Gato Peterbald

Alba Muñiz 23 enero, 2018
Se trata de un felino 'calvo', muy sociable y que ofrece un buen comportamiento junto a otras mascotas y a los niños; necesita, además, una serie de cuidados debido a su ausencia de pelaje, si bien, y a diferencia de otras razas lampiñas, no precisa de un aseo asiduo

¿Cómo te ves con un minino esbelto, lampiño, de ojos oblicuos y de orejas grandes y puntiagudas como mascota? Si la descripción te resulta interesante, quizá el gato Peterbald pueda convertirse en tu compañero ideal, ya que, además, es muy cariñoso y juguetón. Se trata de una de las tantas razas sin pelo que ha creado el hombre en los últimos años.

Un minino de San Petersburgo

El gato Peterbald –traducido al español es ‘Pedro calvo’– tiene su origen en Rusia, más concretamente en la mítica San Petersburgo, la segunda ciudad más poblada de ese país.

Su creadora es una jueza aficionada a los felinos, Olga Mironova, que en 1994 logró un minino sin pelo que ya se diferenciaba por entonces del popular Sphynx.

Como buscaba formas más ligeras, cruzó ejemplares de siameses, orientales y Don Sphynx, hoy conocida como Donskoy. Así nacieron los primeros gatos de esta particular raza, que pronto fue reconocida por las principales asociaciones felinas y que  fue ganando adeptos alrededor del mundo.

El gato Peterbald fue creado en Rusia a mediados de la década del ‘90 del siglo pasado y forma parte de las llamadas razas sin pelo. Es un minino elegante y de aspecto oriental que se caracteriza por ser muy cariñoso y dependiente de su dueño.

Características físicas del gato Peterbald

Este elegante felino doméstico puede ser absolutamente lampiño o presentar un pelaje muy fino e imperceptible, de uno a cinco milímetros. También hay ejemplares con un pelo que supera los cinco milímetros.

Gato Peterbald: comportamiento

Cada tanto, se da el caso de algún minino que no heredó el gen de la calvicie y tiene un manto normal. En cuanto a los colores, se admiten todas las variedades y combinaciones.

Otras características que describen al gato Peterbald son:

  • Tamaño: mediano.
  • Peso: entre tres y cinco kilogramos.
  • Cuerpo: alargado y musculoso.
  • Cabeza: triangular y proporcionada, de tamaño medio.
  • Ojos: almendrados y medianos, no demasiado prominentes y de color acorde con el manto.
  • Perfil: recto, sin stop.
  • Hocico: fino
  • Nariz: recta y larga.
  • Cola: larga y terminada en punta.
  • Extremidades: largas, como de bailarina.

Conoce el carácter del gato Peterbald

Tranquilo, estable, afectuoso y muy sociable son atributos que describen a la perfección el carácter del gato Peterbald. Es un animal que busca de forma constante que lo acaricien y lo mimen y que, en todo momento, reclama la atención de su dueño. Lo más probable es que lo siga por todos lados.

Dulce y amable, pero también activo e inteligente, este simpático lampiño suele mostrar interés por lo que sucede a su alrededor y adora jugar, en particular con su propietario.

Estamos ante un minino ideal para que viva dentro de la casa y que se adapta sin problemas a la presencia de otras mascotas. Además, suele ser muy paciente con los más pequeños del hogar.

Gato Peterbald: cuidados

Pero si el hogar queda sin presencia humana a diario y por varias horas, lo ideal es que este bello morrongo cuente con la compañía de algún otro representante de los felis catus. O, en su defecto, de un perro.

Protege a este felino del frío y del sol

Más allá de los cuidados específicos de las razas sin pelo, que deben permanecer a salvo del frío y del sol, el gato Peterbald no requiere de un aseo constante, a diferencia de otras razas gatunas lampiñas.

Su piel, en comparación con otros mininos calvos, produce muy poco sebo. Por tal motivo, bastará con limpiarlo con unas toallitas húmedas. El veterinario deberá indicarte las más apropiadas.

De todas formas, si deseas bañarlo, también puedes hacerlo, sobre todo en épocas de más calor. Para ello es conveniente que lo acostumbres desde pequeño al agua.

Por otra parte, siempre que le des una alimentación de calidad y acorde a su metabolismo y cumplas con el calendario de vacunación y desparasitación, tu minino no presentará, seguramente, graves problemas de salud. Su expectativa de vida oscila entre los 12 y 16 años.

Te puede gustar