Golden Retriever: uno de los mejores perros para familias

El carácter tranquilo y dócil convierte al Golden Retriever en un animal muy sociable, inteligente y bondadoso.

Los animales de esta raza disfrutan de la socialización con personas y con otros animales. Por esa razón son buenos compañeros para los niños y las familias numerosas.

De forma parecida a los perros labradores, el Golden entiende su día a día como juego y diversión, exigiendo atención de su dueño para realizar actividad física.

Origen del Golden Retriever

golden retriever

Su historia es la de una raza creada para conseguir el perro de caza perfecto. Empezó a tener importancia en la sociedad británica de principios del siglo XX. Su nombre inicial era  “yellow flat coated retriever” (retriever amarillo de pelo liso). No tardaría en convertirse en un perro humanitario.

Su disposición amigable y sus continuos deseos de complacer lo han convertido en la tercera raza familiar más popular mediante registro en los Estados Unidos, el quinto más querido en Australia, y la octava raza más famosa en el Reino Unido. Poco a poco se ha ido extendiendo por todo el mundo.

El carácter del Golden Retriever

Su conocida capacidad para transmitir cariño y la bondad son muy celebradas por las personas incapacitadas que necesitan su ayuda. El Golden tiene una gran facilidad para el aprendizaje, son dóciles y es el animal perfecto para una vida en familia. No soportan la soledad, son juguetones y pacientes.

Es uno de los compañeros ideales de los niños, entre otras cosas porque no son nada agresivos ni territoriales, lo que convierte su carácter calmado y amigable en el ideal de un perro de familia.

Aunque el Golden Retriever se adapta perfectamente a vivir en apartamentos, hay que tener en cuenta que su tamaño, musculatura y carácter dinámico exige mucho ejercicio.

Su temperamento es tan atractivo como su pelaje, y es considerado como un perro familiar ideal para todas las edades. Tiene inteligencia, carácter amigable, alegría, elegancia, belleza. Es fácil de adiestrar y un animal muy versátil, válido para diferentes funciones, entre ellas perro de caza.

Aunque es muy cariñoso y mimoso, el Golden será agresivo si su vida o la de su amo corren peligro. Excepto en esos casos, sería muy raro ver la más mínima muestra de agresividad por su parte. Es hospitalario y acepta muy bien a los desconocidos y huéspedes, ocupándose de que tengan una buena acogida.

La necesidad de espacio

El hecho de que el Golden Retriever sea un perro ideal no significa que sirva para cualquier propietario, y sobre todo para cualquier lugar. Gracias a sus características se considera un buen perro para personas activas, amantes del deporte y de las salidas al aire libre. También es adecuado para ambientes familiares en grandes viviendas, sobre todo si tienen jardín o viven cerca del campo.

Si hay que buscar un inconveniente a los Golden, es precisamente eso, su hiperactividad. En su época de cachorros y hasta bien entrados en edad adulta juegan sin parar, todo el día, a todas horas. Les maravilla saltar, pasear, correr, meterse en el agua y en el barro, estar en compañía humana y tener mucho contacto.

Para personas serenas, calmadas, que buscan un compañero tranquilo, con seguridad no es la raza adecuada, por atractiva que sea.

¿Cómo evitar que se vuelvan hiperactivos? Haciendo que estén ocupados, realizando ejercicios, jugando a recoger la pelota u otros objetos, con paseos por el campo, etc.

Rasgos y apariencia física

golden retriever

El Golden Retriever suele ser un perro de talla media, con un cuerpo ligeramente más largo que alto y un denso y hermoso pelaje dorado que lo caracteriza perfectamente.

Tiene la elegancia que le proporciona su hermoso manto dorado. Es un animal  armonioso, bien proporcionado, poderoso, activo y de movimientos balanceados. Es muy conocida la expresión gentil y bondadosa de su rostro, signo inequívoco de nobleza, de entrega.

Su cabeza es proporcionada en relación al cuerpo, sin llegar a parecer muy pesada. Sus rasgos son de gran belleza, con unos ojos del tamaño perfecto, de expresión amigable e inteligente a la vez.

El hocico del Golden es ancho y profundo, con una mordida perfecta. Su cuello es musculoso, sin papada. Si observamos su cuerpo, veremos que es más largo que alto. La línea que recorre su espalda debe ser horizontal.