Gato Elfo, el minino calvo de orejas curvas

Alba Muñiz 2 marzo, 2018
Se trata de un felino de reciente creación que aún no es reconocido como raza; este ejemplar, debido a su falta de pelaje, requiere de unos cuidados específicos, pues su piel tiene mayor tendencia a padecer problemas dermatológicos

Los seres humanos no dejan de jugar a ser dios e insisten en crear nuevas mascotas. Una de sus más recientes ‘invenciones’ surgió de cruzar a un minino Curl Americano con un Sphynx. El resultado fue el gato Elfo, un animal lampiño y con las orejas curvadas, cuyo nombre se debe al parecido que muchos le ven con ese ser mitológico.

Una raza reciente y de peculiar aspecto

Surgido en la primera década de este siglo en EE.UU., el gato Elfo aún no ha sido reconocido como raza por las principales asociaciones felinas. De momento se lo presenta como una variante del Sphynx.

Sus creadoras fueron Karen Nelson y Kristen Leedom. La idea que tuvieron fue generar un minino sin pelo como el Sphynx, pero que presentara las particulares orejas del Curl Americano.

El resultado fue este particular minino que parece salido de alguna leyenda celta, nórdica o germánica y que algunos hasta le ven cierto aire perruno en los rasgos de su cara.

Entre las distintas variantes de mininos sin pelo está el gato Elfo, un animal creado recientemente en EE.UU. y que presenta unas particulares orejas curvadas, que lo asemejan al personaje mitológico que le da nombre.

Gato elfo: características

Características físicas del gato Elfo

Las orejas de este minino son largas y puntiagudas, pero curvadas hacia atrás. Y es calvo o tiene un pelaje casi imperceptible al tacto y a la vista. Pero, además, el gato Elfo presenta las siguientes características:

  • Cuerpo atlético y musculoso, similar al Sphynx
  • Cara alargada, con pómulos prominentes
  • Piel arrugada alrededor de los hombros, las orejas y el hocico.
  • Cola larga y que se estrecha hacia la punta.

El peso de esta particular mascota oscila, por lo general, entre los 4,5 y los 7 kilogramos. Por otra parte, son aceptados todos los colores y patrones.

Un minino afectuoso y juguetón

Más allá de sus particulares características físicas, algunas de las palabras que definen a este original minino son las siguientes:

  • Inteligente
  • Amigable
  • Sociable
  • Afectuoso
  • Extrovertido

Es un animal muy activo y travieso, al que le encanta jugar y trepar a las alturas. Por eso es necesario proveerle de juguetes y opciones para escalar, antes de que destroce distintos elementos de la casa.

Gato elfo: cuidados

Si bien se adaptan a distintas situaciones y no tienen problemas para relacionarse con otras mascotas, el Elfo detesta quedarse solo. En este caso es conveniente que tenga un compañero felino, para sobrellevar mejor la ausencia temporal de su dueño.

Cuidados especiales para el gato Elfo

Como con todo gato sin pelo, hay que extremar la higiene y los cuidados. El minino tiene que ser bañado regularmente, para quitar el exceso de secreción sebácea que presenta su piel. Por eso es necesario acostumbrarlo de pequeño a esta rutina. También se pueden usar toallitas húmedas.

En cualquiera de los casos, se debe consultar al veterinario para que indique los productos adecuados para no afectar la sensible piel de este animal. Ten en cuenta que si el gato Elfo no es higienizado regularmente, además de volverse pegajoso al tacto y sucio a la vista, puede desarrollar problemas dermatológicos.

Y si bien suele ser una mascota saludable y sin grandes problemas genéticos, se debe evitar la exposición al frío y al sol. Hay que tener siempre presente que la ausencia de pelaje le hace padecer más las bajas temperaturas y lo expone a sufrir irritaciones o quemaduras solares.

Además, las áreas de la casa destinadas al minino deben permanecer bien aseadas, para evitar que contraiga alguna infección cutánea a causa de alguna bacteria.

Te puede gustar