Isla de los gatos abandonados en Brasil

Algunas personas abandonan a sus gatos en una isla de Brasil. Tal vez piensan que es lo más adecuado, sin embargo, se trata de una solución que afecta a los michos y puede desencadenar otros problemas. Entérate de todo en estas líneas.
Isla de los gatos abandonados en Brasil
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 02 diciembre, 2021

La pandemia ha traído consecuencias devastadoras y muchas familias se han visto fragmentadas y aisladas del entorno social. La problemática se extiende a las mascotas, que también se han quedado sin tutores, lo que a su vez eleva el número de animales callejeros. Ante esto, algunas personas han optado por buscar una solución rápida. Una de ellas se ejemplifica con la isla de los gatos abandonados en Brasil.

El objeto de este espacio es una isla ubicada en Brasil que tiene como inquilinos cuantiosos gatos, los cuales han sido abandonados a su suerte en ese espacio delimitado por el mar. En los siguientes párrafos te presentamos todo lo relacionado con este tema tan interesante y triste a la vez. ¡No te lo pierdas!

El problema planteado en la isla de los gatos abandonados en Brasil

La isla de los gatos abandonados en Brasil es un sitio con una gran cantidad de michos. Este espacio alberga n umerosos felinos domesticados dejados a su suerte sin cuidados, sin comida y sin líquidos, ya que el lugar no cuenta con fuentes de agua dulce potable.

Estos mininos quedan expuestos ante un territorio que no conocen y en el que no están preparados para sobrevivir, ya que provienen de hogares humanos en los que sus necesidades estaban cubiertas. La isla también es un sitio en el que los michos pueden contraer enfermedades infecciosas debido a una situación sanitaria más que deficiente.

A pesar de la inexperiencia que presentan los felinos en un entorno salvaje, estos generan desequilibrios en la cadena alimentaria de la isla. Los gatos no pertenecen a ese sitio de forma natural e intentan sobrevivir con los recursos disponibles, por lo que cazan a los animalitos presentes y pueden causar un descenso en las poblaciones de sus presas. Además, son víctimas de otros depredadores más grandes.

La isla representa un castigo despiadado para estos lindos mininos domesticados que no están acostumbrados a una vida lejos de un hogar humano, sobre todo en un entorno salvaje.

Un grupo de gatos callejeros.

¿Dónde está ubicada la isla de los gatos?

Esta isla se llama Isla Furtada, pero se conoce como “Ihla dos gatos” o “isla de los gatos”. Se localiza frente a la costa oriental de Brasil y forma parte de Mangaratiba y la región de Costa Verde, en el estado de Río de Janeiro. Se trata de una área de unos 5 kilómetros de diámetro y no tiene playas ni fuentes de agua dulce, sin embargo, posee una selva densa.

La isla es un lugar inhóspito en el que no habitan personas desde hace muchos años, solo los gatos y otros animales autóctonos del lugar.

¿Cómo comenzó todo?

No se conoce con certeza el inicio de esta historia. Se cree que por la década de los cincuenta una familia quería establecerse en la isla y el intento no llegó a buen puerto, por lo que los humanos decidieron irse. Tras su salida, dejaron abandonados a unos gatos de su propiedad, los cuales no tuvieron otra opción que quedarse en ese ambiente y tratar de sobrevivir.

Al principio eran pocos los mininos de la isla: sin embargo, con el paso de los años se multiplicaron y se incrementó el número de habitantes. A esto se suma el acto irresponsable de muchas personas que abandonaron a sus mascotas gatunas en ese sitio.

En pocas décadas se creó un gran problema, ya que los gatos se caracterizan por su alta reproducción. Su periodo de gestación dura unos 63 días, no obstante, tienen hasta 4 o 5 crías por camada. Además, las gatas pueden entrar en celo en cualquier época del año siempre que se presenten las condiciones adecuadas, lo que acrecienta el conflicto.

Situación actual de la isla de los gatos abandonados en Brasil

Como hemos visto a lo largo de estas líneas, pocos gatos se convirtieron en muchos en un tiempo récord. Aunque no existe un censo que delimite la cantidad de estos felinos en la isla, en el año 2012 la población estimada era de un aproximado de 250 y se piensa que unos años después el número ascendió a por lo menos 750 michos.

Ante esta situación, organizaciones, voluntarios y población en general se unieron en la tarea de ayudar a estos pobres animalitos. Algunos gatos se castraron, otros se dieron en adopción, se construyeron refugios y bebederos para recoger agua de lluvia y se llevó alimento cada cierto tiempo en expediciones hacia la isla. Se había logrado controlar un poco la situación (o por lo menos se intentaba).

Por desgracia, la pandemia del 2020 acrecentó la problemática. Brasil ha sido uno de los países latinoamericanos más afectados por la COVID-19, con más de 24 232 casos hasta el 14 de abril de 2020 y cerca de 1378 defunciones. En esta etapa los gatos de la isla se desampararon de nuevo y se dejaron de alimentar, ya que las personas tenían miedo de contagiarse y se encerraron en sus casas.

De igual manera, la pandemia incrementó el número de abandonos de mininos en la isla. Algunos michos se quedaron sin tutores y otras personas solo vieron como opción dejar atrás a sus mascotas, ya sea por no poder mantenerlas o por conveniencia.

Las mascotas son seres vivos que necesitan cuidados y cariño: adquirir una significa contraer compromiso y responsabilidad.

Planes de acción

Los problemas presentados en la isla han preocupado a todos, incluyendo a los residentes de lugares aledaños, pero también a las organizaciones y al gobierno. Por suerte, se ha establecido un plan de acción para tratar de reducir el desamparo de mascotas.

Las entidades ya han implementado medidas y en la actualidad se cataloga como delito el abandono de los mininos en la isla, un crimen que se paga con prisión y con multa. También existen otros planes establecidos que involucran enviar expediciones con la finalidad de censar los animales, instalar cámaras de vigilancia para monitorear el sitio y castrar más gatos con el fin de frenar la reproducción.

Unos gatos callejeros bebiendo leche.

La isla de los gatos abandonados en Brasil es un problema serio que amerita un trabajo conjunto de la ciudadanía con las entidades gubernamentales para su solución. Las mascotas son seres vivos y tienen que asumirse como un compromiso, por lo que no es apropiado tomar medidas sin pensar en su bienestar.

Te podría interesar...
¿Los gatos se están convirtiendo en una plaga?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Los gatos se están convirtiendo en una plaga?

Los gatos se están convirtiendo en una plaga en algunos lugares del mundo, como Australia y Estados Unidos. Aquí puedes informarte sobre ello.



  • Echeverría, R., & Sueyoshi, J. (2020). Situación epidemiológica del COVID-19 en Sudamérica. Revista de la Facultad de Medicina Humana, 20(3), 525-527.
  • Ortega, S., Maldonado, M., Bejarano, L., & Freire, V. (2021). Infracciones, penas y multas por maltrato animal en América Latina. Socialium, 5(1), 226-241.
  • Pincheira, C. (2016). Estatuto jurídico de los animales en la constitución y leyes comparadas: breve recopilación del caso latinoamericano. Derecho y humanidades, 27, 95-118.
  • Stornelli, M. (2007). Particularidades fisiológicas de la reproducción en felinos. Revista Brasileira de Reproducción Animal, Belo Horizonte, 31(1), 71-76.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.