Jude, un Pitbull, rescatado después de ser obligado durante años participar en peleas

Virginia Duque Mirón · 9 marzo, 2016

Siempre te digo que me encanta contarte historias con final feliz. A pesar de que en el camino hacia esa felicidad hayan habido cosas no tan agradables, siempre he creído que lo importante es dónde uno llega más bien que cómo llega. Conoce a Jude, un Pitbull muy singular.

Y nuestro amigo de hoy es Jude, un Pitbull que tuvo un camino pedregoso y difícil antes de encontrar su felicidad. ¿Quieres saber su historia?

Las peleas de perros

pelea entre perros

Es conocido por todos que las peleas de perros, desgraciadamente, se siguen dando en muchos países. Y es que por más intentos que la policía y los gobiernos hagan por frenarlas, la ambición del hombre siempre está enfocada en el dinero.

Estas peleas generan mucho dinero, pues por una razón que aún desconocemos, hay seres humanos sin escrúpulos que disfrutan viendo sufrir a otros, y si son animales mejor.

Los perros usados para peleas, además de sumirse en despresiones, vivir atemorizados, tener traumas enormes y ser separados de sus familias sin darles cariño, amor ni un hogar digno, también sufren grandes daños físicos los cuales les ocasionan la muerte en muchas de las ocasiones.

Sin duda, algo que hace hervir la sangre de aquellos que amamos a los animales.

Jude, un Pitbull con mala suerte

Jude, un Pitbull del que te vamos a hablar hoy, fue uno de los “escogidos” para participar en estas peleas. No sabemos de dónde viene, ni cómo llegó allí. Tampoco cuánto tiempo lo tuvieron martirizado obligándolo a pelear.

Lo que sí imaginamos que por su raza y su tamaño, sería muy valorado entre los apostadores de las peleas.

No queremos ni pensar qué sentimientos de tristeza, baja autoestima y otros sintió Jude, un Pitbull que tan solo tuvo mala suerte. Tan solo por ser Pitbull, vio como su vida cogía un rumbo que descubrió muy pronto que no le gustaba.

Su mala suerte se acaba

Las peleas de perros son consideradas maltrato animal y están penadas por la ley en muchos países, esperamos que pronto lo estén en todo el mundo. Jude, un Pitbull secuestrado para ellas, fue utilizado para estas en Estados Unidos, país que castiga con penas muy fuertes a quienes las realizan o participan en ellas.

Jude fue rescatado en una de las redadas contra las peleas de perros ejecutada por la policía de New Jersey, en Estados Unidos. Cuando lo llevaron a la clínica veterinaria, tras ser examinado, pudieron ver que Jude, un Pitbull luchador, no solo tenía heridas externas sino que los daños internos eran muy grandes.

Tenía un soplo en el corazón, sus órganos no funcionaban bien y además sus heridas externas eran desgarradoras. Todos creyeron que debería ser sacrificado para evitar su dolor. Aun así, no se rindieron y decidieron tratar a Jude.

Su recuperación

Poco a poco, a pesar de algunas recaídas en las que lo veterinarios creyeron que ya no había más que hacer, Jude se recuperaba. Sin duda el Pitbull tenía ganas de vivir, de conocer una vida diferente al infierno que había vivido, y gracias a eso pronto llegó a verse como un precioso animal con pelo brillante, porte elegante y mirada alegre.

Pasó de ser Jude, un Pitbull de peleas, a Jude, un Pitbull tierno y cariñoso. Ahora faltaba lo más difícil: encontrarle una familia.

Jude, un Pitbull renacido y su adopción

jude, un pitbull 3
Fuente: Team Jude

 

A veces juzgamos por el exterior, no importa si son personas o animales. Y la raza de Jude está considerada como agresiva por aquellos que no saben mucho sobre ella.

Sin embargo, Jude, es un ejemplo más de que esto no es cierto. Pronto encontró una familia amante de los perros a la que no le importó que Jude ya fuera mayor y que tuviera los tristes antecedentes que tenía.

Todo lo contrario, esto los conmovió y los movió a actuar y darle a Jude el hogar que jamás había tenido. Esta pareja, que tenían un bebé, nunca dudaron de que un perro como Jude sería el mejor guardián que su hijo pudiera tener. Y no se equivocaron.

Jude pronto empezó a desarrollar un amor por el niño que no se puede expresar con palabras, y el niño por él. Su relación es tan estrecha que todo los que los conocen dicen que “se aman sobre todas las cosas”. Jude, sé feliz, lo mereces.