Gatita permanece sin consuelo, llorando durante un año junto a la tumba de su dueña

Esta gata demostró que el vínculo con su dueña nunca se va a romper, pues la siguió acompañando incluso después de la muerte. ¡Descúbrelo!
Gatita permanece sin consuelo, llorando durante un año junto a la tumba de su dueña

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 27 abril, 2022

Las mascotas se convierten en la compañía incondicional de las personas desde el primer día. Pues, los llenan de un amor incondicional, los acompañan a todos lados y siempre están pendientes de protegerlos.

Además, aprenden a entender a la perfección sus estados de ánimo. Por lo tanto, los escuchan cuando lo requieren, hacen todo lo posible para ayudarles a superar los momentos de crisis y les hacen saber que nunca los abandonarán a pesar de que las circunstancias sean complejas.

Sumado a ello, los acompañan a realizar cualquiera de los planes que a las personas se les ocurran. Esto debido a que todo lo que quieren es fortalecer cada vez más el vínculo y estar seguros de que sus seres más amados están llenos de bienestar.

Y, lo mejor de todo, es que siguen demostrando ese apego irrompible, incluso cuando las personas ya no están en este mundo. Pues, está claro que ese vínculo les deja unas huellas imborrables en sus vidas y no están dispuestos a olvidar los recuerdos más hermosos que pudieron vivir juntos.

Tal como lo demostró una gata que nunca se quiso separar de la lápida en la que enterraron a su dueña más amada. En este artículo te contamos todo lo que sucedió en esta historia.



La gata que tomó la decisión de quedarse en la tumba en la que reposan los restos de su dueña

Una mujer y la felina en cuestión, se acompañaron durante una gran cantidad de años y construyeron la amistad más pura. Por esa razón, siempre estaban juntas en todo momento y se demostraban que se amaban con todo el corazón.

No obstante, a medida que la señora fue envejeciendo, comenzó a sufrir varios quebrantos en su salud. Debido a ello, un día cerró sus ojitos para siempre y dejó un gran vacío en el interior de la gatita.

Por eso, en consecuencia de lo cercanas que fueron durante toda la vida, los familiares decidieron llevar a la gatita al entierro. Pues, se negaban a que la felina y su dueña más amada no se pudieran dar un último adiós.

Sin embargo, después de ese día, la gatita quiso quedarse a vivir al lado de la tumba de la mujer. Tanto así que aunque los familiares la llevaron a su casa y prometieron brindarle todo el amor que merece, la felina siempre encontraba las maneras para escaparse y sentirse al lado de su dueña amada.

En consecuencia de ello, después de varios intentos, decidieron aceptar la voluntad de la gatita. Esto debido a que son conscientes de que su bienestar se verá afectado si no puede cumplir el deseo de estar al lado de la tumba de la señora.

La gata en la tumba.

El momento en el que un transeúnte quiso darle un hogar a la gata, pero ella no aceptó

Uno de los días en los que la gatita se encontraba junto a la lápida, Keli Keningau, un hombre que estaba pasando por el lugar, se dio cuenta de que el animal estaba a la deriva.

A raíz de esa situación, lo acarició y tomó la decisión de llevárselo a su casa para encargarse de él. No obstante, al poco tiempo de estar en el hogar, la gata se escapó y volvió a la tumba azul en la que tanto le gustaba estar.

De esa manera, el hombre también entendió que no existían ninguna manera para que la gata renunciara a pasar los días en ese sitio. A causa de ello, también respetó su decisión y no quiso forzarla.

Es así como la gata asiste todos los días por su propia cuenta a la casa en la que vivía con su dueña y los familiares se encargan de alimentarla. Después, se despide de todos y vuelve hasta la tumba a quedarse al lado de su dueña fallecida.

En aquel entorno se revuelca entre la tierra, tal como siempre hacía cuando salía junto a su dueña, maúlla para expresarle todo lo que la ama y duerme durante todas las noches. Pues, es el lugar que más la hace sentir tranquila.

La gata donde enterraron a su dueña.


Reflexión final

Esta historia deja en claro que las mascotas aman a sus dueños hasta el último momento de sus vidas. Esto ya que son conscientes de que siempre les brindaron un trato de calidad, las hicieron sentir importantes y las llenaron del cariño que tanto estaban anhelando.

Así mismo, demuestra que la independencia no les quita a los gatos la capacidad de ser cercanos a sus dueños. Pues, aunque les guste hacer muchas cosas por sí solos, también encuentran las maneras de expresarles a sus seres queridos todo lo relevantes que son para ellos.

Te podría interesar...
Un gato visita diariamente la tumba de su dueño
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Un gato visita diariamente la tumba de su dueño

La historia de Toldo, el gato que visita la tumba de su amo muerto a diario te conmoverá el corazón. ¡No te la pierdas!



  • Aguilar M. Guía de bienestar en animales de compañía [Internet]. México: PAOT; (s.f). [citado 20 de abril de 2022].

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.