En Florida mataron a más de 200 osos negros

Alba Muñiz · 15 enero, 2016

En un solo día, cazadores mataron a más de 200 osos negros en el estado de Florida, al sur de los Estados Unidos. La terrible noticia es el resultado de la apertura de la temporada de caza de estos animales, después de 21 años de prohibición.

Vía libre para la caza de osos negros

oso en la selva

A muchos humanos nos cuesta entender qué pasa por la cabeza y por el corazón de algunos congéneres que encuentran placer en asesinar a seres indefensos cobardemente.

La respuesta habrá que dejarla a profesionales del psicoanálisis, sin descuidar un marco legal que proteja cada vez más a todas las criaturas vivientes que habitan el planeta.

Mientras tanto, con la excusa de estabilizar la población de estos plantígrados y reducir los ataques que se estaban produciendo a personas y mascotas en áreas suburbanas, en Florida se optó por la opción más fácil, la de habilitar la cacería de los osos negros.

“Quizá ha llegado el tiempo de formular un código moral que gobierne nuestras relaciones con las criaturas del mar así como las de tierra firme. Que esto llegue a suceder es [mi] querido deseo.”

-Jacques Cousteau-

Los números del horror

Los datos aportados por la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna de ese estado norteramericano (FWC, por su sigla en inglés) indicaron que 207 animales fueron asesinados en la primera jornada.

Pero si bien, la temporada “del horror” para los osos negros se había abierto por 1 semana, debió suspenderse a las 48 horas, dado el furor por la caza que se había desatado.

Es que en ese corto período de tiempo ya habían sido aniquilados 298 osos, una cifra muy cercana al cupo de 320 que se había establecido.

La FWC había otorgado un total de 3778 permisos, autorizando a cazar un oso, a excepción de animales de menos de 100 libras (unos 45 kilogramos) o hembras con cachorros. De esta manera, se recaudó un total de 376.900 dólares.

En defensa de los osos negros

Numerosas personas defensoras de los derechos de los animales hicieron oír su voz ante esta decisión. Por ejemplo, el grupo ambientalista Speak Up Wekiva  había presentado una demanda para detener la cacería.

Sin embargo, George Reynolds, un juez del condado de León, desestimó la petición de los distintos grupos, atribuyéndole a la FWC el derecho a programar la temporada de caza.

De todas formas, los grupos proteccionistas protestaron ante las distintas oficinas de la Comisión para manifestar su oposición a la decisión de permitir la caza de osos negros después de 21 años de veda.

El oso negro, un animal que estuvo al borde de la extinción en Florida

Los osos negros se encuentran en 41 de los 50 estados norteamericanos. Y en 33 de ellos está permitida su caza con el objeto de controlar la población.

En Florida, hasta 3 años atrás, este plantígrado formaba parte de la lista de animales en peligro de extinción, ya que en los años ’70 del siglo pasado estuvo a punto de desaparecer.

En esa época, los osos negros no llegaban a 300. En la actualidad, se calcula que existen entre 2500 y 3000 ejemplares en ese estado sureño.

Pese a las críticas, la caza se habilitaría anualmente

Autor: M.Campo
Autor: M.Campo

Una de las principales críticas de los proteccionistas es que debió esperarse a realizar un sondeo oficial para calcular la población de osos negros en Florida antes de tomar la decisión de habilitar la caza. La última medición se había realizado en 2002.

Además, las entidades defensoras suponen que, finalmente, el número de osos abatidos fue mayor que el reportado oficialmente, dado que:

  • No hubo forma de contabilizar los animales heridos pero no rematados
  • No se pudo dar aviso con certeza a los cazadores que estaban en el bosque de que la temporada había finalizado antes de lo previsto
  • No se tuvo control sobre lo hecho por cazadores sin permiso

Pero, pese a la oposición de estos grupos y a la continuidad de sus acciones legales, la FWC ha manifestado su intención de abrir la temporada de caza de osos negros de manera anual.