Hablamos del hipertiroidismo en los gatos

El hipertiroidismo en los gatos es una endocrinopatía que suele manifestarse cuando alcanzan la tercera edad y que, en la mayoría de los casos, puede tratarse con éxito.

También conocida como alteración hormonal fisiológica, esta enfermedad es causada por un crecimiento –generalmente benigno– de la glándula tiroidea, ubicada en el cuello del animal, y que provoca un exceso de producción de la hormona T4.

Signos de hipertiroidismo en los gatos

gato fuente agua

Si tu gato tiene más de diez años, presta atención a estos detalles:

  • Hiperactividad o inquietud
  • Hambre y sed excesivos
  • Pérdida de peso
  • Alopecia
  • Acicalamiento obsesivo o nulo
  • Cambios en el carácter

Ten presente que es una patología que pueden desarrollar tanto hembras como machos y que la  edad promedio de un gato hipertiroideo es 13 años.

Consulta con el veterinario

Si sospechas que tu minino pueda estar padeciendo esta enfermedad, llévalo al veterinario de forma urgente.

Tras descartar otras patologías, una prueba clara de hipertiroidismo se obtiene a través de un análisis de sangre que mida la actividad de las hormonas tiroideas. Si los valores de T4 son altos, ya no habrá dudas.

Además, lo más probable es que el médico pueda palpar al menos uno de sus lóbulos tiroideos inflamados.

Confirmado el diagnóstico y según el grado que haya alcanzado la endocrinopatía, existen distintas posibilidades de tratamiento:

Medicamentos por vía oral

La medicación vía oral, si bien es efectiva a la hora de mejorar la calidad de vida de los felinos, no elimina la enfermedad. Pero es recomendable en animalitos de edad avanzada para evitar los riesgos quirúrgicos.

Cirugía

La tiroidectomía consiste en la remoción parcial o total de la glándula tiroides. A pesar de que elimina el problema de raíz, solo puede practicarse en animales en los que se descarten inconvenientes con la anestesia a causa de la edad. También hay que considerar posibles complicaciones cardíacas o disfuncionalidades del riñón o el hígado.

Yodo radiactivo

Por su parte, el yodo radiactivo –que no se utiliza en algunos países- sirve para localizar y destruir el tejido afectado sin recurrir a una intervención quirúrgica.

Posibles causas del hipertiroidismo felino

gato comiendo

Un estudio publicado en la revista de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (JAVMA) señaló en 2004 que existe una correlación entre gatos que son alimentados con comidas de lata con abrefácil y el desarrollo del hipertiroidismo.

Resulta que algunas latas de aluminio que utilizan este sistema están recubiertas de Bisfenol A, una sustancia que se transfiere a los alimentos ricos en grasa o aceites y que podría ser una de las causantes del hipertiroidismo en los gatos.

En los lugares donde no se utiliza el Bisfenol A, los casos disminuyen notablemente.

De todas formas, el 25% de los felinos que padecen esta enfermedad no comieron jamás comida enlatada.

Los mininos de interior, más propensos

Los gatos que viven a tiempo completo dentro de una casa son los que tienen mayores posibilidades de desarrollar esta endocrinopatía.

Por tal motivo, se ha especulado con que algún componente químico de la arena que utilizan para hacer sus necesidades o algunas sustancias que se emplean en el hogar, sobre todo para la limpieza, puedan ser las causas de esta dolencia.

No obstante, hasta el momento no existen pruebas concretas para demostrar una relación entre estos elementos y el hipertiroidismo felino.

Además de los factores ambientales, también están los genéticos. Hay razas menos proclives a padecer esta patología, como es el caso de la Siamesa y la Himalaya.

De todas formas, los casos van en aumento, más allá de que los mininos tienen más expectativa de vida en los últimos tiempos y que esta enfermedad se da en animales ancianos.

Calidad de vida para tu gato hipertiroideo

Si tu gato padece esta dolencia, es importante que lo trates para que pueda pasar sus últimos años con una mejor calidad de vida. Le evitarás deterioro muscular, vómitos y diarreas crónicas y, sobre todo, problemas cardíacos y de hipertensión.

Ten presente que el exceso de la hormona tiroidea afecta a la casi totalidad de los órganos y que, sin tratamiento, se convierte en una enfermedad degenerativa.

Procurarle el mayor bienestar en la vejez es también una buena forma de demostrarle a tu minino cuánto lo quieres.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar