Hormigas de plata sahariana: ¿las más veloces del mundo?

Las hormigas de plata sahariana se mueven extremadamente rápido, por lo que pueden entrar y salir del calor evitando sufrir daños. Esta habilidad les permite alimentarse de los cadáveres de criaturas del desierto.
Hormigas de plata sahariana: ¿las más veloces del mundo?
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero el 27 diciembre, 2020.

Última actualización: 27 diciembre, 2020

Siempre que surge la pregunta de cuál es el animal más fuerte o más rápido, pensamos en elefantes y guepardos. Por sorprendente que parezca la respuesta a esta cuestión, cuando se mide la velocidad en relación a la longitud del cuerpo por segundo, surge un nuevo récord biológico: entre los seres vivos más veloces está una hormiga.

La especie que hoy te mostramos engloba a una serie de invertebrados prodigiosos: las hormigas de plata sahariana (Cataglyphis bombycina). Su velocidad es de 85,4 centímetros por segundo, pero esta no es la única característica llamativa de ellas.

¿Qué determina que la velocidad de la hormiga de plata sahariana sea récord?

Sorprendentemente, la distancia que recorre esta hormiga en un segundo corresponde a 108 veces la longitud de su cuerpo. En comparación, el guepardo solo puede recorrer 16 veces la longitud de cuerpo por segundo.

Vale la pena considerar que la velocidad récord de un atleta olímpico en 100 metros planos es de 10,43 metros por segundo, lo que corresponde a 5,5 veces su estatura. Si un hombre pudiera viajar a la velocidad de la hormiga de plata sahariana, su velocidad máxima sería de unos 738 kilómetros por hora.

En el mundo animal, la hormiga de plata sahariana clasifica en un digno tercer lugar entre los más veloces. En primer lugar está el ácaro costero de California (Paratarsotomus macropalpis) que recorre 322 veces su talla por segundo. De segundo está el escarabajo tigre australiano (Cicindela eburneola), con velocidad de 170 veces su longitud por segundo.

Hormigas en el desierto.

El control de la marcha es vital para mantener la velocidad

Un grupo de científicos efectuaron videos de alta velocidad de las hormigas corriendo en el desierto. Ellos concluyeron que el secreto está en la velocidad y el control de la marcha. Según este reporte, las hormigas de plata sahariana pueden balancear sus patas a velocidades de hasta 1300 milímetros por segundo.

Esta habilidad les permite extender su zancada de 4,7 a 20,8 milímetros a medida que alcanzan velocidades más altas. Resulta interesante conocer que, cuando la hormiga sobrepasa los 300 milímetros por segundo, sincroniza las 6 patas sobre el suelo a la vez.

Se determinó que los pies hacen contacto con el suelo por tan solo 7 milisegundos. Esto podría ayudar a minimizar el hundimiento en la arena. Por desgracia, hasta ahora no se conoce cómo la musculatura de las hormigas les permite moverse a velocidades tan alucinantes.

Montar piso en un ambiente hostil

Asombra saber que las hormigas de plata saharianas viven y se alimentan bajo condiciones de temperatura extrema en el desierto africano. En los días calurosos —con el suelo a temperaturas de 60 a 70 grados centígrados—, estas hormigas pueden alcanzar actividades de alimentación máximas.

Bajo estas condiciones, sus temperaturas corporales están en el rango de 48  a 51 grados centígrados. Gracias de su fisiología, estos insectos logran mantener su temperatura corporal por debajo del máximo de temperatura crítico, que para ellas es de 53,6 grados centígrados.

Las hormigas de plata saharianas tienen las mejores canas del mundo

El nombre que reciben estas hormigas de plata refiere al hecho de que resplandecen bajo el sol. Recientemente, científicos han demostrado que los pelos que cubren la parte dorsal del cuerpo de la hormiga son los responsables de su aspecto plateado.

Estos pelos no son cilíndricos, pues si se los corta transversalmente se ve que son triangulares y dos de sus tres caras poseen superficies corrugadas. Estas superficies les permiten una alta reflexión óptica la luz de rango visible y de infrarrojo cercano (NIR) del espectro.

Pero además, estas pilosidades maximizan la reflexión de energía infrarroja, es decir, de calor. Esos dos efectos explican las notables propiedades termorreguladoras de esta especie.

Las muchas adaptaciones de la hormiga de plata sahariana al desierto

Estas pequeñas hormigas son increíbles, sobre todo por los mecanismos que han desarrollado para adaptarse a las temperaturas abrasadoras de su entorno. Entre ellos, encontramos los siguientes:

  • Tienen patas más largas que otras hormigas: esto les permite mantener sus cuerpos más lejos de la arena abrasadora.
  • Sus cuerpos producen proteínas de choque térmico: esta expresión no es una respuesta al calor, sino que las poseen incluso antes de abandonar el nido. Esto les ayuda a obtener la máxima resistencia al calor.
  • Pueden rastrean al sol: así pueden estar siempre al tanto de la ruta más corta de regreso al nido.

Estas hormigas están cubiertas de pelos únicos, con una sección transversal triangular que mantiene sus cuerpos frescos al reflejar la radiación del sol y descargar el exceso de radiación térmica.

Hormigas de plata Saharianas.

Los tecnólogos están a la espera de que se dilucide el secreto de su resistencia al calor

Sin duda, las hormigas de plata saharianas encontraron varias soluciones biológicas para un problema de termorregulación. Una vez que la ciencia dilucide los mecanismos subyacentes, este conocimiento puede conducir al desarrollo de recubrimientos biomiméticos. Esto podría ser útil, por ejemplo, para el enfriamiento pasivo de objetos.

Te podría interesar...
El papel de la hormiga reina en las colonias
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El papel de la hormiga reina en las colonias

Entre los diferentes tipos de hormigas que viven en un hormiguero, se haya la hormiga reina... ¿Cómo es y cuáles son sus funciones?



  • Pfeffer, S. E., Wahl, V. L., Wittlinger, M., & Wolf, H. (2019). High-speed locomotion in the Saharan silver ant, Cataglyphis bombycina. Journal of Experimental Biology, 222(20), jeb198705.
  • Shi, N. N., Tsai, C. C., Camino, F., Bernard, G. D., Yu, N., & Wehner, R. (2015). Keeping cool: Enhanced optical reflection and radiative heat dissipation in Saharan silver ants. Science, 349(6245), 298-301.