Fiesta de cumpleaños para perros: tips para tener en cuenta

Laura Huelin · 2 octubre, 2018
Para que sea exitosa una fiesta de cumpleaños para perros hay que valorar que sus necesidades son diferentes a las del ser humano; hay que atender a factores como la comida, los invitados, la localización, los juegos, la seguridad...

Los canes son unos miembros más de la familia, por lo que podemos decidir hacer una fiesta de cumpleaños para perros como celebración de todos los años que pasamos juntos. Antes de hacer la tuya, no te olvides de tener en cuenta estos consejos:

Preparar una fiesta de cumpleaños para perros

Antes de preparar una fiesta de cumpleaños para perros debemos tener en cuenta que los cánidos no son humanos: ellos tienen necesidades diferentes a nosotros. Por lo tanto, debemos adaptar la fiesta a sus necesidades y no simplemente copiar una fiesta infantil.

Como los perros tienen el oído más sensible que los humanos, quizás no les resulte divertido que haya música. De la misma manera, su tracto digestivo no es el mismo, por lo que tendremos que preparar una comida adaptada.

Finalmente, la idea de diversión para ellos no es la misma que para nuestros niños: plantéate con qué juegos puedes amenizar la fiesta y que los animales puedan disfrutar. Incluso, si la localización de la fiesta es la mejor para nuestros amigos cuadrúpedos o si se lo pasarían mejor en otro lugar.

1. La comida

En todas las buenas fiestas hay comida. Sin embargo, los perros tienen unas necesidades digestivas diferentes a los humanos, por lo que habrá que adaptar la comida para asegurarnos de que no les provocamos problemas de salud.

Comida para perros en cumpleaños

El primer tip, e imprescindible si hay una fiesta de cumpleaños para perros en marcha, es que no haya ninguna comida azucarada o dulce al alcance de los animales. El azúcar es perjudicial para los perros, por lo que si le haces una tarta o galletas estas deberán ser saladas.

Hay muchas recetas de tartas, galletas o incluso smoothies adaptadas para perros. Además, siempre puedes darles de comer otros premios, como verduras y frutas crujientes, galletas industriales, un pienso de mejor calidad –y por lo tanto de mejor sabor– o tiras limpiadientes para que se entretengan royendo.

2. Los invitados

Todas las fiestas tienen invitados, incluidas las de cumpleaños para perros. Piensa en quién quieres invitar y si el grupo que se forme creará un buen ambiente. Normalmente, los perros tienen grupos de amigos formados en los parques en los que juegan, pero puede que haya un perro que cree conflictos con otros.

Las fiestas deben ser divertidas, agradables y memorables: al invitar a los animales, intenta asegurarte de que todos se llevan entre sí. No debe haber sitio para las peleas o conflictos en una fiesta.

Aunque la fiesta esté dedicada a los perros, recuerda que cada uno de ellos debe estar acompañado por su humano, y que este debe ser responsable en todo momento. Si el perro empieza a sentirse incómodo, el humano debería poder llevárselo; también debería guiarlo en los juegos que hagáis.

3. La localización

El lugar en el que decidas hacer la fiesta también es muy importante. Solemos pensar en hacer las fiestas de cumpleaños para perros dentro de casa, pero quizás los perros disfrutarían más de un paseo por el monte o de una guardería para perros que puedes alquilar durante una tarde.

Celebrar cumpleaños al perro

Depende del lugar en el que se haga la fiesta de cumpleaños para perros podrás invitar a más o menos animales: los perros se estresan fácilmente en medio de multitudes y debería haber mucho espacio para moverse, así como lugares alejados para relajarse.

4. Los juegos

Dependiendo de cuál sea vuestro plan para una fiesta puede haber tiempo para juegos. Pero una fiesta de por sí ya significa bastante estrés para los perros: te aconsejamos apostar por juegos relajantes y juguetes interactivos, en vez de juegos físicos en los que se corra mucho o se persigan cosas.

Un juego que los perros van a disfrutar enormemente es la alfombra olfativa: distribuye alimentos cortados en trozos muy pequeños en una alfombra con pelo largo y déjales usar la nariz para encontrar los que más les gusten.

Una variación de este juego puede consistir en esconder la comida en diferentes lugares de la casa: encima de las sillas, bajo los muebles, dentro de una caja…

Juegos para cumpleaños de perros

Los juguetes interactivos también son opciones interesantes: botellas expendedoras de premios, cajas rellenas de premios, huesos secos rellenos de paté, etc. Casi cualquier juego en el que intervenga la nariz va a hacer disfrutar a todos los perros presentes.

5. La seguridad

Ante todo, y como cada actividad que hagamos con nuestro perro, la seguridad es lo más importante: durante la fiesta no debería haber elementos o alimentos peligrosos para los canes. Tampoco deberían acudir perros que lo vayan a pasar mal: los animales con miedos, inseguridades o estrés no van a disfrutar del momento.

De la misma manera, si se celebra la fiesta en un parque o con un paseo por el monte, todos los perros deben ir bien atados, conocer el comando de la llamada y llevar identificación. Si estáis disfrutando del momento no debería haber riesgos de fugas, multas o que un perro huya y desaparezca.