En Japón se da trabajo a los gatos

Yamila · 3 julio, 2017

Los animales son una gran compañía y en muchos casos se emplean para diferentes oficios. Hasta el momento los felinos se habían “salvado” de tener que trabajar. Pero ahora en Japón se trabajo a los gatos. En este artículo te contamos cómo es que estas mascotas son asalariadas en el país asiático.

Cómo se da trabajo a los gatos en Japón

Cada vez son más las empresas niponas que dan trabajo a los gatos debido a las bondades que ofrecen a sus empleados. Según las investigaciones y la experiencia, los felinos reducen el estrés y la ansiedad en las oficinas.

No se trata de un proyecto o iniciativa llamada “lleve su mascota al trabajo”… Sino que los empresarios contratan gatos para que trabajen de antiestrés. En estas compañías se disfruta de la “terapia del ronroneo” llevada a cabo justamente por los felinos.

Los terapeutas de cuatro patas aportan calma, energía, paz y diversión a los empleados. Logran que las personas se sientan más relajadas e incluso sean más productivas. En un país tan exigente en lo laboral como Japón, donde las jornadas son muy extensas y las jerarquías están bien marcadas, muchos empleados sufren las consecuencias del estrés y las presiones extremos.

Los expertos indican que esta idea tiene muchos beneficios, siempre y cuando los gatos tengan una personalidad más bien dócil y se lleven de forma aceptable con las personas.

Si bien algunas empresas instan a sus empleados a que lleven sus propias mascotas a la oficina, esto no es tan ventajoso. Se debe a que los felinos son animales muy territoriales y sensibles a los cambios de ambiente, así como también a estar rodeados de gente desconocida.

Gato blanco en la oficina
Fuente: lavozdelmuro.net

En cambio, si los gatunos viven en la oficina desde pequeños y han sido acostumbrados a compartir el espacio con muchas personas (y con otros animales de su misma especie), pueden ser una buena idea.

Lo mejor de todo es que en estos casos el animal no sufre, sino que lo pasan realmente bien con su “familia”. Tienen que ser ejemplares sociables, equilibrados, que puedan hacer lo que quieran, que no se asusten, que se adapten a todo, que no tengan problema de estar solos por la noche o los fines de semana y que saluden a las personas por las mañanas.

¿Por qué los gatos son la mejor opción en el trabajo?

Los felinos tienen características que ninguna otra raza posee. Por ejemplo, están rodeados por una energía especial, son calmados y nos dan mucha paz. Los gatunos son expertos en limpiar los ambientes de “malos espíritus” u “ondas negativas”… Es un punto ideal paras las empresas. Además, los gatos son muy sensibles y pueden detectar cuando algo no está bien en una persona.

Por todo ello se han convertido en los mejores terapeutas. Con su presencia ayudan a seres solitarios, a enfermos, a deprimidos, a estresados… Y ya que en Japón adoran a los gatos, no es extraño comprender por qué los han elegido para ayudarles en sus tareas laborales.

Ferray, pionera en poner a trabajar a los gatos

Una de las primeras firmas en apostar por la “ronroterapia” ha sido Ferray, dedicada a la informática. Los resultados, según afirman los ejecutivos, han sido más que satisfactorios. La ansiedad y el estrés en los empleados se han reducido notablemente.

Gato durmiendo
Fuente: bucket1.glanacion.com

El director de la compañía, Hidenobu Fukuda, introdujo esta política de “gatos en la oficina” hace algunos años. La empresa, además, ofrece dinero a quienes adopten un felino y se lo lleve a su casa.

Dar y recibir cariño físico es muy importante para los seres humanos. Nos relaja y nos permite “desconectar” y elimina las preocupaciones. A su vez, a través del ronroneo del gato nos sentimos más equilibrados (debido a las vibraciones que produce).

La buena noticia es que los gatunos también se benefician. Al ronronear, liberan endorfinas, conocidas como las hormonas del bienestar.

Fuente de las imágenes: www.duna.cl, lavozdelmuro.net y bucket1.glanacion.com