Un grupo de bañistas salva la vida a 30 delfines

Virginia Duque Mirón · 16 enero, 2016

Dicen que los delfines son los seres más inteligentes del mundo, pero eso no implica que alguna vez vayan por el camino que no deben. Y eso mismo fue lo que le pasó a un grupo de 30 delfines en una de las preciosas playas de Brasil. Una vez más, hubo un pequeño grupo de humanos que demostraron una sensibilidad excepcional. ¿Quieres conocer la historia de cómo un grupo de bañistas salva la vida a 30 delfines?

En alguna playa de Brasil…

perro salva a un bebé delfín

Las playas de Brasil se conocen por su hermosura y por concurrencia, a veces extremadamente grande. En la playa en la que sucedió todo, había mucha gente, ¡y menos mal! Porque sin duda, esto fue de gran ayuda. Mientras un gran número de personas estaban tomando el sol, o algunas paseando por la orilla, de repente se vieron llegar varias aletas en la lejanía.

¿Serían tiburones? ¡No! Para nada, ¡eran delfines! Una manada de delfines se acercaba a gran velocidad hacia la orilla. Todos pensaron que casi al llegar a tierra se volverían hacia el mar, pero no fue así.

Nadie sabe lo que sucedió, por qué los delfines llegaron hasta la misma orilla. Quizá no vieron por dónde iban o tal vez una corriente los arrastró sin poder ir en su contra. Pero sea como sea, lo cierto es que en breves segundos, el grupo de delfines estaba casi en tierra seca.

La confusión

Los bañistas quedaron un poco implacables mientras observaban a los delfines. A estos animales se les conoce por ser juguetones y todos estaban aleteando y girando mientras movían su cola sobre la arena mientras el agua los golpeaba levemente.

Así que las personas que estaban alrededor no supieron distinguir si los delfines estaban jugando o si estaban en problemas. Pronto supieron la realidad.

El grupo de bañistas salva la vida a 30 delfines

No pasaron muchos segundos antes de que un bañista se diera cuenta de que los movimientos de cola no era un juego. Los delfines estaban luchando por su vida. Movían su cola y giraban sobre ellos intentando salir de la orilla y entrar de nuevo al mar, pero la arena mojada por el agua los hundía.

Este bañista, sin pensarlo, se acercó a la orilla y se metió en el agua hasta alcanzar a uno de los delfines. Lo tomó por la cola y empezó a tirar de él para poder introducirlo en el mar de nuevo.

Este movimiento fue un precedente para el resto de los bañistas que pronto entendieron la situación y se lanzaron al ruedo para ayudar en lo que pudieran.

Cada uno agarró un delfín por la cola y empezaron a tirar de él hasta llevarlo a una zona más profunda. En poco más de un minuto y medio, los 30 delfines estaban en zona segura en la que pudieron volver a nadar y regresar a su hogar.

Un acto de amor hacia los animales

¿Qué habrías hecho tú en una situación similar? Estamos seguros de que exactamente lo mismo. Aunque fue un esfuerzo para estos bañistas, la satisfacción de haberlo conseguido fue culminada con un gran aplauso.

Nos alegramos de que haya personas que no permanezcan pasivas ante los problemas de los demás, que estén dispuestas a mojarse, nunca mejor dicho, por ayudar a otros. Eso, sin duda, nos sigue dando esperanza de que el mundo algún día cambiará, de que no todos son malos y de que aún quedan resquicios de bondad en muchos corazones.

Estos delfines seguro que están muy, muy agradecidos a este grupo de bañistas que se esforzó y perseveró hasta que todos estuvieran a salvo. ¡Bravo, chicos!

Y recuerda lo que siempre te decimos: si ves a un animal en problemas, ayúdalo.

Como sabemos que una imagen vale más que mil palabras, queremos enseñarte el vídeo del rescate. ¡No te lo pierdas!