inimaginable. Si quieres conocer más sobre esta raza o estás investigando si tener un kelpie es adecuado para ti, aquí podrás averiguarlo. ¡No dejes de leer!

Historia

El Kennel Club Argentino cuenta que esta raza se originó a partir de los collies del norte de Inglaterra, sin embargo, algunos expertos creen que es el resultado de un cruce entre dingos y border colliesSu historia se remonta a 1870, cuando la familia escocesa Rutherford emigró a Australia con 6 collies negros y marrones. Estos perros despertaron el interés de los pastores de ovejas en dicho país por el gran trabajo que desempeñaban. 

Debido a esto, comenzaron a cruzarse estos canes con otros perros pastores y de estos cruces nació una perra llamada Kelpie (nombre que significa «espíritu del agua» en gaélico), la cual ganó un concurso de pastoreo en el año 1873. A partir de allí aumentó la demanda de estos canes y se les conoció como kelpies. La descendencia también sobresalía en las pruebas de pastoreo.

Un cachorro de kelpie en la playa.

Características físicas

La contextura del kelpie es musculosa y compacta, pero flexible. Los machos miden entre 46 y 51 centímetros y las hembras entre 43 a 48 centímetros. Ambos sexos suelen pesar entre 14 y 21 kilogramos. Su pelaje es de doble capa: tiene un manto interno y denso y en el exterior otro de pelos duros. 

La cabeza del kelpie australiano se parece a la de un zorro. El color de su pelaje es muy variable, pues existen ejemplares con tonos desde oscuros hasta rojizos. Pueden ser negros, rojos, chocolates y humo, entre otros. 

Comportamiento

Esta raza es muy activa, dispuesta a realizar tareas y obediente, lo cual te puede hacer recordar que proviene del collie. A la vez es inquieto y bastante inteligente. No es un perro adecuado para vivir en un espacio pequeño sin acceso al aire libre, pues su hábitat natural es en el campo, trabajando con el ganado. Por esto, una caminata diaria puede no ser suficiente para un kelpie. 

También es una raza sociable. Se lleva muy bien con niños, con otros canes y con diferentes animales. Sin embargo, es importante que se le haga una adecuada socialización desde pequeño. Como guardián se desempeña de manera excelente y también puede ser perro guía. No suele mostrarse agresivo, pero sí protege a su familia y sus pertenencias en caso de ser necesario.

Este can es un gran trabajador, en especial como pastor, ámbito en el que es una de las razas más populares y exitosas. Cuando un rebaño de ovejas está agrupado, busca el camino más corto para cruzar al otro lado (el cual es una línea recta por encima de ellas). Muestra una increíble destreza al navegar y direccionar al ganado ovino. 

Cuidados del kelpie australiano

Esta raza suele ser muy sana, resistente y su esperanza de vida es de más o menos 13 años. Sin embargo, puede sufrir afecciones en la retina de manera frecuente. Un problema con este perro es que se muestra fuerte mientras está enfermo y, por ello, su padecimiento solo es perceptible cuando está bastante mal. 

Otras complicaciones que suele presentar este can son la criptorquidia (testículos no descendidos) y la displasia de cadera. Debido a esto, es importante llevarlo al veterinario para prevenir cualquier problema o enfermedad mínimo 1 vez al año. Su vacunación y desparasitación son fundamentales, especialmente si vive en el campo y está en contacto con posibles vectores de enfermedades (garrapatas y mosquitos). 

En general no son muchos los cuidados que hay que tener con este perro, tal y como indican fuentes profesionales. Sin embargo, es un can que necesita recibir una buena alimentación y usar toda la energía que tiene. Entre todos sus cuidados básicos, citamos unos cuantos en las líneas venideras. 

Aseo

Gracias a su pelo corto, este perro no necesita mucho empeño en el cepillado. Con hacerlo cada 10 días basta para que su pelaje esté bien cuidado. De todas maneras, en época de muda es mejor hacer esto más frecuentemente. 

Ejercicio

Como ya se mencionó, este perro es muy enérgico. Por esto, necesita mucha actividad diaria para estar contento y no desarrollar problemas físicos y comportamentales. El kelpie australiano requiere mínimo un paseo diario de 1 a 2 horas en el que pueda quemar energía. 

Alimentación 

El kelpie necesita una dieta muy nutrida para desarrollarse y gastar su energía. Su comida debe ser equilibrada en proteínas y nutrientes, pero adecuada según la actividad que realice el can. El veterinario sabrá recomendar la cantidad y qué tipo de comida elegir. 

Un kelpie australiano sobre la hierba.

Este perro es un animal maravilloso; no obstante, exige modos de vida y cuidados específicos, en los que el ejercicio frecuente y una alimentación de calidad son indispensables. Ahora que conoces estas características sobre él, sabrás mejor cómo tratarlo o si es conveniente para ti tenerlo como animal de compañía. 

Te podría interesar...
Maltipoo: todo sobre esta raza
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Maltipoo: todo sobre esta raza

El maltipoo, mezcla de bichón maltés y caniche, es un perro de carácter alegre y sociable apto para personas con alergias leves a su epitelio.