Gecko leopardo: cuidados

Tener un gecko leopardo en casa requiere de una preparación teórica y de recursos. Aquí te contamos qué necesitas.
Gecko leopardo: cuidados
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 25 febrero, 2022

El gecko leopardo (Eublepharis macularius) es nativo de los desiertos y llanuras rocosas de Afganistán, India y Pakistán. Al tratarse de animales de trato fácil y de aspecto llamativo, se han popularizado entre los amantes de los reptiles.

Como especie que no ha pasado por un proceso de domesticación, tener uno en casa supone adaptar su habitáculo a las condiciones necesarias para su bienestar. Esto requiere de amplios conocimientos sobre la especie y poseer los recursos necesarios para llevarlo a cabo. Si te acabas de embarcar en esta tarea, aquí encontrarás las directrices básicas.

Escogiendo al gecko leopardo

Más que un color u otro, que responden a gustos estéticos, debes preocuparte de la salud del animal. Es difícil que encuentres geckos en adopción (aunque es posible, así que infórmate de las asociaciones de rescate de exóticos de tu zona), así que tendrás que centrarte en encontrar un vendedor adecuado.

Si te decantas por la compra, ten en cuenta algo muy importante: estos animales deben provenir de criadores certificados, con todos sus papeles en orden y que jamás extraigan a los reptiles de su medio natural. De lo contrario, estarías perjudicando gravemente la biodiversidad del planeta y quizá incurriendo en un delito.

Por último, asegúrate de que el gecko goza de buena salud. Debes fijarte en que tenga buen peso, no porte restos de muda, no haga movimientos extraños y que se muestre activo. Si detectas cualquier signo de enfermedad no lo adquieras.

Alojamiento

La mejor opción es que te hagas con un terrario de cristal. El tamaño mínimo debe ser de 90 x 38 x 30 centímetros y se tiene que poder ventilar en su parte superior para garantizar la calidad del aire. Dentro de ella hay que cuidar varios elementos:

  • Sustrato: los mejores son el papel de periódico, papel de cocina, corteza de coco, corteza de orquídea o arena desértica. Nunca uses otros tipos de arena, como la de gato, pues te arriesgas a que la ingiera con su comida y sufra una impactación intestinal.
  • Temperatura: lo ideal es que haya unos 30ºC dentro del terrario. No obstante, debes proporcionar diferentes zonas dentro del mismo, de forma que el gecko pueda regularse a voluntad. El punto más frío no debe bajar de 21ºC. Puedes usar focos o mantas eléctricas.
  • Humedad: puesto que son reptiles de clima desértico, no necesitas una fuente de humedad constante. Durante la época de muda deberás humedecer el terrario para evitar la disecdisis.
  • Iluminación: al tratarse de reptiles nocturnos no suele ser necesaria una fuente de luz UVB. Sin embargo, es mejor que consultes con el veterinario sobre esto.
  • Decoración: dentro del terrario debes incluir un refugio para que pase el día, una fuente de agua, troncos para que trepe y alguna roca o superficie rugosa para que se frote y se quite los restos de piel durante la muda.

¿Puedo tener varios geckos en un mismo terrario?

Si deseas alojar a varios geckos juntos, recuerda hacer cuarentena con cada uno de ellos. Además, no conviene tener a más de un macho por grupo, pues son territoriales y podrían haber agresiones.

Por otro lado, también deberás aumentar el tamaño del terrario en función del número de individuos. Si tienes reptiles de diferente sexo, es posible que críen, así que trata de tener solo hembras.

Dieta del gecko leopardo

Estos reptiles son insectívoros, es decir se alimentan de insectos vivos que encuentran en su hábitat. Por tanto, deberás imitar esto para darle una dieta adecuada. Para ello puedes proporcionarle grillos y complementar con gusanos de seda, cucarachas, tenebrios y zofobas (gusano rey).

No olvides suministrarle una fuente de agua limpia y cambiarla todos los días.

Para suministrárselos, lo mejor es utilizar un recipiente anti escape. De esta manera evitarás que los insectos den vueltas por el terrario y estresen al reptil (o se escapen y tengas que buscarlos por casa).

Consideraciones

Los insectos no deben ser más grandes que la mitad de la cabeza del gecko. Para los juveniles, la frecuencia de alimentación debe ser de días alternos, pero los adultos se bastan con comer 2-3 veces por semana.

Nunca les proporciones más comida de la que puedan consumir en 15 minutos.

Recuerda recoger todos los restos de suciedad del terrario cuando terminen de comer. Alimentarles en un receptáculo vacío también es una opción que muchos prefieren.

Manejo

Un gecko leopardo con sus crías.

Por último, manipular a tu gecko leopardo es también algo que tienes que aprender para evitar estresarle y ser capaz de examinarle detenidamente para evaluar su salud. Lo primero que debes saber es que jamás debes levantarle por la cola, pues es posible que le causes lesiones y mucho dolor.

Además, tienen la capacidad de autotomizarse la cola, es decir, que pueden mutilarse para escapar en caso de que sientan peligro mortal.

El cuerpo del reptil siempre debe estar sujeto. Ya sea boca abajo o boca arriba, el vientre o la espalda del animal debe estar apoyado sobre tu palma. Si se debate o trata de morderte, sujeta su cabeza con dos dedos a la altura de la base del cráneo.

Y, por último, recuerda contar con la ayuda de un veterinario especialista en reptiles. Cada especie tiene unos requerimientos diferentes y es complicado mantenerles con buena salud en cautividad, así que no faltes nunca a las revisiones periódicas de tu clínica.

Te podría interesar...
12 enfermedades comunes en el gecko leopardo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
12 enfermedades comunes en el gecko leopardo

El gecko leopardo suele ser una mascota resistente, pero también es susceptible a ciertas enfermedades que amenazan su salud.



  • Johnson-Delaney C: Exotic Companion Medicine Handbook for Veterinarians. Lake Worth, Zoological Education Network, 2000, www.exoticdvm.com.
  •  Mader DR (ed): Reptile Medicine and Surgery. Philadelphia, WB Saunders Co, 1996.
  • Sakata, J. T., Gupta, A., Chuang, C. P., & Crews, D. (2002). Social experience affects territorial and reproductive behaviours in male leopard geckos, Eublepharis macularius. Animal Behaviour63(3), 487-493.
  • Szydłowski, P., Madej, J. P., Duda, M., Madej, J. A., Sikorska-Kopyłowicz, A., Chełmońska-Soyta, A., ... & Duda, P. (2020). Iridophoroma associated with the Lemon Frost colour morph of the leopard gecko (Eublepharis macularius). Scientific Reports10(1), 1-6.