La historia de Toby: ‘Cuando lo adopté estaba deshidratado’

Alba Muñiz 4 agosto, 2016

Relatos de mascotas que fueron abandonadas por sus dueños y luego encontraron una segunda oportunidad se repiten en distintas partes del mundo y quizá logren servir como ejemplo para ir revirtiendo la triste realidad del abandono animal. Hoy te traemos la historia de Toby, un Bóxer a los que sus propietarios dejaron amarrado a un poste.

Esta es la historia de Toby, un perro que tuvo otra oportunidad

La mala racha del can comenzó cuando la familia de la que creía formar parte se mudó y lo dejó atado a un palo con la promesa de venir a buscarlo prontamente. Pero esto nunca ocurrió, y el animal continuaba amarrado.

la historia de Toby 2
Fuente: Facebook Yamil Lasso

Una vecina del barrio San Cristóbal (Bogotá, Colombia) se apiadó del perro y comenzó a buscarle un nuevo hogar a través de las redes sociales.

Mientras tanto, Toby había sido desatado y deambulaba por las calles junto a un indigente y su estado se deterioraba día a día.

Hoy te contamos la historia de Toby, un perro de raza Bóxer que tuvo una segunda oportunidad después de que sus propietarios lo abandonaron dejándolo atado a un poste en un barrio de la capital de Colombia.

La foto en Facebook que cambió la suerte de Toby

Pero la historia de Toby cambió cuando vio su foto publicada en Facebook Yamil Lasso, quien de inmediato quiso adoptarlo.

Es que el perro abandonado le recordó a su mascota, Sam, también de raza Bóxer. “Parecen hermanos”, señaló Lasso, que se desempeña como ingeniero front end y diseñador web.

Fue así como los vecinos convencieron al vagabundo para que permitiera que el can se fuera con Lasso y tuviera una mejor opción de vida.

Cómo fue la recuperación de Toby

El hombre contrató un transporte adecuado para ir a buscar a Toby y lo trasladó muy rápidamente a una clínica veterinaria para que fuera atendido por los múltiples problemas de salud que presentaba. A saber:

  • Deshidratación.
  • Desnutrición.
  • Úlceras en la piel.
  • Testículos cortados de lado a lado.
  • Colmillos partidos por la mitad.

Finalmente, tras 15 días de internamiento, y por fin recuperado de sus lesiones, el animal pudo arribar a su nuevo hogar y conocer a Sam, su amigo perruno.

Conoce la nueva vida de Toby

Después de algunas escenas de celos de parte de Sam, con el correr de los días, los dos Bóxer se hicieron inseparables y viven felices junto a su familia humana.

Lasso señala que Toby se adaptó muy rápidamente a su nuevo hogar y no puede dejar de señalar su satisfacción por haberle dado al perro la oportunidad de recuperarse y de poder tener una vida plena.

Ojalá la historia de Toby sirva no solo para concienciar sobre la necesidad de la adopción de mascotas abandonadas, sino para fomentar la responsabilidad de los propietarios hacia sus animales de compañía.

Iniciativas a favor de los animales en Colombia

Si bien las buenas nuevas para Toby se dieron por iniciativa de un particular, es bueno destacar que en Colombia se está avanzando en los últimos tiempos en iniciativas para proteger a los animales.

Por ejemplo, a través de la recientemente sancionada Ley en contra del Maltrato Animal se establecen multas y prisión para aquellos que ejerzan violencia contra estos seres inocentes.

Por su parte, la Alcaldía de Bogotá anunció la inversión de unos 23 millones de euros destinados a promover temas como la adopción, la esterilización, la tenencia responsable de mascotas y para el combate del maltrato animal en sus diversas formas.

Algunos datos sobre los perros de raza Bóxer

la historia de Toby 3
Fuente: Facebook Yamil Lasso

De gran olfato y valentía, los Bóxer se crearon su buena fama como perros utilizados en casos de catástrofes y son también excelentes como canes de terapia.

Fieles, vigilantes, curiosos y activos, son animales dóciles e incapaces de dañar a su familia humana. Suelen ser algo sobreprotectores y nos alertarán de inmediato de las presencia de intrusos.

Y si bien son muy pacientes con los niños, pueden ser algo bruscos en los juegos, por lo que conviene estar atentos a la interacción entre ellos.

Fuente fotos: Facebook Yamil Lasso

Te puede gustar